Pasión por la formación

Mons. José Leonardo LemosMons. J. Leonardo Lemos     La Iglesia, Madre y Maestra, ya desde los primeros siglos de su recorrido por nuestra historia, acompañándonos como peregrinos de la eternidad, se ha esmerado por formar a sus hijos.

A lo largo del tiempo ha utilizado todos los medios empleados en aquellos momentos. Primero, a través de cartas manuscritas, más tarde con los bellísimos códices y demás textos en pergamino. Una vez que se inventó la imprenta, por medio de los libros impresos – no nos olvidemos que ha sido la Biblia el primer libro elaborado por la imprenta-; hoy en día, a través de la radio, Tv, internet, los soportes digitales de todo tipo, los cursos on-line, etc.

Podemos decir que la Iglesia ha vivido desde siempre una gran pasión por la formación. En mi primera carta pastoral, con motivo del Año de la fe, os decía que era mi deseo constituir el Instituto de la familia para este nuevo curso; los cimientos están puestos y, pronto, con la ayuda del Señor, nos pondremos a caminar y a prestar este servicio a las familias y a todas esas realidades con ella relacionada: preparación para el matrimonio, cursos de formación y de preparación para una mejor orientación a los hombres y mujeres de hoy en toda la problemática relacionada con el matrimonio y la familia, sin descuidar la formación en valores, y sobre todo, en valores cristianos a los niños y jóvenes.

Además de esta realidad académico-formativa se abrirá el Centro de Ciencias Religiosas San Martin que iniciará su andadura en la que fue residencia de las Siervas de María, en la calle Maestro Vide, nº 2. Por medio de este centro procuraremos ayudar a la formación y preparación de los laicos, no solo para que puedan obtener la titulación necesaria para la docencia de la Enseñanza Religiosa Escolar, sino también para su formación humana y cristiana. Este centro queremos que sea una realidad abierta al mundo universitario.

Somos conscientes de que en un mundo como el nuestro, una de las dificultades principales que tiene la fe cristiana es la ignorancia creciente sobre las cuestiones religiosas. El cultivo de la inteligencia humana es uno de los caminos de acceso a la Verdad, y toda búsqueda que se abre al Misterio, y no se cierra en criterios ideológicos, es un servicio impagable a la vivencia auténtica de la fe, por eso la Iglesia, experta en humanidad, ha sido desde siempre amiga y aliada de las tareas educativas, porque quien educa a una persona la prepara para ser libre y vivir feliz, y además, la convierte en un buen ciudadano.

Aprovechémonos de estos medios que nos ofrece la Iglesia Diocesana y así prestaremos un magnífico servicio al hombre, y si nosotros no pudiéramos asistir, o quizás no nos interesasen sus cursos en estos momentos, sí podemos transmitir la información para que sean muchos los que participen de esa pasión por la formación que hará de todos unos trasmisores de la Verdad y de la Bondad que se encierran en la doctrina, auténticamente liberadora, de la Santa Iglesia.

+ J. Leonardo

Bispo de Ourense

 

Mons. José Leonardo Lemos Montanet
Acerca de Mons. José Leonardo Lemos Montanet 58 Articles
Mons. J. Leonardo Lemos Montanet nació el 31 de mayo de 1953 en la parroquia de Santiago de Barallobre, ayuntamiento de Fene, provincia de Coruña y diócesis de Santiago de Compostela. A los 9 años se traslada con su familia a Ferrol, por destino de su padre, donde realiza los estudios hasta el bachillerato superior. Cursó el COU en el Instituto Xelmírez de Santiago de Compostela al tiempo que realizaba el propedéutico en el Seminario Mayor. Cursará los Estudios Eclesiásticos, siendo ordenado Diácono en el año 1978. En septiembre de ese mismo año será nombrado Formador en el Seminario Menor Diocesano de la Asunción. Desde este momento es socio de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz. El 19 de mayo de 1979 será ordenado Sacerdote al servicio de la Archidiócesis de Santiago de Compostela por el arzobispo D. Ángel Suquía Goicoechea. Continuó como Formador del Seminario Menor, al tiempo que colaboraba los fines de semana en la parroquia de Nuestra Señora de la Merced de Conxo (Santiago), hasta septiembre de 1982 en que es enviado a Roma para ampliar estudios. Allí obtendrá la licenciatura en Filosofía Teorética por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y las diplomaturas de Arqueología Sagrada, Archivística y Biblioteconomía. Más tarde, obtiene el doctorado en Filosofía por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Roma, en junio de 1987, con la tesis Lo que llamamos ser humano. Ensayo sobre la antropo-ontología de Ángel Amor Ruibal. En el curso 1985-1986 empezará su actividad docente como profesor de Filosofía en el Instituto Teológico Compostelano y en el Seminario Menor de la Asunción, hasta la actualidad. Entre 1986 y 1988 ejercerá de capellán de la Residencia Universitaria Cristo Rey en Santiago de Compostela y profesor de religión en el Chester College International School. Desde septiembre de 1988 hasta junio de 2001 será Formador en el Seminario Mayor de Santiago de Compostela, labor que compaginará como sacerdote adscrito de la parroquia de S. Fernando, desde 1987 hasta la actualidad. Tras su etapa en el Seminario Mayor es nombrado Director Técnico del Seminario Menor Diocesano en el año 2001, cargo que desempeña en estos momentos. En el Instituto Teológico Compostelano, Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, desempeñará el cargo de Vicedirector desde 2007 hasta la actualidad, Director de la Biblioteca de Estudio Teolóxicos de Galicia, desde 1993 hasta 2007 y Director del Instituto Superior Compostelano de Ciencias Religiosas desde 2006. En diciembre de 2003 será nombrado por el Arzobispo de Santiago, D. Julián Barrio Barrio, Canónigo de la Catedral de Santiago de Compostela, ocupando el oficio de Canónigo-Secretario Capitular de la misma. El 16 de diciembre de 2011 la Santa Sede hizo público que S. S. Benedicto XVI lo ha nombrado nuevo obispo de Ourense.