La Iglesia con TODOS, por una sociedad mejor – Marque la X en la casilla de la Iglesia Católica

Mons. Vicente Jiménez ZamoraMons. Vicente Jiménez     Todos los años por estas fechas realizamos la Declaración del Impuesto de la renta de las Personas Físicas (IRPF) Los creyentes y las personas de buena voluntad, que creen en la gran labor que realiza la Iglesia Católica, tienen la oportunidad de decidir libremente que un porcentaje mínimo de sus impuestos (0,7 %) se destine a la Iglesia Católica. Esto no supone pagar más impuestos ni una disminución en la devolución, si la declaración resulta negativa.

Es verdad que la misión de la Iglesia es de orden espiritual, pero para desarrollar su misión con los compromisos de solidaridad asistencial y social, necesita disponer de recursos económicos. Más en las circunstancias actuales de nuestra sociedad caracterizada por la grave crisis económica que afecta a muchas familias y numerosas personas. La Iglesia no es ajena a estas dificultades y realiza una labor social y caritativa inmensa y sin meter ruido, sino de forma “callada”, que permite ayudar a paliar la difícil situación por la que atraviesan muchos de nuestros conciudadanos. En medio de la crisis
económica que nos asola, la Iglesia Católica se está volcando en lo poco y en lo mucho.

Las diferentes acciones de comunicación que viene realizando la Iglesia
(campañas informativas, Iglesia Diocesana, Xtantos, etc), van consiguiendo su objetivo de ir acercando la labor que realiza la Iglesia a la mayoría de la gente e informar de que el sostenimiento de la Iglesia depende de los católicos y de aquellas personas que valoran la labor de la Iglesia en beneficio de toda la sociedad.

Ya hemos comentado en más de una ocasión que de todos los recursos
económicos que requiere la Iglesia anualmente, un 25 % proviene de la “X” en la Declaración de la Renta, y el restante 75 % proviene de aportaciones voluntarias, donaciones, colectas, gestión del patrimonio, etc.

Desde esta carta pastoral recuerdo a todos los diocesanos (fieles, sacerdotes,
consagrados, agentes de pastoral…) que hay que hacer un cambio de mentalidad, que se traduzca en una cultura de la corresponsabilidad, a la que no estamos todavía muy habituados. Es importante aumentar el sentido de pertenencia efectiva y afectiva a la Iglesia y el compromiso de colaborar al sostenimiento económico de la misma. Para ello tenemos que continuar potenciando la labor de información, concienciación y sensibilización de todos los católicos.

Ante una nueva Campaña de la renta, espero y deseo que vaya en aumento el
número de contribuyentes que marquen la “X” en la casilla de la Iglesia Católica.

Muchas gracias

+ Vicente Jiménez Zamora
Obispo de Santander

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 254 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma. CARGOS PASTORALES Su ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria. El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017. Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014. El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.