Sensibilizar a nuestra Iglesia y a la sociedad con las gentes del mar

Castrense Virgen-del-CarmenCon motivo de la fiesta de la Virgen del Carmen, el Obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez Zamora, ha pedido que esta jornada sirva para “sensibilizar a nuestra Iglesia y a la sociedad” sobre las necesidades de las gentes de la mar, y para apoyar “las justas reivindicaciones” de sus derechos.

En una Carta pastoral, Mons. Jiménez, recuerda que el mar “no sólo” es un lugar de disfrute de las vacaciones de verano, sino, “sobre todo, es el escenario de la vida de tantas personas” de la marina mercante y de la pesca que viven del mar, que “en él se afanan y faenan”, y que en este medio experimentan “sus riesgos y peligros” y donde también practican “la solidaridad y la fraternidad”.

En su escrito resalta que la Iglesia cántabra “quiere ser solidaria” con los gozos y esperanzas, con las angustias y tristezas de las gentes de la mar y desea “servir el Evangelio de la esperanza” a los pescadores, marinos y a sus esposas e hijos, apostilla.

Mons. Jiménez recuerda que la solemnidad de la Virgen del Carmen es una festividad “entrañablemente popular” en muchos lugares del interior de la Diócesis, pero especialmente es una fecha “muy significativa” para las gentes de la mar, que honran a la Virgen del Carmen como a la “Estrella de los mares”.

El Obispo ha titulado su Carta pastoral con el epígrafe, “Rema mar adentro; por tu Palabra echaré las redes”, en alusión al versículo evangélico que relata la escena de la pesca milagrosa en el mar de Galilea. Por ello, destaca que el Señor Jesús tuvo “una relación especial” con los pescadores de su tiempo, especialmente con los Apóstoles, que tenían este mismo oficio y recuerda que Cristo desarrolló una buena parte de su actividad evangelizadora en el mar de Galilea, o en sus orillas.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44782 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).