Peregrinación Diocesana a Tarragona

HoyoLopezRamonMons. Ramón del Hoyo López    Queridos fieles diocesanos:

1. Sabrán ya seguramente que el próximo día 13 de octubre serán beatificados siete nuevos mártires, en la Ciudad de Tarragona, que engrosarán el catálogo ya muy numeroso en la historia de siglos de esta Iglesia de Jaén.
Encabezados por el Obispo y Pastor de la Diócesis, D. Manuel Basulto Jiménez, completan este número otros tres sacerdotes: D. Félix Pérez Portela, D. Francisco Solís Pedrajas y D. Francisco López Navarrete; una religiosa de la Divina Pastora: Madre Mª Victoria Valverde González, y dos jóvenes: Manuel Aranda Espejo y José María Poyatos Ruiz, seminarista y miembro de acción católica respectivamente.
Acudirá un numeroso grupo de fieles diocesano, sobre todo de las localidades en que dieron su vida como testigos de su fe o ejercieron su ministerio pastoral. La inmensa mayoría lo harán coordinados por el Secretariado de Peregrinaciones de la Diócesis de Jaén y, otras, por medios particulares. Todos precisarán de acreditación para los actos de Tarragona. Pueden adquirirla o informarse en la oficia del Secretariado Episcopal para la Causa de los Santos, en el Obispado.
2. Les invito y animo, en los inicios de este nuevo curso pastoral, especialmente a los sacerdotes, a presentar a todos los fieles de forma especial a niños/as, adolescentes y jóvenes el significados que encierra este acontecimiento y el sentido del martirio en el cristiano.
Desde la Vicaría de Pastoral se les enviaron unos materiales el curso pasado, bajo el título Catequesis sobre los mártires del siglo XX en Jaén, además de mi Carta Pastoral: El Tesoro de los mártires que podrían ayudarles. Disponen también del esquema de una Hora Santa ante el Santísimo Sacramento, como acto preparatorio al de la beatificación.
El Catecismo de la Iglesia Católica afirma: “El martirio es el supremo testimonio de la verdad de la fe” (n. 2472). El seguimiento de Jesucristo incluye aceptar las persecuciones y el dolor por amor al Evangelio (cf. Mt 22, 9-14; Mc 13, 9-13; Lc 21, 12-19). Jesús nos advirtió que nuestras vidas estarían vinculadas a su destino. Una fe coherente puede llevar al cristiano hasta la efusión de la sangre. el mártir fortalece a toda la Iglesia y nos señala el camino de nuestra vocación: adherirnos íntimamente a Cristo hasta donde Él disponga.
3. Se trata, como podrán pensar, de un importante acontecimiento diocesano que no podemos dejar pasar sin participar en su riqueza y alegría. Hemos de dar juntos, como Iglesia, gracias a Dios. Por ello, el día 19 de octubre, a los seis días de su beatificación, celebraremos una solemne Eucaristía en la Catedral de Jaén a las 12:00 horas, con ese sentido de agradecimiento.
Quedan convocados a este acto especialmente los sacerdotes, personas consagradas y fieles de la ciudad de Jaén, además de otras representaciones diocesanas, como se les informará debidamente.
Celebraremos asimismo otras Misas de Acción de Gracias en el Santuario de la Virgen de la Villa, de Martos , el día 17 de octubre; en la Parroquia de la Encarnación, de Mancha Real, el día 25, también de octubre; en la Parroquia de la Asunción de Ntra. Sra., de Rus, el 3 de noviembre; en la Parroquia de San Andrés, de Villanueva del Arzobispo, el día 9; en la Parroquia de la Asunción de Ntra. Sra., de Orcera, el día 15, y en la Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, de Monte Lope Álvarez, el día 16 de noviembre.
4. Contemplemos todos estos actos en su conjunto como hora de gracia muy especial, para la Iglesia diocesana y nuestra sociedad. Su ejemplo e intercesión podrán estimularnos en este Año de la Fe, a favor de un nueva evangelización en este suelo y a vivir nuestra vocación con alegría y entrega desde el amor.
Necesitamos de estos testimonios de modo especial en estos momentos en los que, al tiempo que se difunde con fuerza una mentalidad laicista, nuestra sociedad se encuentra muy necesitada de reconciliación y esperanza.
Los mártires, que murieron perdonando, son el mejor aliento y estímulo para que todos participemos y vivamos en ese espíritu que brota del amor cristiano.
Recemos la oración propia par la próxima beatificación, y que Nuestra Madre del Cielo, Reina de los mártires, nos conduzca de su mano en este valle de lágrimas.
Con mi saludo agradecido en el Señor.
+ Ramón del Hoyo López, Obispo de Jaén
Mons. Ramón del Hoyo
Acerca de Mons. Ramón del Hoyo 149 Articles
Mons. Ramón del Hoyo nació el 4 de septiembre de 1940 en Arlanzón (Burgos). Cursó estudios en los Seminarios Menor y Mayor de Burgos, entre 1955 y 1963. Obtuvo la Licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad Pontificia de Salamanca (1963-1965) y el Doctorado en la Pontificia Universidad Angelicum (1975-1977). Fue ordenado sacerdote para la archidiócesis de Burgos el 5 de septiembre de 1965. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal lo desarrolló en la diócesis burgalesa. Comenzó como coadjutor de la parroquia de Santa María la Real y Antigua y Director espiritual de la Escuela media femenina “Caritas”, entre 1965 y 1968. Desde este último año y hasta 1974 fue Notario eclesiástico y Secretario del Tribunal Eclesiástico. Además, en el año 1972 fue nombrado Provisor-adjunto de la Curia de Burgos y en 1978 Provisor, cargo que desempeñó hasta 1996. También fue Vicario Judicial del Tribunal Eclesiástico Metropolitano desde el año 1978 y hasta 1993, cuando fue nombrado Vicario General y Canónigo y Presidente del Capítulo Catedral Metropolitano. Estos cargos los compaginó, desde 1977 y hasta su nombramiento episcopal, con la docencia en la Facultad de Teología del Norte de España, sede de Burgos, como profesor de Derecho Canónico. El 26 de junio de 1996 fue nombrado obispo de Cuenca y recibió la ordenación episcopal el 15 de septiembre del mismo año. El 19 de mayo de 2005 se hacía público su nombramiento como obispo de Jaén, diócesis de la que tomó posesión el 2 de julio de 2005. El papa Francisco acepta su renuncia al gobierno pastoral de esta diócesis el 9 de abril de 2016 y le nombra administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor,el 28 de mayo de 2016. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, de la que fue presidente de 2005 a 2011. Ha sido miembro del Consejo de Economía desde 2012 a 2017. También fue miembro de la “Junta San Juan de Ávila, Doctor de la Iglesia”, que se creó con el encargo de preparar la Declaración y la promoción de la figura del nuevo Doctor.