Invitación a seguir la JMJ de Río de Janeiro

Mons. Saiz MenesesMons. Josep Àngel Saiz Meneses      Esta semana estará marcada, en cuanto a la información religiosa, por la celebración en Río de Janeiro de la Jornada Mundial de la Juventud. Por mi servicio –durante varios años- de obispo encargado de la Pastoral de la Juventud, en el seno de la Conferencia Episcopal Española, he tenido la ocasión de seguir esta iniciativa de las Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ).

Se trata, como se recordará, de una iniciativa del beato Juan Pablo II, el cual, en el mismo día en que comenzaba su pontificado, dijo a los jóvenes, en la plaza de san Pedro, que ellos eran “la esperanza de la Iglesia” y también su esperanza. Juan Pablo II tenía un don especial para sintonizar con los jóvenes, y ellos correspondieron. Por ello, las JMJ han quedado como una de las iniciativas que marcaron el largo pontificado -27 años- del Papa polaco.

La JMJ que vamos a vivir esta semana, a causa de la renuncia de Benedicto XVI y de la elección del Papa Francisco, ha quedado entre dos pontificados. Nuestro Papa emérito hizo suya la iniciativa de su predecesor y se hizo presente en las JMJ de Colonia, de Sydney de Madrid, una JMJ tan recordada entre nosotros, tanto por los actos previos en las diócesis como por los actos centrales en Madrid.

La JMJ de esta semana estará marcada por la presencia en ella del Papa Francisco, en su primer viaje internacional –al parecer, el único que realizará  este año- y por su visita al que ha sido “su continente”, el mundo latinoamericano. Prácticamente, pasará toda esta semana en aquellas tierras por él tan conocidas. Visitará el santuario mariano de Aparecida –una expresión de su profunda piedad mariana- y se reunirá con el CELAM, el organismo que agrupa a los episcopados latinoamericanos. También visitará una de las favelas de la ciudad de Río de Janeiro, él que con tanta frecuencia se hacía presente en las llamadas villas miseria del gran Buenos Aires.

Del jueves al domingo, el Papa estará dedicado a la JMJ, que estará marcada por la misión. Su lema es. “Id y haced discípulos a todos los pueblos”. Una de las personas que más van a rezar por los frutos de esta JMJ será sin duda el Papa emérito, Benedicto XVI, el cual en el mensaje a los jóvenes para convocarles a la Río de Janeiro insistió en el sentido comunitario de la misión, en que “nadie puede ser testigo del Evangelio en solitario”.

Por la lejanía del lugar de celebración de  este acontecimiento –y debido también a los efectos de la crisis económica-,  la participación de los jóvenes de nuestro país no será tan numerosa como en otras ocasiones. Las diócesis catalanas promovemos un encuentro de jóvenes cristianos en Llinars del Vallès, en comunión de oración y vida con el Santo Padre y con todos los que participen en Río de Janeiro, en conexión con los actos centrales, y sobre todo con el espíritu y las enseñanzas que el papa Francisco nos ofrezca..

A todos os invito a seguir este acontecimiento que es motivo de esperanza para todos los hijos e hijas de la Iglesia.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 375 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.