“Fe + Caridad = Misión” DOMUND 2013

Mons. Ginés García BeltránMons. Ginés García Beltrán    Queridos hermanos y hermanas en el Señor:

La Iglesia es misión, nació para cumplir una misión, la misma del Señor: anunciar a todas las gentes el amor de Dios que es buena noticia. El mandato de Jesús: “Id al mundo entero y predicad el Evangelio” (Mc 16,15) sigue resonando en el oído de los creyentes y en el corazón de la Iglesia. El tiempo ha pasado pero la invitación sigue siendo nueva cada día. Hoy, como siempre, el mundo necesita escuchar el Evangelio de Jesucristo, aunque no lo sepa.

A nadie se le oculta que se hace urgente la evangelización de nuestra tierra, una tierra que hace dos mil años escuchó la predicación de los primeros apóstoles, y hoy parece haberla olvidado, o la rechaza como algo que no sea válido para vivir. Sin embargo, esta realidad no puede hacernos olvidar la llamada a la misión Ad gentes, a la primera evangelización de lugares y hombres que no conocen al Señor.

El DOMUND, cada año, nos recuerda esta llamada y exigencia que brota del mismo bautismo. No se trata de proselitismo, es un gesto de amor. Sí, sencillamente un gesto de amor. Evangelizar es decir al otro, decir a todos, que hemos encontrado el tesoro. Que los grandes interrogantes humanos, el sin sentido que, muchas veces, amenaza nuestra existencia, tiene respuesta: Jesús, el llamado Cristo. Anunciamos a Cristo muerto y resucitado. No tenemos oro ni plata, tampoco la solución a todos los problemas, pero tenemos un camino que lleva al hombre y a la humanidad a la plenitud de la vida. Si calláramos esta gran verdad, estaríamos faltando al amor a los hermanos, porque todos somos hermanos. El cristianismo configura la vida de los hombres y de los pueblos, es un caudal de humanidad, porque nuestro Dios se hizo hombre para mostrarnos la esencia de la verdadera humanidad.

La llamada a la misión, nos invita a reflexionar acerca del lema del DOMUND de este año: FE + Caridad= Misión. La fe y la caridad son las dos caras de una misma moneda. Sabemos bien que una fe sin obras es una fe muerta, el creyente por la fe aprende a darse al otro. El descubrimiento y la acogida de la nueva vida en Cristo, la vida del Espíritu, nos hace conscientes que la vida es para entregarla. Por otra parte, la práctica de la caridad hace tu fe más fuerte y la suscita en el que ve como vives, como actúas.

El testimonio de los misioneros es, en este sentido, muy claro. Dejando casa y tierra buscan al hombre allí donde está para anunciarle el Evangelio. Lo hacen con la palabra, por supuesto, pero también lo hacen con la práctica de la caridad. Esta caridad no es sólo dar al que lo necesita, sino vivir con aquellos a los que ha de mostrar el amor de Dios.

Cuántas historias preciosas podrían ilustrar lo que afirmamos. Además, no tenemos que ir muy lejos para descubrirlas. Son muchos los hombres y mujeres de esta tierra, que en cualquier rincón del mundo realizan el milagro del anuncio del Evangelio, que se hace pan, agua, medicinas, libros y educación, ternura, compañía. Ellos son el rostro del Dios que quiere con pasión al hombre, por eso se entregó y se sigue entregando en cada hombre y mujer que lo hacen presente con su vida.

El DOMUND no es sólo para saber o recordar; es un momento para la acción de gracias por los hermanos y hermanas que trabajan en países lejanos, y en ellos, por el don de la fe. Es momento para el compromiso, para la ayuda material y espiritual.

Queridos diocesanos, os invito a rezar por las misiones y los misioneros, y a prestar también nuestra ayuda a través de aportaciones económicas. Nuestra caridad no sólo les ayudará a ellos, sino que también nos ayudará a nosotros, al menos, irá sacándonos de una mentalidad egoísta y nos abrirá al mundo, a los hermanos.

 

Con mi afecto y bendición.

+ Ginés García  Beltrán ,

Obispo de Guadix.

 

Mons. Ginés García Beltrán
Acerca de Mons. Ginés García Beltrán 92 Articles
S. E. R. Mons. Ginés Ramón García Beltrán, nació en Lorca (Murcia), siendo natural de Huércal-Overa (Almería), el día 3 de octubre de 1961. Después de cursar estudios de Enseñanza Media en el Instituto de Huércal-Overa de 1975 a1979, ingreso en el Seminario Conciliar de San Indalecio, de Almería. Cursó estudios de Teología en la Facultad de Teología de la Compañía de Jesús en Granada. Tras obtener la graduación de Bachiller en Teología en 1984, es ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1985. Licenciado en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma en 1986. En 1987 cursó estudios de doctorado en Derecho Canónico en la misma Universidad, y especialización en derecho matrimonial en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Ha desempeñado el ministerio sacerdotal como párroco de Mojácar (1987-1989), Rioja (1993-1994), «Santa María de los Ángeles», de la Capital (1994-996). Capellán de las Religiosas de la Inmaculada Niña «Divina Infantita» (1993-1994) y de las Religiosas Siervas de los Pobres, Hijas del Sagrado Corazón de Jesús (1990-1992 y 2004 -2005). Arcipreste en la Capital (1994-1996). En 1996 Mons. D. Rosendo Álvarez Gastón le nombra Vicario General y Moderador de Curia, cargos en los que es confirmado en 2002 hasta 2005, por Mons. Adolfo González Montes, quien le nombra Canónigo Doctoral en 2003. Administrador parroquial de La Cañada y Costacabana (2005-2006); y de nuevo párroco de la importante parroquia de San Sebastián de la Capital de Almería, desde 2006. De 1989 a 1992 ejerció como Vicerrector del Seminario, Formador y Director espiritual en los Seminarios Mayor y Menor de Almería. Defensor del Vínculo y Promotor de Justicia (desde 1989). Delegado Episcopal en el Colegio Diocesano de San Ildefonso (1991-1994). Profesor (desde 1990) y Rector en el «Instituto Teológico San Indalecio» para la formación teológica y pastoral diocesana (1993-1997). Delegado Episcopal del IV Sínodo Diocesano (1996-1999). En el «Centro de Estudios Eclesiásticos» del Seminario Conciliar (afiliado a la Facultad de Granada) ha sido Jefe de Estudios (1996-2003), Profesor de Teología (1997-2003), y es actualmente Profesor Ordinario de Derecho Canónico (desde 2005). En el «Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Almería» (adscrito a la Universidad Pontificia de Salamanca), ha sido Profesor de Derecho Canónico y Síntesis teológica (2007-2008). Entre otros cargos que ha desempeñado, el Obispo de Guadix fue durante años Profesor de Religión en diversos Institutos de Enseñanza Media (1989-1994). Responsable de Formación Espiritual de grupos de matrimonios. Como miembro del Tribunal Eclesiástico, ha sido en diversas causas Juez instructor y «ad casum»; entre ellas en la Causa de los Mártires de Almería (2003). Representante del Obispado de Almería en Unicaja (2001-2007). Miembros del Consejo Presbiteral (1995-2006), Consejo Pastoral Diocesano (1995-2006), Colegio de Consultores (desde 1995), Consejo Diocesano de Asuntos Económicos (2003-2005) y Consejo Diocesano de Arte y Patrimonio (1997-2005). El 3 de diciembre Su Santidad el Papa Benedicto XVI nombró a Mons. Ginés Ramón García Beltrán como nuevo obispo de Guadix. El 27 de febrero de 2010 fue consagrado obispo en la Plaza de Las Palomas, de la ciudad accitana. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Permanete y Presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, desde el 12 de marzo de 2014. Anteriomente había sido miembro de la CEMCS y de la Comisión Episcopal de Patrimonio, desde 2010 a 2014. En la Asamblea de Obispos del Sur de España es el Obispo delegado para los Medios de Comunicación Social. El 13 de julio de 2016 fue nombrado miembro de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede.