‘Un Dios prohibido’, la historia de los 51 mártires claretianos llega a Roma

Un Dios prohibido RomaCasi 300 personas asistieron este martes 21 de mayo en el cine Farnesse de Roma al prestreno de la pelicula «Un Dios prohibido», que narra el martirio de 51 miembros de la Comunidad Claretiana de Barbastro en los inicios de la Guerra Civil española. Esta historia de amor y de perdón, como resaltó el director Pablo Moreno antes de comenzar su proyección, fue contemplada por varios Cardenales como el Cardenal Saraiva, el Cardenal Cañizares y el Cardenal Santos Abril.

Además, también asistieron Monseñor Celso Morga, secretario Congregación para el Clero, Monseñor Jorge Mario Raigosa y el ministro consejero de la Embajada Española en la Santa Sede.

También acudieron superiores de las distintas Congregaciones de los Legionarios, Sagrados Corazones, Teatinos, Fatebenefratelli, Escolapios, Marianistas, La Salle, Agustinos Recoletos, Sagrada Familia, Maristas y el Rector del Colegio Espanhol.

Igualmente asistieron, superioras generales de las Adoratrices, Vedrunas, Hospitalarias. En representación de la familia claretiana, además de un gran numero de miembros, asistió el Superior General, Josep Maria Abella, que hizo la presentación.

Asimismo, el actor Jacobo Muñoz habló de su experiencia en la intervención en esta película.

Por otro lado, este último miércoles día 23 de mayo, un equipo de «Un Dios prohibido» asistía a la audiencia general del Papa Francisco, momento en el que director de «Un Dios prohibido», Pablo Moreno, le hizo entrega a Su Santidad de la primera copia de esta pelicula.

Además, ya se ha confirmado la proyección de «Un Dios prohibido» en Rio de Janeiro, durante la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Esta actividad se incluirà dentro del programa de la JMJ 2013 y tendrà lugar el próximo 25 de julio.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 42829 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).