40 misioneros civitatenses “lo entregan todo” en tierras de misión

Ciudad Rodrigo Día misionero diocesano‘Lo han entregado todo’. Cono este lema se celebrará el próximo día 6 de julio el Día del Misionero Diocesano de Ciudad Rodrigo. Por segundo año consecutivo en unión con la  diócesis de Salamanca, dado que son varias las actividades que de modo conjunto se organizan a lo largo del año con la Delegación de Misiones salmantina. La finalidad de esta jornada es acompañar con el cariño y la oración a los misioneros, que con motivo de las fechas estivales, retornan por unos días a sus lugares de origen para descansar rodeados de su familia. Los actos se celebrarán en la capital salmantina. Comenzarán con una charla en el Convento de San Esteban a cargo de un misionero dominico; después se celebrará la Eucaristía en la Catedral vieja y se concluirá con una comida de fraternidad en la Casa de la Iglesia en Calatrava y una sobremesa con testimonios de los misioneros.

Es un día de convivencia, de fiesta y de oración para los misioneros, sus familiares y las personas del equipo de la delegación diocesana de Misiones. En esta fiesta se quiere rendir un sencillo pero profundo homenaje a los misioneros, hombres y mujeres que “lo han entregado todo” para anunciar el Evangelio a todos los hombres y mujeres de los cinco continentes.

En la actualidad son casi 40 los misioneros civitatenses que “lo están entregando todo” en tierra de Misión para que la luz de Cristo ilumine todos los rincones del mundo, a los que hay que añadir en torno a una docena de misioneros que han retornado a España por motivos de salud o de edad.

A todos ellos la Delegación de Misiones quiere mostrar su afecto sincero y admiración por su entrega, su testimonio de fe y su dedicación evangélica al desarrollo y promoción de los pueblos más desfavorecidos.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42825 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).