Un impulso renovado

martorell7Mons.  Julián Ruiz Martorell       Queridos hermanos en el Señor:  Os deseo gracia y paz.

El curso pastoral 2013-2014 va dando sus primeros pasos. Llega el momento del reencuentro con las personas y con las actividades, el tiempo de la planificación que nos permite revisar métodos, dar prioridad a determinadas acciones, sentirnos miembros de una Iglesia que peregrina por los senderos de la historia y experimenta la alegre esperanza de compartir vida y misión.

Estamos en el segundo estadio del Plan Diocesano de Pastoral 2012-2015. Se han llevado a cabo acciones que han actualizado los objetivos dentro de los tres grandes ámbitos del creer, del celebrar y del anunciar y vivir.

Solamente el Señor conoce los frutos de nuestro trabajo diocesano. Solamente Él puede recompensar el esfuerzo y la generosidad con la que se ha producido una siembra que deseamos sea fecunda. A Él nos encomendamos en esta nueva etapa.

La huella de la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro ha marcado intensamente el período estival. Los jóvenes han manifestado la alegría de la fe y el compromiso de vivir un testimonio cada vez más sólido. Surgen nuevas iniciativas, actitudes generosas y renovada disponibilidad para anunciar con decisión y alegría a Jesucristo, el mismo ayer, hoy y siempre, pero conocido y amado con mayor profundidad.

El 13 de octubre, dentro del contexto del Año de la Fe, se celebrará en Tarragona una solemne beatificación de aquellos que entregaron su vida como testigos apasionados de Jesucristo, mártires que experimentaron la violencia de quienes rechazaban la fe, hijos de la Iglesia que murieron perdonando a quienes les arrebataban la vida.

El 16 de noviembre todas las diócesis aragonesas participaremos en una peregrinación a la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. Acudiremos gozosos a agradecer la fe creída, celebrada, vivida y orada. Experimentaremos, una vez más, nuestra condición de Pueblo peregrinante de Dios y viviremos una jornada de comunión eclesial.

El 24 de noviembre se clausurará el Año de la Fe, en el que estamos viviendo la alegría de creer y el entusiasmo de comunicar la fe. El Año de la Fe comenzó el 11 de octubre de 2012, en el cincuenta aniversario de la apertura solemne del Concilio Vaticano II, y fecha en la que se celebraban veinte años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.  Aquel mismo mes San Juan de Ávila fue proclamado Doctor de la Iglesia, y se desarrolló la Asamblea General del Sínodo de los Obispos sobre el tema de “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

El magisterio del Papa Francisco, rico y expresivo en signos y palabras, nos ha entregado su primera encíclica “Lumen fidei”, texto orientativo, guía segura en nuestra común experiencia creyente. El Papa nos dice que es urgente recuperar el carácter luminoso de la fe, pues, cuando su llama se apaga, todas las otras luces acaban languideciendo. Creer significa confiarse a un amor misericordioso, que siempre acoge y perdona, que sostiene y orienta la existencia, que se manifiesta poderoso en su capacidad de enderezar lo torcido de nuestra historia.  Caminemos, con impulso renovado, guiados por la luz de la fe.

Recibid mi cordial saludo y mi bendición.

+Julián Ruiz Martorell, obispo de Jaca y de Huesca

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 381 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.