Ante un nuevo curso pastoral 2013-2014 – Memoria y Esperanza

Mons. Vicente Jiménez ZamoraMons. Vicente Jiménez      Un nuevo curso pastoral es siempre una oportunidad de gracia, que el Señor nos concede para crecer en la vida cristiana y en el anuncio del Evangelio. Estamos llamados todos a poner en marcha la Programación Pastoral Diocesana, que es fruto de la Asamblea Diocesana de Laicos, que tuvo lugar en el Seminario de Monte Corbán, los sábados 22 y 29 de junio de 2013.

Año de la fe y después de la encíclica “Lumen fidei”. La nueva Programación Pastoral coincide con la clausura del Año de la fe, convocado por el Papa Benedicto XVI y que finalizará el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Jesucristo Rey del Universo. Durante este Año de la fe hemos recordado dos grandes acontecimientos de la
Iglesia, a los que tenemos que volver permanentemente: el 50º aniversario del Concilio Vaticano II y el 20º aniversario del Catecismo de la Iglesia Católica. El Año de la fe es “un tiempo de gracia que nos está ayudando a sentir la gran alegría de creer, a reavivar la percepción de la amplitud de horizontes que la fe nos desvela, para confesarla en su unidad e integridad, fieles a la memoria del Señor, sostenidos por su presencia y por la
acción del Espíritu Santo” ( Papa Francisco, Lumen fidei, 5).

La primera encíclica del Papa Francisco titulada Lumen fidei nos sirve de luz para el camino. “En la fe, don de Dios, virtud sobrenatural infusa por él, reconocemos que se nos ha dado un gran Amor, que se nos ha dirigido una Palabra buena, y que, si acogemos esta Palabra, que es Jesucristo, Palabra encarnada, el Espíritu Santo nos
transforma, ilumina nuestro camino hacia el futuro, y da alas a nuestra esperanza para recorrerlo con alegría. Fe, esperanza y caridad, en admirable urdimbre, constituyen el dinamismo de la existencia cristiana hacia la comunión plena con Dios” (Papa Francisco, Lumen fidei, 7) Pontificado del Papa Francisco. Vivimos también un especial tiempo de gracia para la Iglesia: el cambio de pontificado. La elección del Papa Francisco ha suscitado
una extraordinaria expectación en la Iglesia y en el mundo. En los meses que lleva de pontificado nos ha hecho llamadas muy importantes para la evangelización y misión de la Iglesia, invitándonos a salir a las periferias geográficas y existenciales.

Después de la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro. Ha sido una gran fiesta de la fe, un gran don de Dios a su Iglesia, que se debe convertir en compromiso para nuestra vida personal y comunitaria. Ha sido una Jornada eminentemente misionera, enmarcada en el Año de la fe y en esta hora de Nueva Evangelización. Su lema era: Id y haced discípulos a todos los pueblos”(Mt 29, 29). El Papa Francisco, en nombre de Jesucristo, nos envía a ser evangelizadores, sin miedo, y a servir la Buena Nueva de la salvación a todos los hombres. El verbo “salir” ha sido muy repetido en la JMJ de Río de Janeiro.

+ Vicente Jiménez Zamora

Obispo de Santander

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 254 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria. El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017. Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014. El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.