Comienza el nuevo curso pastoral bajo el signo de la caridad iluminada por la fe

Mons. Julian LópezMons. Julián López      Queridos diocesanos: Con el mes de septiembre nos disponemos a comenzar una nueva andadura de nuestra Iglesia legionense, el curso pastoral 2013-2014. Saludo cordialmente a los presbíteros, religiosos y religiosas y demás personas consagradas, seminaristas y fieles laicos que colaboráis en los organismos y actividades de la diócesis.

Deseo que os encontréis descansados y con el deseo de reemprender las tareas pastorales y de vuestra propia santificación con renovado empeño y la confianza puesta en Aquel que nos afianza, robustece y consolida (cf, 1 Pe 5, 10). La imagen que ofrecen las hileras de peregrinos que atraviesan la diócesis hacia Santiago de Compostela nos recuerdan aquellos versos de Antonio Machado: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar…”. De la misma manera nuestra Iglesia se dispone a reemprender la marcha guiada por la fe, sostenida por la esperanza y, especialmente en el nuevo curso, empeñada en la caridad.

En efecto, el curso pastoral 2013-2014, el quinto y último del plan diocesano 2009-2014, va estar dedicado al“fortalecimiento del compromiso caritativo y de la presencia pública de la Iglesia” como exigencia de la palabra de Dios escuchada y entendida para poder dar fruto (cf. Mt 13, 23) y dentro también de los fines delAño de la Fe abierto el 11-X-2012 y que será clausurado en la solemnidad Jesucristo Rey del Universo. Por eso el lema del próximo curso reza así: “La fe sin obras está muerta”, expresión tomada de la Carta de Santiago (2, 26). Tendréis ocasión de reflexionar sobre esta temática en la XII Semana de Pastoral, preparatoria del nuevo curso, que comenzará el día 9 de septiembre y cuya matrícula ya está abierta. Espero que la asistencia y el nivel de participación no sea menor que en años anteriores. Lo pide la importancia del compromiso caritativo tanto de las personas como de las comunidades e instituciones eclesiales, especialmente necesario hoy a causa de la crisis económica. Recordad también que el Año de la Fe es una buena oportunidad para intensificar el testimonio de la caridad (Carta Apost. Porta Fidei, 14). Desde aquí hago una llamada a los párrocos y a todas las personas que trabajan o colaboran en Caritas y en otras asociaciones y obras caritativas o sociales y a los numerosos voluntariados con fines asistenciales para que participen en la Semana.

El nuevo curso trae consigo algunas celebraciones: la beatificación en Tarragona de 21 mártires del siglo XX en España, oriundos de nuestra diócesis según los actuales límites (13-X-2013), el mil cien aniversario de la dedicación de la iglesia de San Miguel de Escalada (21-XI-2013), la clausura del Año de la Fe (24-XI-2014), y el 50 aniversario del VI Congreso Eucarístico Nacional en León que tuvo lugar del 5 al 12 de julio de 1964. Junto a estas citas del calendario que procuraremos atender en la medida de su importancia, al comienzo de este nuevo curso se renuevan los Arciprestes, el Consejo Presbiteral y el Consejo diocesano de Pastoral.

Estos cambios tienen su significado para la vida diocesana puesto que responden al espíritu de comunión jerárquica entre el obispo y el presbiterio en el caso de los Arciprestes y del Consejo del Presbiterio, y de participación institucional de todos los fieles en la misión de la Iglesia en el caso del Consejo de Pastoral. Motivos todos para dar comienzo al nuevo curso con renovadas ilusión y actitud de servicio, contando también con la ayuda del Señor y la intercesión de la Santísima Virgen del Camino y de San Froilán. Con mi cordial saludo y bendición:

+ Julián, Obispo de León

Mons. Julián López
Acerca de Mons. Julián López 166 Articles
Mons. D. Julián López Martín nace en Toro (Zamora) el 21 de abril de l945. Estudió en el Seminario Diocesano de Zamora y en el P. Instituto de San Anselmo de Roma, donde obtuvo el doctorado en Teología Litúrgica en 1975, como alumno del P. Colegio Español y del Centro Español de Estudios Eclesiásticos anexo a la Iglesia Nacional Española de Roma. Recibió la ordenación sacerdotal en Zamora el 30 de junio de 1.968. CARGOS PASTORALES Fue coadjutor de Villarín de Campos y cura ecónomo de Otero de Sariegos (1968-1970), coadjutor de la parroquia de Cristo Rey en Zamora (1973-1989) y, desde 1978, canónigo Prefecto de Sagrada Liturgia de la Catedral de Zamora y delegado diocesano de Pastoral Litúrgica, miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores desde 1984. Ha sido también consiliario diocesano del Movimiento Familiar Cristiano (1976-1986) y consiliario de la Zona Noroeste de este Movimiento (1980-1983). Profesor de Religión en el Instituto "Claudio Moyano" (1975-1976) y en la Escuela Universitaria de Formación del Profesorado en Zamora (1981-1983). Ha sido director del Centro Teológico Diocesano "San Ildefonso" y de la Cátedra "Juan Pablo II" (1984-1992); delegado diocesano para el IV Centenario de la Muerte de Santa Teresa de Jesús (1980-1982); Año de la Redención (1983-1984); Año Mariano Universal (1987-1988); V Centenario (1992) y Congreso Eucarístico de Sevilla (1993). Profesor de Liturgia y Sacramentos de la Universidad Pontificia de Salamanca (1975-1981 y 1988-1994), ha sido también Presidente de la Asociación Española de Profesores de Liturgia (1992-1995), habiendo impartido clases en las Facultades de Teología de Burgos (1977-1988) y de Barcelona (1984-1989). El 15 de julio de 1994 fue nombrado Obispo de Ciudad Rodrigo por el Papa Juan Pablo II, tomando posesión el 25 de agosto del mismo año. Cargo que desempeñó hasta su nombramiento como Obispo de León el día 19 de marzo de 2002, tomando posesión el 28 de abril. El 6 de julio de 2010 Benedicto XVI le nombró miembro de la congregación para el Culto Divino de la Santa Sede. En la CEE ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de 1996 a 1999. De 1993 a 2002 formó parte de la Comisión de Liturgia y desde 2002 a 2011 fue Presidente de dicha Comisión. Desde 2011 es miembro de ella