El DOMUND del Año de la fe

Mons. Saiz Meneses Mons. Àngel Saiz Meneses   En este tercer domingo de octubre celebra la Iglesia la Jornada Mundial de las Misiones, conocida entre nosotros como el DOMUND. El Año de la Fe, a cincuenta años de distancia del inicio del Concilio Vaticano II, es un estímulo para que toda la Iglesia reciba una conciencia renovada de su tarea misionera. “La tarea de ampliar los límites  de la fe es un compromiso de todo bautizado y de todas las comunidades cristianas”, dice el  Papa Francisco en el mensaje para el DOMUND de este año, publicado el pasado 19 de mayo en una fecha sumamente misionera, la solemnidad de Pentecostés, que señala el inicio de la acción evangelizadora y misionera de la Iglesia primitiva.

En este mensaje, el Papa  recoge dos objeciones actuales a la tarea misionera de la Iglesia. La primera objeción es que en ocasiones todavía se piensa que proponer el Evangelio es violentar la libertad. Con palabras de Pablo VI, el Papa Francisco responde que sería un error “imponer” la fe, pero “proponer” a la conciencia de nuestros hermanos la verdad evangélica y la salvación ofrecida por Jesucristo, con plena claridad y con absoluto respeto hacia las opciones libres que luego pueda hacer cada persona, es un homenaje a esta libertad.  El Papa a aquellos que puedan creer que la actividad misionera es un forma de proselitismo, afirma que “la naturaleza misionera de la Iglesia no es proselitista, sino testimonio de vida que ilumina el camino, que trae esperanza y amor”.

La segunda objeción es que en muchas regiones tradicionalmente cristianas crece el número de los que son ajenos a la fe, indiferentes a la dimensión religiosa o animados por otras creencias. En este tiempo tan complejo de crisis de fe y de nubes amenazadoras en muchas otras áreas de la vida –dice el Papa-, “se hace aún más urgente el llevar con valentía el Evangelio de Cristo, que es anuncio de esperanza, anuncio de la cercanía de Dios, de su misericordia, de su salvación, anuncio de que el poder del amor de Dios es capaz de vencer las tinieblas del mal y conducir hacia el camino del bien”.

Repite el Papa Francisco una vez más en este mensaje que “la Iglesia no es una organización asistencial, una ONG, sino que es una comunidad de personas, animadas por la acción del Espíritu Santo, que han vivido y viven la maravilla de un encuentro con Jesucristo y desean compartir esta experiencia de profunda alegría, compartir el mensaje de salvación que el Señor nos ha dado. Es el Espíritu Santo quien guía a la Iglesia en este camino”.

El Pontífice termina su mensaje para el DOMUND expresando su gratitud a los misioneros y misioneras y a los fieles laicos –“cada vez más numerosos”, subraya- que se hacen servidores del Evangelio en tierras y culturas diferentes de las suyas. Y alaba la generosidad de las Iglesias jóvenes que envían misioneros a las Iglesias de antigua cristiandad, entre las que están las de nuestro país.

El deseo del Papa en este DOMUND del Año de la Fe es que “se haga cada vez más fuerte la relación con Cristo, el Señor, pues sólo en él tenemos la certeza para mirar al futuro y la garantía de un amor auténtico y duradero”.

+ Josep Àngel Saiz Meneses
Obispo de Terrassa

 

 

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 388 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.