Las voces de la Iglesia en tiempo de crisis

Mons. Lluís Martínez SistachMons. Lluís Martínez Sistach     La Fundación Joan Maragall y Cáritas Diocesana de Barcelona organizaron, el pasado mes de abril, unas jornadas dedicadas a un tema muy actual: “Las voces de la Iglesia en tiempo de crisis”. Un deseo de realismo y de encontrar salidas a la crisis actual presidió las dos jornadas de trabajo, en las que pudimos escuchar el análisis de la situación actual desde la economía y la sociología. Y en la segunda jornada nos centramos en una mirada más específica desde la Iglesia, contando con la ayuda del cardenal Martino, presidente emérito del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz. Entre los ponentes estuvo Michel Camdessus, ex director del Fondo Monetario Internacional y presidente de honor de las Semanas Sociales de Francia.

La Iglesia ha de tener siempre una voz que signifique, que haga presente e inteligible el amor de Dios a los hombres y las mujeres de la humanidad, a pesar del mal, siempre tan presente y activo en la historia. La voz de la Iglesia en tiempos de crisis económica y de sufrimiento de muchísimas personas y familias nos ha de hacer tomar conciencia de la fraternidad humana, del hecho de que todos somos hermanos y que Dios es nuestro Padre, el Padre de todos.

Esto significa que estamos llamados a compartir nuestros bienes espirituales y materiales con los que pasan por momentos de necesidad, y no sólo como una exigencia de caridad, sino también de justicia. La voz de la Iglesia ha de recordar siempre un principio importante de su doctrina social: la dimensión y la función social de los bienes de propiedad privada.

La voz de la Iglesia en tiempos de crisis económica ha de ser una voz coherente, que se traduzca en una ayuda en las necesidades espirituales y materiales de los hermanos necesitados. “Hechos, hechos y no sólo palabras”, decía un jesuita catalán, el padre Jacint Alegre i Pujals, fundador del Cottolengo de Barcelona.

Esto es lo que hacen los cristianos aquí ahora. Cáritas, las parroquias, las congregaciones religiosas y las realidades de Iglesia procuran ayudar siempre y de forma creciente a personas sin trabajo, a jóvenes que no encuentran la primera ocupación, a familias sin vivienda o que han sufrido un desahucio, a los que necesitan alimentos, a los que ya no tienen el subsidio de paro, a aquellos a los que la crisis aboca a situaciones de angustia o de pérdida de la autoestima.

La voz de la Iglesia y de los cristianos no se reduce sólo a palabras, sino que se expresa con unas obras de misericordia coherentes con nuestra fe. Este es el tercer objetivo del Plan Pastoral de la archidiócesis para los años 2011-2015: la solidaridad como expresión de nuestra fe y de nuestro amor.

He de añadir que esta voz de la Iglesia que se expresa en obras ha hecho surgir una gran cantidad de iniciativas entre nosotros, que son fruto de la sociedad civil y de instituciones humanitarias y religiosas. Aumentan los voluntarios, aumentan las donaciones en dinero o en especies, y surgen muchas iniciativas de ayuda a las obras de la Iglesia, de ayuda a Cáritas por parte de instituciones de la sociedad civil. Asistimos a un despertar de la solidaridad. Y esto es un gran motivo de esperanza en medio del túnel por el que estamos pasando.

+ Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

Mons. Lluís Martínez Sistach
Acerca de Mons. Lluís Martínez Sistach 187 Articles
El Cardenal Martínez Sistach nace en Barcelona el 29 del abril de 1937. Cursó los Estudios Eclesiásticos en el Seminario Mayor de Barcelona entre los años 1954 y 1961. Fue ordenado sacerdote el 17 de septiembre de 1961 en Cornellá de Llobregat. Entre 1962 y 1967 cursó estudios jurídicos en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, doctorándose en Derecho Canónico y Civil. Terminados sus estudios jurídicos en Roma, fue nombrado Notario del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, cargó que ocupo desde 1967 a 1972. Desde ese mismo año y hasta 1979, fue Vicario Judicial Adjunto del Tribunal Eclesiástico de Barcelona, y de 1975 a 1987, Profesor de Derecho Canónico de la Facultad de Teología de Cataluña, en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona y en el Instituto de los PP. Salesianos de Barcelona. De 1979 y 1987 fue Vicario General de la archidiócesis de Barcelona. En 1983 fue elegido Presidente de la Asociación Española de Canonistas. CARGOS PASTORALES Fue nombrado Obispo auxiliar de Barcelona el 6 de noviembre de 1987. Recibió la ordenación episcopal el 27 de diciembre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo de Tortosa el 17 de mayo de 1991. El 20 de febrero de 1997 fue promovido a Arzobispo Metropolitano de Tarragona y el 15 de junio de 2004 a Arzobispo Metropolitano de Barcelona. El 6 de noviembre de 2015 el papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la archidiócesis de Barcelona, siendo administrador apostólico hasta la toma de posesión de su sucesor, el 26 de diciembre del mismo año. Es Gran Canciller de la Facultad de Teología de Catalunya y de la Facultad de Filosofía de Catalunya, y Presidente de la Fundación “Escola Cristiana de Catalunya”. Creado Cardenal en el Consistorio de noviembre de 2007. En la Curia Romana es miembro, desde mayo de 2008, del Pontificio Consejo para los Laicos, del que ya era consultor desde 1996; del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos de la Iglesia, desde 2002, y desde julio de 2006, es también miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, cargo para el que fue ratificado en mayo de 2008. Desde junio de 2010 es miembro de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede. El 9 de abril de 2013 la Generalitat de Cataluña le otorgó la Medalla de Oro. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro de la Junta Episcopal de Asuntos Jurídicos, de la que ya fue miembro desde 1987 al 2005 y Presidente de 1990 al 2002. Formó parte del Comité Ejecutivo de 2005 al 2011, año que fue elegido Presidente de la Comisión de Liturgia para el trienio 2011-2014. Desde este último y hasta diciembre de 2015, era miembro de la Comisión Permanente.