Carta del Sr. Obispo y del Consejo de Presbiterio ante el cierre de empresas en nuestra Diócesis

eusebiohernandezobtarazonaMons. Eusebio Hernández     El Consejo Presbiteral de la Diócesis de Tarazona, presidido por su Obispo, D. Eusebio Hernández Sola, a la vez que manifestamos nuestra honda preocupación, nos hacemos solidarios con todos los que en los pueblos y ciudades de nuestra pequeña Diócesis, junto con vuestras familias, sufrís las consecuencias dolorosas del desempleo.

Pero, de manera singular, lo hacemos con los cientos de obreros de las multinacionales implantadas en Calatayud Ateca que ahora estáis pendientes de ser despedidos de vuestro trabajo, como consecuencia de decisiones empresariales en las que quizás no se tenga en cuenta la “decidida convicción de la primacía de la persona sobre las cosas, del trabajo del hombre sobre el capital…” (Juan Pablo II. Laborem Exercens 13)

Esperamos que empresas y obreros puedan llegar a acuerdos que hagan menos grave y doloroso el drama en que vayan a quedar personas, familias y pueblos afectados si finalmente no se consigue que, de alguna manera, se mantenga el pleno empleo, como sería nuestro deseo. “El trabajo es, en un cierto sentido, una condición para hacer posible la fundación de una familia, ya que ésta exige los medios de subsistencia que el hombre adquiere normalmente mediante el trabajo”.(Juan Pablo II. Laborem Exercens 10)

Es la fe en Jesucristo que, siendo fiel a la misión recibida del Padre, empleó su vida en reconocer y recuperar la dignidad de las personas más vulnerables y desfavorecidas, lo que nos mueve a manifestar estos deseos.

Por eso, nos sentimos también cercanos a los muchos que están sufriendo las consecuencias de los recortes sociales que afectan de manera especial a los más pobres y desprotegidos.

Frente a estos problemas, y también movidos por la fe y la caridad, valoramos el hecho de que sacerdotes de nuestra Diócesis han entregado a Cáritas un mes de sueldo para el alivio de alguna situación dramática concreta de personas en graves dificultades.

Con todo mi afecto y en nombre del Consejo Presbiteral, os saludo y os bendigo.

+ Eusebio Hernández Sola, OAR

Obispo de Tarazona

 

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 251 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.