Poblet 2013: Encuentro del clero de Cataluña

Mons. Francesc Pardo i ArtigasMons. Francesc Pardo i Artigas     El pasado lunes 22 de abril, víspera de san Jorge, convocados por los obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense, celebrábamos un encuentro los sacerdotes diocesanos, religiosos y diáconos de las diez diócesis con sede en Cataluña. En la carta de convocatoria, firmada por los arzobispos de Tarragona y Barcelona, se citaban los motivos. Estamos viviendo intensamente el Año de la Fe para redescubrir que el camino de la fe nos llena de alegría y entusiasmo. Recordamos la celebración este año del cincuentenario del inicio del Concilio Vaticano II. Precisamente el día 22 coincidía con el noveno aniversario de la muerte de quien fue arzobispo de Tarragona, convocante e impulsor del Concilio Provincial Tarraconense, Ramón Torrella i Cascante. Fue precisamente en el transcurso de un encuentro del clero catalán en Poblet cuando el Dr. Torrella anunció la celebración de un posible Concilio Provincial. Era también un momento en el que se deseaba orientación, tras años de aplicación del Concilio Vaticano II, constatando ya las dificultades que experimentábamos como iglesias locales.

Nuestro Concilio, en el que participé como miembro de una ponencia, y en el que tuvieron un papel activo sacerdotes y laicos de esta Diócesis de Girona, deseaba aplicar en profundidad la doctrina del Vaticano II en Cataluña. Las orientaciones pastorales de nuestro Concilio, reconocidas por Roma conjuntamente con el documento de los obispos, titulado “Arrels cristianes de Catalunya” (Raíces cristianas de Cataluña), siguen vigentes hoy, y en algunas diócesis, continúan señalando las prioridades pastorales. Es conveniente releer las resoluciones o propuestas del Concilio Tarraconense en relación a la evangelización, la Palabra de Dios, la Liturgia, la Caridad, la edificación de cada iglesia diocesana y la comunión entre todas. Quien lo hace se encuentra con el frescor de unas propuestas pastorales plenamente actuales. 

Recordemos que, que durante la preparación del Concilio y la durante la celebración del mismo la pregunta era: ¿Qué nos dice el Espíritu a las Iglesias? La pregunta sigue siendo la misma., la que nos seguimos formulando con diversas expresiones. 

Perdonadme este paréntesis, importante para mí, y sigo con el Encuentro. 

Nos dirigió la palabra el cardenal arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, O.P., uno de los principales responsables de la redacción del Catecismo de la Iglesia, y también del catecismo para los jóvenes, el Youcat. Nos ofreció unas pautas adecuadas para el ejercicio de nuestro ministerio en estos tiempos en que “la alegría, la esperanza, la tristeza y la angustia  de los hombres de nuestro tiempo” siguen siendo las de los discípulos de Cristo. En próximos escritos os daré detalles. 

Nos unimos en la celebración de la Eucaristía, fuente y culminación de la vida cristiana, de nuestro servicio a la fe y vínculo de comunión. También la comida fraternal nos ayudó a constatar que, con pocas diferencias, nos unen las mismas preocupaciones y alegrías.

Los participantes de Girona fuimos medio centenar entre sacerdotes y diáconos. Y el total de los participantes más de quinientos. Demos gracias a Dios. 

+Francesc Pardo i Artigas

 Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 402 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.