Mons. Leonard: «la indiferencia social es peor que una clara oposición a la participación de los cristianos en la vida pública»

André-Joseph_Léonard_2012El arzobispo de Bruselas, Mons. André – Joseph Leonard, afirmó, en el marco de la celebración de la Asamblea Plenaria del Consejo de Conferencias Episcopales Europeas que “la separación de la Iglesia y el estado es buena y justa”. Lo que no es aceptable es “la presión que se ejerce en algunos lugares para que la religión se convierta en algo “puramente privado”. “La Fe se manifiesta de modo concreto, especialmente una Fe como la católica ya que Dios se encarna”. En estas jornadas, en las que los prelados europeos centraron su estudio en «Dios y el Estado. Europa entre la laicidad y el laicismo» Mons. Leonard destacó que “nuestra participación en el debate publico es insuficiente. Debemos intervenir más, con argumentos aceptables…En un parlamento no se puede intervenir de manera violenta sino con argumentos racionales».

En este contexto, Mons. Leonard afirmó que es preferible una oposición clara “ya que, con una oposición definida se puede debatir, argumentar mientras que esto no puede hacerse con una oposición indiferente, mórbida­­”

A propósito del ataque que sufrió el Arzobispo de Bruselas hace unos meses por parte de activistas del movimiento Femen, Mons Leonard tildó de “anecdóticos” estos sucesos “Si nos comparamos con los obispos de Pakistán, del Medio Oriente, etc, los ataque  que sufrimos en Europa son de poca relevancia, más aún, ese suceso ha tenido como consecuencia la apertura de muchos corazones a la iglesia por solidaridad”.

La presencia de la Iglesia en la sociedad, afirmó ‘no puede ser excesiva ya que provoca el sentimiento contrario, la vendetta, se trata de una presencia humilde pero más profunda.

(Agencia SIC)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43513 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).