A los sacerdotes, religiosos y fieles de la Diócesis deTarazona

Queridos hermanos y amigos:

El pasado día 11 de febrero el Papa Benedicto XVI anunciaba su renuncia a la Sede de Roma. Debemos dar gracias a Dios por su pontificado y por lo que a lo largo de sus años, ejerciendo el ministerio petrino, ha supuesto para la vida de la Iglesia. Seguiremos rezando por él para que el Señor en esta etapa final de su vida le acompañe en cada momento.

A partir del día 28 de febrero a las 20 horas , la Sede de Pedro quedará vacante y empiezan unos días de trascendente importancia para la Iglesia pues los cardenales deberán elegir a un nuevo Pontífice. Desde ese momento ya no nombraremos al Papa en la plegaria eucarística.

Aunque estamos en el tiempo de Cuaresma y en él no se permiten las Misas por diversas necesidades y votivas, sin embargo, considerando la importancia que tiene la elección de un nuevo Papa y aplicando las normas particulares del tiempo de Cuaresma, que autoriza al Ordinario a ordenar o permitir, en una grave necesidad o por utilidad pastoral, dichas Misas; pido a todos los sacerdotes que ejercen su ministerio en la diócesis de Tarazona que celebren, durante este período hasta que sea elegido un nuevo Papa, la Misa “para elegir un Papa o un Obispo” que se encuentra entre las Misas y oraciones por diversas necesidades en el nº 4. 

Dichas Misas se podrán celebrar en las ferias de Cuaresma (no en los domingos, fiestas o solemnidades), utilizando las tres oraciones propias, las lecturas serán las correspondientes a las ferias de Cuaresma y se añadirá una petición especial a la oración de los fieles.

Asimismo en la Liturgia de las Horas se añadirá una intención especial pidiendo por la elección del nuevo Papa.

Promuévanse vigilias o encuentros de oración especial en las parroquias, comunidades religiosas, arciprestazgos etc. para agradecer el Pontificado de Benedicto XVI y pedir por su sucesor en la Sede de Pedro.

Igualmente en todos los actos de piedad que se celebren en estos días, Vía crucis, rosarios, etc, pídase a los fieles que los ofrezcan por esta misma intención de tan gran importancia para la Iglesia de Cristo.

Que el Señor, que quiso edificar su Iglesia sobre la roca de Pedro, príncipe de los apóstoles, nos conceda pronto la alegría de un pastor que sirva a su pueblo y lo ilumine con la luz del Evangelio.

Tarazona a 22 de Febrero de 2013, Fiesta de la Cátedra de San Pedro.

Con todo afecto, os bendigo.
+ Eusebio Hernández Sola, OAR
Obispo de Tarazona

Mons. Eusebio Hernández Sola
Acerca de Mons. Eusebio Hernández Sola 251 Articles
Nació en Cárcar (Navarra) el 29 de julio de 1944. Sus padres, Ignacio (+ 1973) y Áurea. Es el mayor de cuatro hermanos. Ingresó en el seminario menor de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos, en Lodosa, el 12 de septiembre de 1955. En 1958 pasó al colegio de Fuenterrabía donde completó los cursos de humanidades y los estudios filosóficos. A continuación (1963-1964) ingresó en el noviciado del convento de la orden en Monteagudo (Navarra), donde hizo la primera profesión el 30 de agosto de 1964, pasando posteriormente a Marcilla donde cursó los estudios teológicos (1964-68). Aquí hizo la profesión solemne (1967); fue ordenado diácono (1967) y presbítero el 7 de julio de 1968. Su primer oficio pastoral fue el de asistente en la Parroquia de "Santa Rita" de Madrid, comenzando al mismo tiempo sus estudios de Derecho Canónico en la Universidad de "Comillas", de la Compañía de Jesús. Al curso siguiente (1969) fue traslado a la residencia universitaria "Augustinus", que la orden tiene en aquella ciudad. Se le confió la misión de director espiritual de sus 160 universitarios, continuó sus estudios de derecho canónico, que concluyó con el doctorado en 1971, e inició los de Derecho en la universidad complutense de Madrid (1969-1974). Durante el curso 1974-75 hizo prácticas jurídicas en la universidad y en los tribunales de Madrid. El 3 de noviembre de 1975 inició su trabajo en la Congregación para los Institutos de vida consagrada y Sociedades de vida apostólica. Desde 1976 fue el director del departamento de la formación y animación de la vida religiosa, siendo el responsable de la elaboración y publicación de los documentos de la Congregación; además dirige una escuela bienal de teología y derecho de la vida consagrada. Desde 1995 es "capo ufficio" del mismo Dicasterio. Por razones de trabajo los Superiores de la Congregación le han confiado multitud de misiones en numerosos países del mundo. Ha participado en variados congresos de vida consagrada, de obispos y de pastoral vocacional. Durante este tiempo ha ejercido de asistente en el servicio pastoral de la orden en Roma. El día 29 de enero de 2011 fue publicado su nombramiento como Obispo de Tarazona y fue ordenado el 19 de marzo, fiesta de San José, en la Iglesia de Ntra. Sra. de Veruela.