Señor, Tú eres nuestro refugio

Cartagena Lorca PlanesMons. José Manuel Lorca     El Señor nos da su Santo Espíritu para que tengamos la sabiduría de conocerle, de saber sus designios, para que nos podamos salvar. ¡Qué cosas más bellas escuchamos en la Palabra de Dios! Sólo con ese pensamiento bastaría para colmar todas nuestras ansias y llevarnos a una esperanza viva. Lo cierto es que en esa breve afirmación está encerrada una de las más grandes respuestas que necesita el hombre: saber que no estamos solos, que Dios mantiene su mirada permanentemente sobre nosotros y nos hace sentirnos seguros. Precisamente porque nos cuida nos dice la verdad y nos corrige, aunque nos duela. Lo más hermoso es saber que a Él le podemos llamar Padre, un Padre que nunca pierde la comunicación, que siempre tiene cobertura y nos ha demostrado, de generación en generación, como, cuando le invocamos, hace prósperas las obras de nuestras manos.

Por otra parte, aparecen palabras duras de Jesús en el Evangelio, que desconciertan a los que no conocen el estilo de Dios. ¿Qué nos está pidiendo Jesús? Sencillamente, que para ser discípulo hay que abandonarlo todo, se pide una libertad absoluta, que nada ni nadie le quite el puesto que debe tener Dios en tu vida. Lo que se le pide a un discípulo es estar enraizado en Cristo, edificado en Él, que sea el centro de nuestra vida. Sus palabras son exigentes, pero es comprensible que te exija sinceridad. Con Dios no se puede jugar, hay que ser transparentes, no podemos pretender usar con Él el engaño y la falsedad de entregarnos a medias. Jesús nos ha hablado claro: “quien no cargue con su cruz no puede ser discípulo mío”.

Para ser discípulos debemos dejarlo todo, renunciar a las cosas que no salvan; cargar con la cruz y seguirle; para ser discípulo, Cristo tiene que ser el centro de tu vida; tú ya no te perteneces, eres propiedad de Dios. ¿Qué quiere decir todo esto, que te quedas sin nada? No, que has salido ganando, porque quien a Dios tiene nada le falta. Sólo Dios basta.

Feliz domingo.

+ José Manuel Lorca Planes

Obispo de Cartagena

Mons. José Manuel Lorca
Acerca de Mons. José Manuel Lorca 334 Articles
Mons. D. José Manuel Lorca Planes nació en la localidad murciana de Espinardo, diócesis de Cartagena, el 18 de octubre de 1949. Curso los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor "San Fulgencio“ de Murcia. Es licenciado en Teología Bíblica por la Facultad de Teología de Granada. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1975. Recibió la ordenación episcopal en Teruel el 6 de marzo de 2004. Nombrado Obispo de Cartagena el 18 de julio de 2009, tomó posesión el 1 de agosto de ese mismo año. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades.