Comunicado oficial ante el trágico accidente ferroviario en Santiago de Compostela

Ante el acontecimiento triste y luctuoso del accidente ferroviario que tuvo lugar ayer a última hora de la tarde en las inmediaciones de la estación Santiago de Compostela, y que afectó y sigue afectando a tantas personas y sus familias, como también a la sociedad gallega en general en el día tan especial de su patrono Santiago, desde este obispado queremos expresar nuestra sincera condolencia a las familias de los fallecidos a la vez que pedimos por ellos y por los heridos y sus allegados, algunos de ellos de Ferrolterra.

Nuestro obispo, que se encuentra participando en la Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro, al saber de la trágica noticia ha enviado el siguiente mensaje: “Enterado del accidente ferroviario de Santiago, rezo por las víctimas y sus familia desde Río de Janeiro”. A la vez que nos informa que junto con el obispo de Lugo, Mons. Carrasco Rouco, concelebró una misa presidida por el cardenal Rouco Varela, pidiendo por las víctimas y sus familias. También nos comunica que el papa Francisco ha expresado sus condolencias y reza por las víctimas.

En la esperanza que nos da Cristo resucitado y suplicando la intercesión del apóstol Santiago, pedimos el descanso eterno para los fallecidos, consuelo para sus familias y una pronta recuperación para los heridos.

Mondoñedo-Ferrol, 25 de julio de 2013

Mons. Manuel Sánchez Monge
Acerca de Mons. Manuel Sánchez Monge 99 Articles
Mons. Manuel Sánchez Monge nació en Fuentes de Nava, provincia de Palencia, el 18 de abril de 1947. Ingresó en el Seminario Menor y realizó luego los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor Diocesano. Cursó Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde obtuvo en 1974 la Licenciatura, con una tesina sobre la infalibilidad del Papa y ,en 1998, el Doctorado con una tesis sobre "La familia, Iglesia doméstica". Fue ordenado sacerdote en Palencia el 9 de agosto de 1970. Fue Profesor de Teología en el Instituto Teológico del Seminario de Palencia (1975), Vicario General de Palencia (1999) y Canónigo de la Catedral (2003). Fue ordenado obispo de Mondoñedo-Ferrol el 23 de julio de 2005. En la Conferencia Episcopal Miembro de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada desde 2005 Desde 2008 es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar