Antonio Javier Reyes: «Osio es el creyente firmemente enamorado de Jesucristo»

Córdoba Antonio Javier ReyesEntrevista al Comisiario Internacional de Osio de Córdoba

Con motivo del 1700 aniversario de la proclamación del Edicto de Milán se celebrará en Córdoba, un Congreso Internacional de gran envergadura centrado en este insigne obispo cordobés, y que tendrá lugar del 28 al 31 de octubre. Por ello, Iglesia en Córdoba ha entrevistado al sacerdote y doctor en Teología Antonio Javier Reyes, Comisario de este congreso.

-¿Quién es Osio de Córdoba?

La figura de Osio de Córdoba ha pasado un tanto ensombrecida a partir de las noticias que nos han llegado por distintas fuentes. Sabemos que fue obispo de la  ciudad de Córdoba en torno a finales del siglo IV. Probablemente  pertenecía al clero de la ciudad local. El hecho es que su nombre  aparece muy pronto en las actas del concilio de Elvira y, sorprendentemente, nos lo encontramos junto al emperador Constantino en la Corte, desempeñando lo que excedía las funciones de un obispo de una iglesia local.

Por ejemplo, el Emperador delegó en él el hecho del reparto de trigo en el norte de África; y lo mandó también a intervenir en algunos asuntos que enturbiaban la paz del Imperio, como es el conflicto en la Iglesia de Alejandría, con un presbítero que predica una nueva forma de entender el misterio de Cristo, que es Arrio. De este modo, la figura de Osio comienza a tener un auge prácticamente insólito en lo que era el siglo IV, hasta el punto de que bien adentrada la polémica arriana y semiarriana, se dictaminne que deba caer junto con Atanasio y el papa Liberio, la otra gran columna de la ortodoxia en Occidente que es Osio de Córdoba. Sorprende que la figura de un personaje de tal envergadura sea poco conocida.

-¿Cuáles son los objetivos del Congreso sobre Osio?

El Congreso busca varios fines: lo primero es desempolvar la figura de Osio de Córdoba y arrojjar luz sobre lo que fue la política imperial o la teología política de  Constantino. De esa manera, también serviría para poner de relieve  cómo las iglesias de la Bética en el  siglo IV eran unas iglesias con una  sólida formación.

Otro de los fines es el que la Congregación para la Causa de los Santos pidió al Señor Obispo:  la celebración de un congreso de alcance internacional donde se pusiera de relieve la importancia que para el desarrollo dogmático tuvo Osio de Córdoba y poder ver si se podría reconocer su fama de santidad y hacerla extensible a la Iglesia Occidental.

-Estamos ante un evento de una gran magnitud cultural, de carácter internacional que contará con ponentes de gran altura, ¿qué puedes destacar al respecto?

Desde el Pontificio Consejo para la Cultura han estado interesados desde el primer momento, así como desde el Vaticano, pues se va a desplazar el mismo Bibliotecario Vaticano, el Cardenal Bruguès,  que va a inaugurar las sesiones del  Congreso. Asimismo, a nivel cultural yo creo que despierta gran  interés. Vendrán ponentes desde distintas zonas de España -Pamplona, Madrid, Murcia-, así como de la Universidad de Notre Dame, de EEUU, de la Universidad de Perugia, de la Sapienza de Roma, del  Pontificio Instituto Agustiniano para los Estudios de los Padres de  la Iglesia. Desde mi punto de vista,  no es un Congreso que vaya a tratar la figura de Osio de una manera  superficial, sino con mucha hondura, lo cual merece un respeto y una seriedad a la hora de intentar aprovechar cada una de las sesiones que como si fueran las piezas de un puzle, quieren perfilar la necesidad de poner en el lugar que se merece la figura de Osio de Córdoba.

-¿A quién va dirigido este Congreso?

Por un lado, va destinado a que los frutos del Congreso sirvan a investigadores y a estudiosos de esta época del cristianismo y de la historia de la civilización, sobretodo de la cultura europea. Pero luego, también el Congreso va destinado a la gente de a pie, al cristiano y a la persona sencilla, sin que tenga que tener grandes estudios, para que le ilumine sobre lo que son los orígenes del cristianismo en la Bética. Gente que esté interesada en descubrir las raíces de una fe que se ha hecho cultura y que ha generado cultura y vida a su alrededor.

-¿Qué tiene que decir Osio al cristiano del siglo XXI?

Osio tiene mucho que decir. A nivel personal yo diría que Osio más allá de su importancia en los avatares históricos, se presenta como un cristiano convencido de su fe, heredero de un legado de mártires que él lleva a gala y que él quiere también vivir. Yo creo que Osio es el creyente firmemente enamorado de Jesucristo que hoy se presenta para nosotros como un modelo de creyente, obispo y pastor.

(Iglesia en Córdoba – diocesisdecordoba.com)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42850 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).