II Asamblea General de la Acción Católica General: “Llamados a Evangelizar”

Mons. Carlos EscribanoMons. Carlos Escribano     Del 1 al 4 de Agosto se celebrará en Madrid la II Asamblea General de la Acción Católica General. Es la primera asamblea que se celebra la tras asamblea constituyente que se celebró en Valencia en 2009 y que dio lugar a la Nueva Acción Católica General que unifica tres movimientos antes existentes (Acción católica general de adultos, los jóvenes de acción católica y el movimiento junior), en uno solo movimiento nuevo con tres sectores: adultos, jóvenes y niños. De esta forma la Acción Católica General quiere responder a los desafíos nuevos de la Iglesia hoy, particularmente situada en las parroquias, y con una gran conciencia de la urgencia de ser testimonio eclesial evangelizador en las fronteras de nuestro mundo (familia, educación, trabajo, profesión, asociacionismo, ética, política…).

El tema de esta Asamblea es: “Ser y misión de la ACG. Llamados a evangelizar”. En el documento de trabajo elaborado para preparar el encuentro se profundiza en la identidad de la Acción Católica, en su importancia en la Iglesia en las actuales circunstancias y en su responsabilidad en la nueva evangelización. Es muy importante que este instrumento apostólico, en el que lo laicos tienen un especial protagonismo y que fue creado en su momento para potenciar la acción evangelizadora de la Iglesia en el mundo, actualice su presencia en la Iglesia española del siglo XXI. Es interesante destacar que la reflexión de esta Asamblea se realiza en el marco del 50 aniversario del Concilio Vaticano II, que en la “Apostolicam Actuositatem” nº 20 propone las notas que definen la identidad de la Acción Católica como tal, y en el  25 aniversario de la exhortación post-sinodal “Christifideles laici” de Juan Pablo II, en la que se subraya la importancia de la vocación y misión de los fieles laicos en la Iglesia y en el mundo y, en especial, su protagonismo evangelizador.

Esta II Asamblea dedicará un espacio a reflexionar sobre la importancia de la Acción Católica General como realidad parroquial. La inserción de la Acción Católica en la parroquia devuelve a esta a su ámbito natural y le permite insertarse en la pastoral ordinaria de la diócesis, no solo para acogerla desde fuera, sino para dinamizarla desde dentro. Estamos ante el reto de definir una pastoral misionera, como concreción de la nueva evangelización, en la que toda la Iglesia se encuentra inmersa y en la que la Acción Católica debe implicarse sin ningún tipo de reservas, con todas sus fuerzas y dedicación.

La Acción Católica de la diócesis de Teruel y Albarracín, que también participará en la Asamblea, ha tenido un gran protagonismo evangelizador a lo largo del Siglo XX. Protagonismo que hay que reconocer y agradecer en las personas que trabajaron generosamente a favor de la Iglesia y de la sociedad turolense en estos años y en las obras que emprendieron y de las que hoy somos nosotros herederos.

La participación en esta Asamblea de Madrid debe suponer, para nuestra Acción Católica General, un impulso renovado que les ayude a asumir plenamente las nuevas coordenadas en las que debe desarrollarse su labor. Y asumir así un compromiso evangelizador más eficaz en nuestra pastoral diocesana. El recuperar su implantación en las parroquias de la diócesis, el incorporar nuevos miembros en los tres sectores (adultos jóvenes y niños) buscando la continuidad en el proceso formativo y el asumir el protagonismo que le corresponde en la animación de la pastoral diocesana, deben ser retos que se vean iluminados por el trabajo y las reflexiones que se realicen estos días en el encuentro de Madrid.

+ Carlos Escribano Subías,

  Obispo de Teruel y de Albarracín

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 176 Articles
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.