El escándalo del silencio y la pasividad

Mons. Mario IcetaMons. Mario Iceta   Queridos hermanos y hermanas. 

Pazkoaldia bizi barria 

Estamos celebrando este Tiempo Pascual que renueva nuestras vidas y el universo entero. Ciertamente, existen tantas realidades humanas que necesitan ser profundamente renovadas y purificadas. En esta carta mensual, me gustaría poner la mirada en tantos hermanos nuestros en la fe que pertenecen a la Iglesia martirial contemporánea y todos los hermanos que no conocen la alegría de la Pascua. Efectivamente, muchos cristianos siguen muriendo a causa de su fe, derraman la sangre por su fidelidad a Cristo. Y muchos hermanos son objeto del desamor y la violencia más ominosa, que golpea sin misericordia el fundamento sagrado de la dignidad y la vida humana. 

Siriako egoera mingarria da 

Quisiera poner la mirada en realidades concretas. La situación de Siria es sangrante. Un largo tiempo de masacre, donde niños, mujeres, ancianos son el pasto ordinario del odio y de la muerte. Pero el equilibrio del espectáculo del mundo no parece que haga urgente otro tipo de intervención. Seguimos esperando tiempos mejores… Mientras tanto, el país se desangra. Las minorías religiosas, entre ellas, los cristianos, son los más castigados. También son hostigados muchos países, como Irak, Egipto, Pakistán y muchos otros, con una tolerancia, que habitualmente se convierte en hostigamiento, hacia los cristianos. 

Afrikako erdialdean elizen kontrako erasoak egunerokoak dira 

La situación de la República centroafricana, con el reciente golpe de Estado por grupos islámicos extremistas, hace que el saqueo de las iglesias sea lo cotidiano. El primer objetivo de esta infame agresión es el obispo misionero comboniano cordobés, Don Juan José Aguirre, que no ha querido abandonar a su pueblo por el que está dispuesto a entregar la vida, a imagen de Jesucristo Buen Pastor. Para el conjunto de las naciones, una intervención más enérgica en defensa de los más pobres pueden molestar a los gigantes guardianes del planeta, rompiendo el frágil equilibrio. Quizás no convenga, por ahora… no hay mucha sangre derramada… Se puede de momento tolerar… 

Sudanen ume asko esklabu izateko jaioten dira 

En Nigeria, las iglesias constituyen periódicamente el objetivo directo de facciones extremistas islámicas que sin ningún escrúpulo y con apenas respuesta de occidente las hacen estallar con los fieles celebrando la sagrada Liturgia. En el Sudán, muchos niños son vendidos como esclavos por poco más de trescientos euros. Niños que nacen no para la libertad, sino para la esclavitud. Nacen sin infancia para un infierno de sometimiento y trabajo inhumano. 

Munduan giza eskubideak zapaltzen dabezan nazinoak ugariak dira

Y otros tantos países, -sería difícil enumerarlos todos de modo exhaustivo- donde sigue habiendo niños esclavos, niños de la guerra, hambrunas, injusticias, violación de los derechos humanos más fundamentales,… Cuánto necesitaremos arrodillarnos ante ellos para pedirles perdón, y, ante Dios por no haberle reconocido en esos rostros sufrientes que mendigan nuestro amor, compasión y solidaridad y reclaman la intervención de la defensa y tutela que necesitan. 

Giza bizitzak prezio bat dauka eta une honetan ez dau merkaduan kotizetan 

Pero Occidente sigue mirando para otra parte. ¡Bastante tenemos con la crisis!… En este momento, no importan mucho aquellos pobres parias. Es más valioso y necesario rescatar el sistema financiero, los intereses sobre materias primas, el control del petróleo y los combustibles, los movimientos de mercado… La vida humana tiene un precio y en este momento no cotiza en el mercado. En palabras bíblicas, constituye un verdadero pecado que clama al cielo. ¡La sangre de tu hermano clama ante mí!, exclama Dios  profundamente dolorido. 

Mundua mingarria da eta nahiago dogu arinkeriaren bizimoduan jarraitu 

Tampoco parece que interese mucho a los medios de comunicación. El mundo queda encerrado en nosotros mismos, corrupciones, asuntos políticos y sociales más de andar por casa, el glamour y lo folklórico, los deportes, pasarelas y farándulas, el aburrido entretenimiento… no dejan espacio a cuestiones últimas y profundas, a injusticias y tropelías que nos pueden parecer muy lejanas, pero que en este mundo globalizado e intercomunicado, en realidad, están a la vuelta de la esquina. ¡Sería terrible despertarnos de nuestros sueños y anestesias! El mundo es doloroso y preferimos seguir abonados a la fábrica del entretenimiento banal. 

Martirioa pairatzen dauan Elizaren aldeko otoitza eskatzen deutsuet 

En este tiempo santo de Pascua, os pido el recuerdo y la oración constante por esta verdadera Iglesia martirial y por esta fraternidad universal tan herida, por todo ser humano en el que no reconocemos aún el rostro de Cristo crucificado. En la medida de lo posible, hagamos oír la voz de quienes no tienen voz. Sacudamos las conciencias adormecidas de quienes miran para otro lado. Exijamos a los gobiernos y responsables del concierto de las naciones la justicia que aquellos pobres entre los pobres necesitan. Colaboremos en las campañas de ayuda que se realizan en su favor. Impliquémonos en causas justas, en defensa de los últimos de la tierra, que son los primeros en el Reino de Dios. Que el tiempo santo de Pascua transforme, con la ayuda de Dios y nuestro compromiso, el dolor de la pasión de la humanidad, en nueva primavera y alegría vital de la Pascua de Resurrección. Con afecto 

+ Mario Iceta Gabicagogeascoa

Obispo de Bilbao

Mons. Mario Iceta Gabicagogeascoa
Acerca de Mons. Mario Iceta Gabicagogeascoa 76 Articles
Es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra (1995), con una tesis doctoral sobre Bioética y Ética Médica. Es Doctor en Teología por el Instituto Juan Pablo II para el estudio sobre el Matrimonio y Familia de Roma (2002) con una tesis sobre Moral fundamental. Es Master en Economía por la Fundación Universidad Empresa de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia de Madrid (2004) y miembro correspondiente de la Real Academia de Córdoba en su sección de Ciencias morales, políticas y sociales desde 2004. Así mismo es miembro de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao desde junio de 2008. Fundador de la Sociedad Andaluza de Investigación Bioética (Córdoba, 1993) y de la revista especializada Bioética y Ciencias de la Salud (1993). Ha participado como ponente en diferentes cursos y conferencias de Bioética tanto en España como en el extranjero y posee numerosos artículos en revistas especializadas en Bioética y Teología Moral, así como colaboraciones en diversas publicaciones y diccionarios. Entre sus publicaciones destacan: Futilidad y toma de decisiones en Medicina Paliativa (1997), La moral cristiana habita en la Iglesia (2004), Nos casamos, curso de preparación al Matrimonio (obra en colaboración, 2005). En el campo de la docencia ha ejercido como profesor de Religión en Educación Secundaria (1994-1997); Profesor de Teología de los Sacramentos, Liturgia y Canto Litúrgico en el Seminario Diocesano de Córdoba (1994-1997); Profesor de Moral fundamental y de Moral de la Persona y Bioética en el mismo Seminario, así como en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de la Diócesis (2002-2008). Profesor asociado de Teología Moral fundamental y Bioética en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra desde 2004 hasta la actualidad. Por último, también pertenece a la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española.