La diócesis de Segorbe-Castellón rinde homenaje a los repartidores de la Hoja Parroquial

Segorbe-Castellón Hoja Parroquial Repartidores¿Se ha preguntado cómo llega la Hoja Parroquial a sus manos cada semana? En un buen número de parroquias de la diócesis de Segorbe-Castellón ha sido gracias a la labor fiel y comprometida de muchas personas –sobretodo mujeres- que las llevan casa por casa. Son los repartidores y repartidoras de la Hoja Parroquial, y en este domingo de la Asunción, Jornada de las Comunicaciones Sociales, queremos rendirles homenaje y manifestarles nuestro agradecimiento a su labor. No solo lo viven como una forma de servicio a su parroquia. A menudo son conscientes de ser también portadoras de Buenas Noticias, de acercar la Palabra de Dios y tejer vínculos de comunión diocesana.

Poco después de tomar su primera comunión, una mujer mayor pidió a Lolita Cantos si quería ayudar a repartir la Hoja Parroquial por las casas de Artana. Ahora tiene 66 años y sigue llevando la revista diocesana a los fieles de su parroquia. Para ella es una forma de apostolado: “Es muy bonito que llegue a las casas lo que hace la diócesis y los movimientos; creo que es muy positivo”. La distribución se realiza por calles, y participan 25 mujeres. Los subscriptores esperan cada sábado que les llegue la Hoja, y las reclaman si por un accidente se retrasan.

En las parroquias de Vila-real, también se reparte por las casas. En Santa Sofía el equipo está constituido por once mujeres que semanalmente reparten a domicilio el número correspondiente de Hoja Parroquial, dejando unos ejemplares en la entrada del templo parroquial para casos especiales. En la Arciprestal, es un servicio que comenzó en 1944 con la Hoja local, que actualmente se sigue repartiendo junto con la Diocesana. Son 1.700 ejemplares semanales, que llegan a las casas gracias a la fidelidad de purissimeres i rosarieres.

Gerardo Vallejo comenzó a repartir Hojas Parroquiales en Benicasim hace más de 30 años. Ahora, ya retirado, ha pasado el relevo a su hija, pero le ha quedado bien aprendida la lección de este servicio: “Colaboras con la parroquia y con la Diócesis al aportar a la gente el artículo del Obispo y las actividades que se hacen”. Y tiene una mención especial para las entrevistas: “Ves personas que viven su fe; y si ellos lo hacen, ¿por qué no podré yo también?”. Al mismo tiempo, el equipo de repartidores actual confirma cómo este apostolado va creando conciencia de parroquia. “Una vez entré en una casa donde el esposo estaba enfermo –explica Concha López- y fue la ocasión para que pudiera contactar con el párroco, recibir al Señor y confesarse”.

En Moncofa hay un equipo de voluntarios que hacen el reparto domiciliario cada semana, uniendo el semanario diocesano con el local y otras publicaciones ocasionales con motivo de jornadas o colectas imperadas. Un matrimonio jubilado las ordena, y las pasa a otras cuatro personas que las llevan a las casas. También en Castellón la parroquia de San Cristóbal tiene este servicio –una vez más, tres mujeres- y no podemos olvidar a los que en muchas otras parroquias, sin llevarlas por las casas, las ordenan y reparten por las diversas capillas e iglesias, como es el caso de Nules.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 44576 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).