Algunos rasgos del perfil humano de D. Manuel Ureña Pastor.

martorell7Mons.  Julián Ruiz Martorell      No resulta fácil describir la personalidad de Mons. Manuel Ureña Pastor. Me limitaré a sugerir algunos aspectos de su vertiente humana.

1º) Su enorme generosidad. Siempre está dispuesto a compartir lo que tiene. Se caracteriza por una gran capacidad de atención, de espíritu de servicio, de tal modo que cualquier persona se encuentre a gusto junto a él. En su residencia, siempre abierta y acogedora, ha recibido a destacadas personalidades eclesiásticas, a las grandes autoridades de las instituciones públicas, a los responsables del mundo empresarial y financiero. Y también se abre, con enorme libertad, para compartir su tiempo con cualquier sacerdote o seminarista, religioso o seglar con quienes dialoga, a quienes escucha y aconseja.       Comparte todo porque sabe que ha nacido para entregarse, para vivir por y para los demás.

2º) Su carácter emprendedor. Toma iniciativas que permiten abordar cuestiones complicadas. Es conocido su interés por el patrimonio histórico, artístico, documental y monumental. Gracias a sus gestiones se han realizado grandes obras en la recuperación, conservación y mantenimiento del patrimonio diocesano.

3º) Su gran corazón, sensible, cálido, abierto, comunicativo. Experimenta los rasguños del dolor, pero supera la aflicción. Siente profundamente, pero perdona entrañablemente. Comunica una gran empatía cordial.

4º) Su memoria receptiva, su capacidad de análisis, su gran inteligencia, su amplia cultura, son cualidades humanas que el Señor le ha concedido y que producen fruto abundante.

5º) Su fuerza de voluntad. Es capaz de ver con lucidez los objetivos y busca y encuentra los medios para alcanzar la meta. Es muy constante, con esa determinada determinación que le impide dejarse vencer por los obstáculos.

6º) Su pasión por la verdad. Su sólida formación intelectual es consecuencia de un esfuerzo continuo de profundización y apasionada búsqueda.

7º) Su objetividad, su sano realismo, que le hará comprender que todo lo que se escribe en este número especial es consecuencia del reconocimiento, del respeto y del aprecio sincero.

+ Julián Ruiz Martorell

Obispo de Huesca y de Jaca

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 381 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.