La asignación tributaria en nuestra Diocesis

Mons Ángel RubioMons. Ángel Rubio     En la Declaración de la Renta hay dos casillas: una destinada a la Iglesia Católica y otra a “otros fines sociales”. ¿Qué sucede si el declarante elige marcar las dos?

Al marcar las dos casillas estás entregando un 0,7% de tus impuestos a la Iglesia católica y otro 0,7% a los denominados “otros fines sociales”. La decisión personal de los contribuyentes a la hora de marcar la casilla seguirá siendo fundamental. Pueden hacerlo o bien solo para la Iglesia católica, o bien conjuntamente para la Iglesia católica y para los llamados “otros fines sociales” entre los que se encuentran diferentes ONGs e instituciones como pueden ser Caritas, Manos Unidas, organizaciones de misioneros, etc. Ninguna de las dos opciones significa que el contribuyente vaya a tener que pagar más ni que le vayan a devolver menos.

La labor religiosa y espiritual de la Iglesia, ya de por sí de gran significado social, lleva además consigo otras funciones sociales: la enseñanza; la atención integral a los niños, los ancianos, los discapacitados; la acogida de los inmigrantes; la ayuda personal e inmediata a quienes la crisis económica pone en dificultades; los misioneros en los lugares más pobres de la tierra. Todo ello surge de las vidas entregadas y de la generosidad suscitada en quienes han encontrado su esperanza en la misión de la Iglesia. Con poco dinero, y gracias a la generosidad de millones de personas en todo el mundo, la Iglesia sigue haciendo mucho por tantos que todavía necesitan tanto.

Las cosas espirituales no pueden medirse en términos económicos, pero sí el tiempo que muchas personas dedican al anuncio del Evangelio, a la catequesis, al asesoramiento y orientación personal en temas religiosos y morales, a la escucha y al consejo. Esas horas invertidas a lo largo de un año, a precio de mercado, supondrían un gasto de unos 2.000 millones de euros; sin embargo, como los criterios de gratuidad  y de servicio son dominantes en el mensaje cristiano, no se gastan en esas tareas más que una tercera parte.

Nuestra diócesis de Segovia dispone de un riquísimo y vasto patrimonio. Cuenta con 330 iglesias y más de 130 ermitas como lugares de culto en donde se albergan y cuidan multitud de obras artísticas de belleza y valor extraordinarios. Son bienes que un día nacieron con una finalidad evangelizadora y que hoy, además, constituyen una fuente de riqueza para toda la sociedad gracias al interés turístico que despiertan. Todo este patrimonio, sin embargo, necesita ser conservado y rehabilitado, y eso supone grandes desembolsos.

La colaboración entre la Iglesia y las administraciones para el mantenimiento de los templos es muy positiva pero insuficiente. La Iglesia con la cantidad que recibe de las “X” financia, aproximadamente, el 25% de sus necesidades económicas, el restante 75 % proviene de aportaciones voluntarias, donaciones, colectas, gestión del patrimonio, etc. Hay que decir que respecto del ejercicio anterior este año (IRPF del 2011) disminuido un poco el número de declaraciones con asignación a favor de la Iglesia católica quedándose en el 34,83%, inferior al obtenido en 2010 (35,71%). No obstante, hay que tener en cuenta que en este ejercicio ha aumentado el número de contribuyentes que no tienen obligación de presentar la declaración, según fuentes de la Agencia Tributaría 6,7 millones de personas. Esta tendencia se refleja también en los datos de nuestra diócesis de Segovia. Frente al 47,76% de declaraciones con asignación a favor de la Iglesia católica en el IRPF del 2010 (35.958 declaraciones) se ha pasado al 46,74% en el ejercicio del 2011 (35.399 declaraciones).

Solo queda, pues, concluir animando a todos los miembros o simpatizantes de la Iglesia católica a colaborar con ella poniendo la “X” en la casilla correspondiente. Una año más gracias a todos por todo.

+ Ángel Rubio Castro

 Obispo de Segovia

Mons. Ángel Rubio Castro
Acerca de Mons. Ángel Rubio Castro 137 Articles
Nace en Guadalupe (Cáceres), Archidiócesis de Toledo, el 18 de abril de 1939. Entró en el Seminario Menor diocesano de Talavera de la Reina (Toledo) desde donde pasó al Seminario Mayor “San Ildefonso” para realizar los estudios eclesiásticos. Fue ordenado sacerdote en Toledo el 26 de julio de 1964. Obtuvo la Licenciatura en Teología en Madrid, por la Universidad Pontificia de Comillas y en Salamanca la Diplomatura en Catequética por el Instituto Superior de Pastoral. Es Doctor en Catequética por la Universidad Pontificia de Salamanca. CARGOS PASTORALES Tanto su ministerio sacerdotal como el episcopal han estado vinculados a la diócesis de Toledo. Como sacerdote desempeñó los siguientes cargos: de 1964 a 1973, coadjutor de la parroquia de Santiago el Mayor; 1971, Secretario de la Visita Pastoral; 1972, director del Secretariado Diocesano de Catequesis; en 1973 es nombrado capellán y profesor de la Universidad Laboral de Toledo, Beneficiado de la Santa Iglesia Catedral primada, cargo que desempeñó hasta el 2000, y profesor de Catequética en el Seminario Mayor, donde fue docente hasta su nombramiento episcopal. Además, de 1977 a 1997 fue Vicario Episcopal de Enseñanza y Catequesis; de 1982 a 1991 profesor de Religión en el Colegio diocesano “Ntra. Sra. de los Infantes”; en 1983, capellán de las Religiosas Dominicas de Jesús y María; de 1997 a 2000 es designado subdelegado diocesano de Misiones y en el año 2000 delegado diocesano de Eventos y Peregrinaciones, Profesor de Pedagogía General y Religiosa en el Instituto Teológico de Toledo, Delegado Episcopal para la Vida Consagrada y Canónico de la Catedral, cargos que desempeñó hasta 2004. El 21 de octubre de 2004 se hacía público su nombramiento como Obispo titular de Vergi y Auxiliar de la Archidiócesis de Toledo. El 12 de diciembre del mismo año recibió la consagración episcopal. El 3 de noviembre de 2007 se hacía público el nombramiento como Obispo de Segovia, sede de la que tomó posesión el 9 de diciembre de ese mismo año. El Papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Segovia el 12 de noviembre de 2014, aunque continuó como administrador apostólico hasta el 20 de diciembre, día de la toma de posesión de su sucesor. Es Consiliario Nacional para Cursillos de Cristiandad. OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Liturgia desde marzo de 2017. Anteriormente, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales de Enseñanza (desde 2005) y de Apostolado Seglar (desde 2011). También ha sido miembro, de 2005 al 2011, de Vida Consagrada.