Buscar, seguir y permanecer en Cristo

Mons. Àngel Saiz Meneses     “Venid y lo veréis” (Jn1, 39). De esta manera respondió Jesús a los dos discípulos de Juan el Bautista que le preguntaban donde vivía. En estas palabras encontramos el significado de la vocación sacerdotal. Toda la vida del sacerdote –como la de todo cristiano- ha de encontrar su sentido y su dinamismo en una relación personal con Jesucristo.

Dentro del Año de la Fellegamos este domingo al Día del Seminario, en la proximidad de la fiesta de San José. El lema escogido para este año es una afirmación de San Pablo en la segunda carta su hijo espiritual y discípulo Timoteo: “Yo sé bien en quien tengo puesta mi fe”, o según otras traducciones: “Yo sé bien de quien me he fiado”. Scio cui credidi: “Sé en quién he creído”, traducela Vulgata (2 Tm 1,12)..

En todas las posibles traducciones se expresa una especial intimidad de Pablo con Jesucristo, el que se le apareció camino de Damasco cuando perseguía ala Iglesiay a los cristianos. ¡Cómo hemos de agradecer esta confesión de un Pablo anciano, solo y encarcelado, que encuentra en su fidelidad a Cristo el sentido de su vida de servidor del Evangelio y de heraldo de Cristo entre los gentiles!

Desde los primeros tiempos dela Iglesia, los apóstoles –Pablo lo hará con Timoteo- llevarán a cabo su misión llamando a otros hombres, como obispos, presbíteros y diáconos, confiriéndoles una potestad espiritual, mediante el gesto sacramental de la imposición de manos y la plegaria, para cumplir el mandato de Jesús resucitado, que les envió a todos los hombres de todos los tiempos.

“Los presbíteros son llamados a prolongar la presencia de Cristo, único y supremo pastor, siguiendo su estilo de vida y siendo como una transparencia suya en medio de la comunidad que les ha sido confiada”, escribió el beato Juan Pablo II en la exhortación apostólica Pastores dabo vobis (n. 15).

Y añadía que los presbíteros son, en la Iglesia y para la Iglesia, una representación sacramental de Jesucristo Cabeza y Pastor, proclaman con autoridad su palabra, renuevan sus gestos de perdón y de ofrecimiento de la salvación, principalmente con el bautismo, la penitencia y la eucaristía; ejercen, hasta el don total de sí mismos, el cuidado amoroso de la grey cristiana, a la que congregan en la unidad y conducen al Padre por medio de Cristo en el Espíritu. En una palabra, los presbíteros existen y actúan para el anuncio del Evangelio al mundo y para la edificación de la Iglesia, personificada en Cristo, Cabeza y Pastor, y en su nombre (Ibid, n.15). 

Se comprende, así, que la mayor preocupación de un obispo –y  ciertamente lo es para mí- sea el suscitar vocaciones de presbíteros y diáconos al servicio de las comunidades cristianas de la diócesis. Es un gran consuelo para este obispo haber podido ordenar, desde la constitución de la diócesis de Terrassa, veinticuatro nuevos sacerdotes y cuatro diáconos permanentes.

El Día del Seminario es una oportunidad para pensar en el futuro de la diócesis i pedir al Señor nuevas vocaciones al sacerdocio ministerial. 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 376 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.