La Virgen María, esperanza de salvación

Mons. Lluís Martínez SistachMons. Lluís Martínez Sistach      Este año la fiesta de la Natividad de la Virgen María coincide con el domingo. Es una fiesta mariana muy estimada en nuestra tierra. La tradición popular ha situado en este día la celebración de la fiesta de los santuarios marianos, entre nosotros especialmente aquellos que tienen sus raíces en las llamadas vírgenes encontradas. Por este motivo, hoy celebran su fiesta patronal muchos santuarios e incluso ermitas de nuestra tierra.

La piedad mariana es una de las herencias que hemos recibido de nuestra historia religiosa. En estos tiempos de tantas crisis de fe, los sacerdotes tienen la experiencia de cómo para muchos cristianos y cristianas, en los últimos momentos de su peregrinación terrenal, el recuerdo de la Virgen y de su devoción a ella –sea la de Montserrat, la de Nuria o cualquier otra- constituye una luz de fe y de esperanza, a la cual nadie, en aquellos últimos momentos, se niega a abrir el corazón.

De esta manera, la Virgen María es –siempre y todavía más en el momento de la muerte- “vida, dulzura y esperanza nuestra”, como decimos en la plegaria de la Salve. Uno de los textos de la misa de esta fiesta dice que es preciso que “la Iglesia se alegre en el nacimiento de la Virgen María, que fue para el mundo esperanza y autora de salvación”.

María ocupa un lugar privilegiado en la historia de la salvación y en la Iglesia, de tal manera que no cabe considerar la fe cristiana sin la presencia en ella de santa María. El misterio de la encarnación del Verbo es esencial en nuestra fe, y esta encarnación tuvo su realización en el seno virginal de María. María constituye la inefable intervención maternal, activa y generosa, en la misión del Hijo de Dios, que vino al mundo “por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación”.

Otro texto de la “Liturgia de las horas” de este día –una antífona del oficio de lecturas o maitines- dice lo siguiente: “Hoy es el nacimiento de santa María Virgen; ella, con su santidad, ennoblece a todas las Iglesias”. Un primer sentido fundamental de esta afirmación es que cada una de las Iglesias diocesanas es una realización, en un lugar concreto, de la Iglesia santa de Dios, y que María, que es un miembro eminente de la Iglesia en sí misma, ennoblece en consecuencia a todas las Iglesias, porque da a todas ellas aquello que es esencial en la misión del Pueblo de Dios: hacer presente el Cristo viviente en cada tiempo y en cada lugar.

Otro sentido, complementario del primero y también fundamental, es que María arraiga y, por decirlo así, ayuda a encarnar a Jesús y a su Iglesia en cada lugar. Quizá pueda sorprender a algunos la multiplicidad de los títulos de María, cuando para el creyente la madre de Jesús fue y es una persona única y muy concreta. Sin embargo, en un segundo momento, se alcanza a comprender que estos mil nombres o advocaciones de María en la historia y en la geografía cristianas constituyen como una nueva dimensión maternal suya, haciéndose cercana y como familiar en cada lugar y en cada cultura.

Esto, como el lector comprenderá, es una realidad muy clara en nuestras tierras catalanas. La fiesta de hoy constituye una oportunidad para dar gracias a Dios por la existencia de nuestras muchas ermitas y santuarios marianos y por el calor cristiano que en éstos se conserva, precisamente en unos tiempos difíciles para la fe cristiana.

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Articles
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.