La nueva despensa solidaria de Cáritas Diocesana de Huesca atenderá a 200 familias necesitadas

Huesca Despensa SolidariaSustentado por voluntariado de Cáritas y en plena coordinación y colaboración con el Programa de Acogida de la entidad, Cáritas Diocesana de Huesca ha inaugurado un nuevo proyecto, la “Despensa Solidaria San Francisco Javier”, con el que se pretende dar respuesta al importante incremento de demandas de ayuda alimentaria y el evidente empeoramiento y precarización de la situación de las familias atendidas.

El acto de puesta en marcha de este nuevo centro ha estado presidido por el Obispo de Huesca, Mons. Julián Ruiz Martorell, y por la directora de Cáritas, Pilar Polo, este pasado lunes 16 de septiembre.

Respuesta integral y continua a situaciones de precariedad

Entre 2007 y 2012 el aumento en las demandas de alimentación y productos de primera necesidad a Cáritas Huesca se han disparado. Por ese motivo, se ha decidido dar un paso más en la respuesta a las necesidades detectadas en este ámbito, que, como señalan sus responsables, “pretende ser integral y continua, y compensar las carencias de la insuficiente oferta de recursos que cubran esta demanda en la ciudad”.

Las ayudas de primera necesidad atendidas por Caritas, realizadas a través del Programa de Acogida, se destinan principalmente a los gastos relacionados con la vivienda y los suministros (unos apartados que representan el 70% de los recursos invertidos en ese capítulo. No obstante, en el último año la demanda de apoyos para alimentación ha crecido hasta puntos alarmantes.

“Muchas familias –indican desde Cáritas Huesca– sufren un nivel de carencias tal que no pueden asegurar la manutención, por lo que este proyecto pretende ser un apoyo a esas familias y un desahogo de la labor del Programa de Acogida, garantizando la cobertura de necesidades básicas de un importante grupo de familias en situación de extrema necesidad”.

Canal para la solidaridad ciudadana

La “Despensa Solidaria San Francisco Javier” intenta ejercer de manera efectiva la “comunicación cristiana de bienes”, intentando canalizar la solidaridad de los ciudadanos, las empresas o las instituciones públicas y privadas hacia aquellos que más lo necesitan, poniendo en marcha un Centro de Distribución de Alimentos y productos de primera necesidad.

En los últimos años Cáritas Huesca ha sido testigo privilegiado de la ola de solidaridad que se ha movilizado frente a la crisis, y especialmente en lo que respecta al tema alimentario. Por ello, la “Despensa Solidaria” pretende ser un cauce para esa solidaridad y una respuesta integral y continua para las familias más golpeadas por la situación económica y social.

El proyecto se ubica en un local propiedad de la Compañía de Jesús, situado en la calle Sancho Abarca de Huesca, y que ha sido cedido temporalmente a Cáritas Diocesana temporalmente para el desarrollo de la iniciativa.

200 familias al mes

A través de la “Despensa” se acompañará a familias y personas solas que sean atendidas de manera habitual por los servicios de acogida de Cáritas y que tengan carencias en materia de alimentación, con el objeto de poder diversificar las ayudas económicas y poder ofrecerlas también en especie, con una periodicidad fijada.

Para ello, las familias, una vez que hayan solicitado acceder a la “Despensa” y comprobadas las condiciones que justifican su acceso al proyecto, recibirán una identificación temporal (de entre tres y seis meses renovables) para recibir los alimentos y productos de primera necesidad de manera quincenal. Los lotes que se distribuyan se ajustarán al número de miembros y circunstancias particulares de las personas beneficiarias.

Además de los usuarios que reciban alimentos de manera quincenal, también podrán acudir a la “Despensa” algunas personas de manera puntual con un vale de acogida.

La “Despensa Solidaria” se propone atender cada mes a unas 200 familias. El perfil mayoritario de los beneficiarios de este proyecto son familias españolas o inmigrantes con hijos menores a su cargo, que se encuentran en situación de desempleo de larga duración, que estén afincadas en la ciudad de Huesca y con dificultades económicas graves que impidan o dificulten su manutención.

Productos a distribuir

La “Despensa” se surtirá de productos donados tanto a través del Banco de Alimentos de Huesca como de colectas realizadas en parroquias o colegios, donaciones de particulares y empresas, y algunos alimentos de producción propia de Cáritas a través del proyecto de “Huerto Ecológico”, que suministrará verduras, y del taller “A todo trapo”, que elabora jabón artesanal.

También, gracias a la colaboración de la Diputación Provincial de Huesca y otras instituciones públicas se podrá asegurar el abastecimiento de la “Despensa”.

Voluntariado del proyecto

Para poder desarrollar la actividad de la “Despensa”, se cuenta con un grupo amplio de voluntarios, que aseguran los servicios de almacenaje, reposición y atención de las familias beneficiarias. En total, están implicadas en el proyecto un total de 20 personas voluntarias que contarán con el apoyo de una trabajadora de Cáritas durante la fase de puesta en marcha y consolidación del proyecto.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42890 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).