«Queremos ser una herramienta para que la gente conozca la esperanza que representa África”

Plasencia Rafael MarcoRafael Marco es de Zaragoza y lleva como misionero de la Sociedad de Misiones Africanas (SMA) en Benín desde 1970 y en Níger desde hace dos años y medio. Ahora, tras 43 años en África, debe volver a España para ejercer como responsable en la casa de la Sociedad de Misiones Africanas, en Madrid.

¿Por qué quisiste ser misionero en África?

–Recuerdo que de niño era muy sensible a la gente que sufría y pensaba cómo podría hacer para ayudar. Eso me llevó al seminario de Zaragoza. Pasaron por allí misioneros de varias congregaciones y sentí que la misión era algo que me interesaba mucho. Mi intención desde siempre fue África, me atraía más que América Latina o Asia, me sentía mucho más conectado con ella. Finalmente vino un misionero que, por su sencillez y su manera espontánea de hablar, me llamó la atención. Venía de la SMA, y eso fue lo que me decidió. En marzo del 70 me ordené como sacerdote y en diciembre me vine a África.

¿Qué fue lo más difícil durante los primeros años?

–La lengua, una lengua de tonos muy difícil, pero que logré aprender. Por otro lado, la salud. Con mucha frecuencia tenía paludismo y los primeros años sufrí muchas crisis con fiebres muy altas. El hacerte a la vida y sentirte a gusto en otra esfera, otro mundo tan distinto, es un proceso difícil. Además, cuando yo llegué, hacía sólo 10 años que Benín se había independizado, y se vivía una exaltación de los valores nacionales. Habían vivido una experiencia muy dolorosa en la esclavitud y la colonización y, por ejemplo, la actitud de algunos sacerdotes africanos era a veces muy crítica, muy dura, con los misioneros.

¿Cuál es tu función como misionero?

–Intento vivir mi vocación misionera, con la gente, viviendo y trabajando muy cerca de ellos. Veo importante ser testigo de Jesús e intentar que la gente se interpele sobre eso que descubre en ti, como cristiano. La iglesia ha permanecido aquí con respeto, altruismo y generosidad y existe un trazo importante que ha marcado sin exigir nada, porque ha estado, ha hecho cosas y la gente que se ha querido convertir se ha convertido. Por supuesto, poder vivir y descubrir sus valores es un privilegio muy enriquecedor, además de descubrir una iglesia que nace y ver cómo la gente responde a este mensaje de Jesús, del Evangelio. Ver cómo nacen las comunidades es un regalo. Aunque, en la evangelización, Dios hace fructificar donde menos te esperas. En muchos pueblos es gente rechazada por la sociedad la que ha hecho nacer una comunidad cristiana.

La Sociedad de Misiones Africanas promueve la Animación Misionera, ¿por qué y para qué?

–El objetivo fundamental de la animación misionera es hacer presente la labor evangelizadora de la Iglesia. La Iglesia es misionera de por sí y toda esa dimensión universal de encuentro hacia el otro es muy importante dentro de ella. Queremos que sea una herramienta para presentar África, su cultura, su sabiduría, su iglesia en comunidad y, sobre todo, para que la gente conozca la esperanza que representa África y sus valores, porque no se conocen, es un continente desconocido. África tiene mucho que aportar, su manera de ser, su genio, su humanismo, su estilo comunitario de esa gran familia de Dios que representa, su espíritu… un espíritu fuera de todo el raciocinio occidental que posee mucha fuerza. Ese es un papel fundamental que tenemos, el recordar con nuestro testimonio y nuestra palabra que esta iglesia, estos niños, catequistas y comunidades aquí en Benín, existen, trabajan y viven la misma fe que nosotros, y que además lo hacen con una vitalidad y una profundidad de búsqueda de sentido del hombre africano, en lo religioso, en lo católico y en lo que Jesús puede representar en su cultura, que tiene mucho que aportar hoy a nuestra sociedad.

¿Hacia quién va dirigida la animación misionera?

–En un principio hacia toda la Iglesia. La gente quizás más privilegiada en esto puede ser la juventud, el clero o las distintas comunidades cristianas.

(Iglesia en Plasencia – diocesisplasencia.org)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43577 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).