“Los jóvenes son agentes privilegiados de esta nueva evangelización»

Madrid Gregorio Roldán delegado juventudarchimadrid.org

Gregorio Roldán es el Delegado de Infancia y Juventud de la diócesis de Madrid. Con él hablamos de la próxima Jornada Mundial de la Juventud que se va a celebrar en Brasil, presidida por el Papa Francisco, y en la que va a participar una representación de la diócesis, al frente de la cual estará el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela.

P.- La Delegación de Infancia y Juventud lleva mucho tiempo preparando la participación de la diócesis en la próxima JMJ que se celebrará en el mes de julio en Río de Janeiro, presidida por el Papa Francisco. ¿Desde cuándo, y cómo, la venís preparando? ¿Cómo van los trabajos? ¿Qué falta por hacer?

R.- Desde el mes de septiembre pasado comenzamos a convocar a los responsables de pastoral de juventud de nuestra Archidiócesis de Madrid. Son dos los aspectos que hemos tenido presentes en esta preparación: los pastorales y los de logística. Con la divulgación del mensaje de Benedicto VXI para la Jornada en Río, dimos a conocer los acentos que el Papa pone en su mensaje “Haced discípulos a todos los pueblos”. La preocupación de la iglesia es la falta de evangelizadores que, siendo testigos de Jesucristo, atraigan hacia Él a aquellos que son buscadores de la Verdad. Los jóvenes son agentes privilegiados de esta nueva evangelización por el entusiasmo y convencimiento que tienen en el seguimiento del Señor; son auténticos comunicadores de la alegría de la fe.

Los aspectos logísticos, siendo secundarios, se convierten en imprescindibles para el buen desarrollo de la participación de los jóvenes en esta acción de tanta envergadura que la Iglesia les propone: el traslado en avión hacia Brasil, los autobuses para desplazarse en Sao Paulo, Aparecida y Río de Janeiro, la alimentación, los alojamientos, los seguros, etc.

P.- Hace poco se ha celebrado una reunión con jóvenes que ya se han apuntado para participar en la JMJ. ¿Cuántos van desde Madrid? ¿Cuál es su perfil?

R.- Desde el mes de septiembre hemos tenido diversas convocatorias para ir perfilando los diferentes aspectos que conllevan la preparación y ejecución de la Peregrinación. Hasta el momento, con la Peregrinación que preside nuestro Cardenal Arzobispo van más de doscientos peregrinos mayores de dieciséis años que, junto con sus responsables de pastoral de parroquias, y otras instituciones eclesiales, vivirán la experiencia de la vida de la Iglesia, su historia, con jóvenes brasileños.

P.- En Brasil vais a participar en los `días en la diócesis`. También está previsto un encuentro en Aparecida, y luego los días centrales presididos por el Papa Francisco. ¿Cuál es el programa de actos en los que van a participar los jóvenes madrileños? ¿Cuándo está prevista la salida hacia Brasil? ¿Cómo esperáis vivir estos días?

R.- Cuando se organiza una actividad pastoral, tenemos costumbre de realizarla en quince días, ya que en este tiempo los jóvenes van preparándose espiritualmente para alcanzar el objetivo propuesto en cada acción. En esta ocasión, viviremos dos momentos importantes antes de llegar a Río de Janeiro para participar en la XVII JMJ. El primero de ellos es la estancia en la Archidiócesis de Sao Paulo. Allí nos encontraremos con la comunidad cristiana de la región eclesiástica de Santa Ana, al norte de la Ciudad. Nos esperan con gran sentido de la Acogida cristina, nos hospedarán en familias, y desde las parroquias nos acompañarán en las diferentes actividades de la llamada Semana Misionera. Será una semana muy interesante, pues los jóvenes madrileños encontrarán a unas personas que viven la misma fe confesada. También, se encontrarán con realidades diferentes a estas nuestras de larga tradición católica.

Después, pasaremos por Aparecida, donde estaremos un par de días. Será la preparación inmediata a nuestra participación en la Semana de Río de Janeiro. Aquí, en la Catedral de Aparecida celebraremos la Eucaristía, que presidirá el Cardenal Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal con otros grupos de jóvenes españoles que también harán su peregrinación por aquellos lugares de Brasil. Celebraremos el Sacramento de la Reconciliación, y compartiremos con grupos de brasileños diferentes aspectos culturales. Desde el 15 al 30 de Julio, los madrileños vivirán una experiencia de Comunión eclesial que les permitirán el encuentro con Jesucristo en el gran acontecimiento de Río.

P.- Esta será la primera JMJ presidida por el Papa Francisco. ¿Qué crees que aportará a la misma? ¿Cómo crees que van a responder los jóvenes?

R.- Sucedió en Colonia, una JMJ que fue convocada por el papa Juan Pablo II y presidida por el papa Benedicto XVI. Ahora, esta JMJ de Brasil ha sido convocada por el papa Benedicto y será presidida por el papa Francisco. Es verdad que se han introducido algunos acentos nuevos, como por ejemplo la Adoración en la Vigilia. El papa Benedicto siempre decía que él no era el centro de la JMJ, sino que más bien él indicaba el camino a seguir para el encuentro con el Señor Jesús. Lo mismo hará el papa Francisco. Sí es verdad que él pondrá su peculiar acento desde su rica personalidad. Y aquí encontraremos la novedad – quizá la más esperada- en el modo de anunciarnos a Cristo y la manera de invitarnos a ser evangelizadores.

P.- Desde Madrid se ofrece a los jóvenes que aún no lo tengan decidido la posibilidad de asistir a la JMJ que se celebrará en Río. ¿Qué le dirías a un joven que se lo está planteando? ¿Cuáles crees que pueden ser los principales motivos para no asistir a la JMJ de Brasil? ¿Desde la Delegación de Juventud se les puede ofrecer algún tipo de ayuda económica?¿Hasta cuándo se pueden apuntar los que están indecisos?

R.- Que no lo dude. Si es así, que piense que el Señor a través de su Iglesia le está proponiendo algo nuevo. Es posible que algunos responsables de pastoral en comunidades cristianas tengan cierto temor a viajar a Brasil por la falta de seguridad, porque en estas circunstancias de crisis económica es un error hacer un gasto que no tiene frutos inminentes, etc…. Pero, es necesario encontrar razones más allá de estas prevenciones: la necesidad que tiene la Iglesia en Brasil de revulsivos que animen a unos y a otros a seguir el Camino del Señor, la posibilidad de enriquecimiento mutuo en el “intercambio” de experiencias pastorales, espirituales, de iniciativas nuevas para la propagación del evangelio, la posibilidad –como viene sucediendo en cada JMJ- de que el compromiso de los jóvenes madure y sus respuestas sean sorprendentes para el mundo de los adultos.

La “Deleju”, por indicación del Cardenal Arzobispo Antonio María Rouco Varela, siempre ha dispuesto ayudas económicas para aquellos jóvenes que por razones diferentes no pueden costearse su peregrinación. En cuanto a la posibilidad de apuntarse, a día de hoy, aún la hay. Quienes lo deseen, pueden inscribirse en la web deleju.org.

P.- Como Delegado de Juventud, has vivido muchas JMJ, con momentos muy intensos e interesantes. Incluso has estado en primera línea en la organización de la JMJ que se celebró en Madrid en 2011. ¿Con qué te quedarías? ¿Qué recuerdo, o impresión, guardas con más cariño? Desde tu experiencia, ¿qué les dirías a los jóvenes para que no se perdieran esta JMJ, aunque se celebre tan lejos de nuestro país?

R.- Desde la IV en Santiago de Compostela, salvo algunas, poquísimas, he tenida la dicha, más bien la Gracia de haber participado de modos diversos en la JMJ. Me quedo por supuesto, con la nuestra, la de Madrid. Desde antes de ir a Sidney, ya en 2007, teníamos la certeza de que el Papa convocaría la XXVI en nuestra Archidiócesis. Caminar, bueno, más bien volar a Australia con más de quinientos jóvenes acompañados por su Pastor, el Cardenal Rouco, y todo su consejo episcopal, fue una experiencia muy grata. Mayor aún fue la emoción de escuchar al Papa invitar a los jóvenes: “Os invito a participar en la Próxima Jornada en dos mil once, en Madrid”. Tanto tiempo esperando, años de sueños, para tener la certeza de que sería en Madrid…
Me quedo con todo –a excepción de alguna pesadilla-, porque ciertamente fueron tres años muy intensos de preparación de la JMJ 2011 en Madrid. Me quedo con la acogida de la iniciativa en toda la provincia eclesiástica de Madrid, con la disponibilidad de los sacerdotes, los testimonios de los adultos, especialmente el de los ancianos que de modo voluntario hicieron de nuestras diócesis madrileñas la Casa de la Comunión eclesial. La abnegación de los treinta mil voluntarios…

Pero quiero reseñar el encuentro con los jóvenes discapacitados y el de voluntarios con el Santo Padre. Y, hablando del Papa, me quedará el recuerdo imborrable de –además de su elocuente palabra- los gestos, la mirada, la dedicación y entrega que tuvo para todos.

Estos recuerdos me permiten pedir a los jóvenes que desean ir que no lo duden, que se informen con sus responsables, y que se inscriban en la “Deleju”. Los que se queden, que serán los más, que sigan el encuentro por los Medios de Comunicación Social y, sobre todo, que su oración sea por el desarrollo y los buenos frutos de la JMJ.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42890 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).