El regalo del Obispo

Mons. Alfonso MiliánMons. Alfonso Milián    Queridos niños que este año recibís por primera vez a Jesús:

Lleváis dos años, por lo menos, preparándoos para la Primera Comunión y espero que hayáis logrado conocer mejor a Jesús. Más aún que os hayáis hecho amigos suyos, que le tengáis confianza, le recéis y le contéis muchas cosas. Él puede ser vuestro mejor amigo.

En el Evangelio leemos que Jesús quería mucho a los niños. Quería tenerlos cerca y regañaba a los apóstoles si impedían que los niños se le acercaran. En más de una ocasión os puso como ejemplo, como cuando dijo: Si no os hacéis como niños no entraréis en el Reino de los cielos. ¡Casi nada! ¡Cuánto confía en vosotros!

Yo, Alfonso, vuestro Obispo, también confío en vosotros y os quiero mucho. Por eso os escribo esta carta con todo mi cariño con ocasión de vuestra Primera Comunión, uno de los acontecimientos, junto con el Bautismo, más importante de vuestra vida. Ese día acudiréis a la Iglesia acompañados de vuestros padres, hermanos, abuelos y amigos. Tendréis un lugar reservado en el templo. Llegado el momento, el sacerdote os dará la comunión y recibiréis a Jesús, vuestro amigo. Será un momento histórico en vuestra vida, momento de emoción y de alegría. Entonces, escuchad lo que Él os dice y habladle como a un amigo de verdad.

Os harán fotos y recibiréis regalos, pero no os distraigáis demasiado con estas cosas, porque quien importa es Jesús que llega hasta vosotros. Yo quiero haceros también un regalo, un regalo que os dure toda la vida.

Recuerdo que un niño ya mayorcito se refugió en una tarde de tormenta en el pórtico de la iglesia de la que yo era párroco. Y sin pensarlo mucho dijo: «en esta iglesia hice la primera y la última comunión». Sentí mucha pena, porque había perdido el regalo que yo ofrecía a los niños que hacían la Primera Comunión y que muchos lo conservaban muy contentos.

Para algunos niños y para algunos padres todo termina el día de la Primera Comunión. Es una pena, porque para Jesús comienza una nueva amistad con la Comunión. Y aquí está el regalo que os ofrece vuestro Obispo. Os ofrezco que podáis formar un nuevo grupo con vuestros compañeros y con otros amigos para que, acompañados por un catequista, vayáis creciendo en la amistad con Jesús y entre vosotros. Yo sé que los niños podéis hacer muchas cosas para ayudar a que este mundo cambie y sea mucho más hermoso, si nos ayudamos y nos queremos. Jesús os ayuda a
conseguirlo y cuenta con vosotros. Vuestro Obispo, también. Estoy convencido de que si formáis estos nuevos grupos, seréis felices y haréis felices a vuestros padres, abuelos, hermanos, amigos y a todos los que os rodeen, porque seréis los constructores de un mundo nuevo tal y como Jesús quiere. Se necesitan niños dispuestos a construir un mundo nuevo. ¿Verdad que es ilusionante?

¿Os apuntáis?

Espero que sí. Vuestro Obispo, Alfonso, confía plenamente en vosotros.

+ Alfonso Milián Sorribas
Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Alfonso Milián Sorribas
Acerca de Mons. Alfonso Milián Sorribas 101 Articles
Mons. Alfonso Milián Sorribas nació el 5 de enero de 1939 en La Cuba, provincia de Teruel y diócesis de Teruel y Albarracín. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza y fue Ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962. En 1992 obtuvo la Licenciatura en Teología Catequética por la Facultad de Teología ‘San Dámaso’ de Madrid, con la tesina «La iniciación a la dimensión contemplativa del catequista por medio de la oración de Jesús». La segunda parte de la misma fue publicada en 1993, en la revista ‘Jesus Cáritas’ con el título «La invocación del nombre de Jesús, camino de encuentro con el Padre». Además del español, conoce el francés. Después de su ordenación, ha desempeñado los siguientes cargos: - 1962–1969:Párroco de Azaila (Teruel); - 1962–1967:Coadjutor de la Parroquia de La Puebla de Hijar (Zaragoza); - 1967–1969:Encargado de las Parroquias de Vinaceite (Teruel) y Almochuel (Zaragoza); - 1969–1983:Párroco de ‘San Pío X’ en Zaragoza; - 1970–1976:Delegado de Cáritas de Arrabal (Zaragoza); - 1978–1990:Miembro del Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1980–1981:Consiliario del Movimiento ‘Junior’; - 1982–1990:Vicario Episcopal de la Vicaría IV de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1992–1996:Delegado Diocesano de Apostolado seglar y Consiliario Diocesano del Movimiento ‘Junior’; - 1992–1998:Delegado Diocesano de Pastoral Vocacional; - 1996–2004:Vicairo Episcopal de la Vicaría II; - 1998–2004:Consiliario de ‘Manos Unidas’; - Nombrado Obispo Auxiliar de Zaragoza el 9 de noviembre de 2000 y elegido para la sede titular de Diana, recibió la ordenación Episcopal el 3 de diciembre de 2000. - El 11 de noviembre de 2004, el Nuncio Apostólico en España comunicó al Administrador Diocesano el nombramiento de Don Alfonso Milián para la sede barbastrense-montisonense, de la que tomó posesión el 19 de diciembre de 2004 en la catedral de Barbastro. - En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Episcopal de Asuntos Sociales y Obispo Delegado para Cáritas Española.