Un nuevo Papa para la Iglesia

Queridos diocesanos:

Demos gracias a Dios por el gran regalo que nos ha hecho con el nuevo Papa Francisco I. Recemos por él como nos ha pedido. Celebremos la Eucaristía para agradecer a Cristo que nos ha enviado un nuevo Vicario suyo.

El ejercicio del Primado de Pedro, del Papa, implica una autenticidad y transparencia que está presente en el Evangelio, es decir que su esencia está insertada en el misterio de Salvación de Cristo y en la edificación de la Iglesia.

Al Romano Pontífice se le denomina como el servus servorum (siervo de los siervos) y la razón fundamental es porque sirve a la Palabra de Dios, al credo de la fe católica y debe garantizar la voluntad de Dios que habla al ser humano a través de la Escritura viva e interpretada por la Tradición.

De nuevo pido a todos los fieles de Pamplona y Tudela que sigamos dando gracias por el Papa emérito Benedicto XVI y rezando por el nuevo Papa Francisco I que viene como nuevo Sucesor de Pedro. Que en nuestro corazón se haga viva la experiencia de comunión. La Iglesia tiene una garantía que Cristo ha prometido en Pedro y es que sobre él se sustenta la Iglesia.

¡¡¡ Bienvenido Francisco I !!!

+ Francisco Pérez González
Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela

Mons. Francisco Pérez
Acerca de Mons. Francisco Pérez 344 Articles
Nace el día 13 de enero de 1947 en la localidad burgalesa de Frandovínez. Estudió en los Seminarios diocesanos de Burgos, en la Pontificia Universidad Santo Tomás “Angelicum” de Roma y en la Universidad Pontificia de Comillas, donde se licenció en Teología Dogmático-Fundamental. Fue ordenado sacerdote el 21 de julio de 1973, incardinándose en la diócesis de Madrid, a la que sirvió como Vicario parroquial, en dos parroquias, entre 1980 y 1986. Con anterioridad, de 1973 a 1976, ejerció el ministerio parroquial en Burgos. Entre 1986 y 1995 fue formador y director espiritual del Seminario Diocesano de Madrid. Colaboró asimismo en los equipos de dirección espiritual del Seminario Diocesano de Getafe y del Seminario Castrense. El 16 de diciembre de 1995 fue nombrado Obispo de Osma-Soria, recibiendo la ordenación episcopal de manos del Santo Padre Juan Pablo II el 6 de enero de 1996. El 30 de octubre de 2003 se hacía público su nombramiento como nuevo Arzobispo Castrense y el 11 de diciembre tenía lugar la celebración de toma de posesión. CARGOS PASTORALES Desde el 12 de febrero de 2001 es el Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, cargo pontificio para un periodo de cinco años para el que fue ratificado en el 2006. Este mismo mes de julio se hacía público su nombramiento como director de la recién erigida cátedra de Misionología de la Facultad de Teología de San Dámaso de Madrid por un periodo de tres años, tras ser designado para el cargo por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela, Gran Canciller de la citada Facultad. El 31 de julio de 2007 es nombrado por Benedicto XVI Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, en sustitución de monseñor Fernando Sebastián, que había regido estas diócesis desde 1993. Tomó posesión el domingo 30 de septiembre de 2007, en la Catedral de Pamplona. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, cargo para el que fue elegido el 14 de marzo de 2017. Fue miembro de las Comisiones Episcopales del Clero y de Seminarios y Universidades (1996-1999); de Misiones y Cooperación entre las Iglesias (1999-2011/2014-2017). Perteneció al Comité Ejecutivo durante el trienio 2011-2014. Ha sido miembro de la Comisión Permanente en representación de la Provincia Eclesiástica de Pamplona (2016-2017).