Carta a los turistas 2013

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas    Este domingo, mi reflexión semanal reproduce la carta que he enviado a los turistas y a cuantos nos visitan y que se distribuye a través de las parroquias, hoteles, campings y centros de información.

Ciertamente que el turismo es para muchas personas e instituciones un negocio, posibilita poder trabajar, ofrecer trabajo y conseguir beneficios económicos. Pero no hemos de olvidar que el turista, el visitante, es una persona como nosotros que busca descanso, disfrutar de la naturaleza, conocer el país, descubrir la belleza de las obras humanas… y que fundamentalmente es un hermano o una hermana. El turista nos ofrece algo de si mismo, y también nosotros hemos ofrecerle, en la medida de nuestras posibilidades, todo aquello que se expresa por medio de un término milenario: hospitalidad. Es en este punto donde se inicia la carta que muchos turistas tendrán en sus manos y en su propio idioma:

Has escogido este lugar para vivir con intensidad unos días de vacaciones o descanso de tu actividad habitual.

¡Sé bienvenido o bienvenida!

Mi nombre es Francesc, y como obispo de esta Iglesia de Girona deseo que durante los días que estés entre nosotros vivas todo aquello que te has propuesto, y que al mismo tiempo descubras personas con su propia forma de ser, rincones de la naturaleza de los que puedas disfrutar como muestras de la belleza de la creación, y obras de arte y actividades que te ayuden a sentirte plenamente acogido, como si estuvieses en tu propia casa.

Los cristianos católicos te ofrecemos nuestras celebraciones y plegarias, si compartes nuestra fe, para que durante tus vacaciones no eches en falta a quien es nuestro Señor y Salvador. Tu participación nos hará sentir a todos con mayor intensidad la catolicidad de nuestra Iglesia y la comunión en una misma fe.

A todos cuantos nos visitáis, os ofrecemos también nuestro afecto y acogida, y también la posibilidad de contemplar la belleza de nuestro patrimonio cristiano, la catedral, las basílicas, iglesias, obras de arte… en las que nuestra fe se ha materializado para que podamos disfrutarlas y apreciarlas.

Concretamente, por medio de Internet, si buscáis en la página www.cataloniasacra.cat hallaréis indicaciones sobre rutas a recorrer con explicaciones de los monumentos y obras más interesantes a visitar. Hallaréis rutas en nuestra diócesis y en todas las demás de Cataluña. Catalonia Sacra es un medio que ayuda a saborear la belleza de las obras y a entender por què fueron realizadas y su finalidad.

Ya sabéis —pero os lo recuerdo— que estamos inmersos en una crisis económica durísima que comporta mucho sufrimiento a un buen número de personas que por falta de trabajo tienen muchas dificultades en sus vidas. Puede que incluso algunos de vosotros hayáis hecho un esfuerzo para disfrutar de unos días de descanso.

Vuestra estancia entre nosotros seguro que habrá ayudado a algunas de estas personas sin trabajo, al tener la oportunidad de serviros unos días. También por ello os agradezco vuestra elección.

Termino esta salutación pendiéndoos un favor: dejaos impresionar por todo lo que veáis y escuchéis durante vuestra estancia entre nosotros, en las tierras de Girona, de Cataluña. A vosotros y a nosotros nos hace sentir ciudadanos del mundo, que Dios ha dejado bajo nuestra responsabilidad a fin de que lo convirtamos en un hogar habitable y digno para todos. Conocer el país de nuestras vacaciones también nos hace crecer en responsabilidad y fraternidad.

Os tendré muy presentes en mi plegaria y en la de nuestras comunidades.

Estoy a vuestro servicio con mi afecto y bendición.

+ Francesc Pardo i Artigas
Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 423 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.