‘Llamada para el cambio’, el clipmetraje premiado por Manos Unidas

Barcelona Manos Unidas clipmetrajeLucía Mencos y Camila de Ros, estudiantes de publicidad y relaciones públicas y de psicología, respectivamente, han ganado el premio al mejor clipmetraje, que otorga cada año Manos Unidas con el objetivo de fomentar la solidaridad entre los más jóvenes a través del cine, la creatividad y las nuevas tecnologías. El jurado se decidió por el vídeo ‘Llamada para el cambio’ y el premio es un viaje a Ecuador, donde grabarán un documental con la cineasta Chus Gutiérrez sobre la labor de cooperación al desarrollo que realiza Manos Unidas en ese país.

¿Qué reflectivo en el clip?

Es un trailer de lo que podría ser un movimiento de cambio social, que despertará jóvenes y adultos a reivindicar las injusticias de los más desfavorecidos. Queríamos llamar la atención porque se han de ofrecer soluciones, dar la oportunidad a estas personas para que expresen su inconformismo y hacerlas sentir fuertes para cambiar el mundo.

¿Los valores son fáciles de transmitir a través de un video?

«Una imagen vale más que mil palabras» es una frase llena de sentido cuando tienes que hacer un corto. Transmitir valores y lograr que la gente los interiorice no es fácil, pero el medio audiovisual ayuda porque mucha gente entienda tu mensaje. Y si los videos están en internet, mucho mejor.

¿Como haría un video para la Iglesia?

Un vídeo para todos los públicos sería difícil, porque el peso de los valores cambia con la edad. Si tuviéramos que hacer uno para los de nuestra edad, intentaríamos enfocar el cristianismo mostrando su faceta más joven: encuentros de jóvenes en el mundo, voluntariado, charlas… La parte de compartir la fe, en el caso de los jóvenes, es la más atractiva.

(Entrevista de Òscar Bardají a Lucía Mencos y Camila de Ros para el Full Dominical)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42842 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).