La comunicación de la fe en el horizonte de la nueva evangelización. Apuntes de la Asamblea anual de los Delegados Diocesanos de Medios 2013

La Asamblea de Delegados Diocesanos de Medios de Comunicación Social se ha celebrado en Madrid del 18 al 20 de febrero. “La comunicación de la fe en el horizonte de la nueva evangelización” ha sido el tema elegido por la Comisión Episcopal que preside el Obispo de Lleida, monseñor Joan Piris, para este año 2013 en el que se celebra el Año de la Fe.

Esta Asamblea anual ha contado con la participación como ponente del Arzobispo Claudio Maria Celli, presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS). Junto a su aportación, los delegados de medios en las diócesis españolas han recibido la del profesor Arturo González Quijano, de la Universidad Complutense, y la del último Premio ¡Bravo! de Radio, el periodista Javi Nieves, de Cadena COPE y Cadena 100, quienes han ofrecido su visión de cómo el papel de la comunicación es esencial para la nueva evangelización a la que estamos llamados.

Además, durante el transcurso de la Asamblea de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social se han presentado otras iniciativas pastorales muy atractivas que se desarrollan en el ámbito diocesano, en el mundo del cine e internet.

Se relaciona, a continuación, un resumen elaborado a vuelapluma con apuntes del transcurso de la reunión anual de los delegados diocesanos de la Comisión Episcopal de Medios, y que ha elaborado la delegación de Zamora.

Monseñor Joan Piris, Obispo de Lleida y presidente de la CEMCS

Presentación

Lunes, 18 de febrero. 16:30 horas

Referencia a la situación vivida la semana pasada del anuncio de la renuncia del Papa y a la rápida y eficaz respuesta de las Delegaciones Diocesanas de MCS. Agradecimiento a monseñor Celli, Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, por su presencia.
El Santo Padre nos ha cambiado el marco de la situación comunicativa de la Iglesia. En esta asamblea vamos a conocer experiencias particulares que conjugan nueva evangelización y comunicación.

 

Monseñor Claudio Maria Celli, Arzobispo presidente del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales

Ponencia: “La comunicación de lafe en el horizonte de la nueva evangelización”

Lunes, 18 de febrero. 17:00 horas

Resumen de un estudio sobre la presencia de la Iglesia en los medios de EE.UU. (2012). El 53% de la población no tiene constancia de la presencia on line de la Iglesia. Fuentes de información para la gente: en los nacidos después de 1982 disminuye la televisión (54%) y crece Internet (37%). También crece la comunicación interpersonal (word of mouth) hasta el 5%. No hay un estudio semejante sobre Europa.

Internet no excluye completamente la comunicación interpersonal. No es cierto que quien está en lo virtual está tan absorbido que olvida la comunicación interpersonal. Pero observando a los jóvenes uno se pregunta por el sentido de nuestra prensa escrita. Cada vez disminuyen más las cifras de suscripciones y lectores de periódicos, más cuanto más jóvenes son las personas. Algunos datos curiosos de las redes sociales y YouTube: sólo el 6% de las personas ve contenido religioso en ese portal, pero cuanta más práctica religiosa tienen, más acceden a YouTube por estos contenidos.

La nueva evangelización en un mundo nuevo

La razón de ser de la Iglesia es continuar la misión de Jesús en el mundo. La Iglesia existe para evangelizar. Todas estas tecnologías, ¿cómo entran en un espacio de evangelización, cuando ésta exige una relación personal? No puedo confiar sólo a las tecnologías de la comunicación un camino de evangelización, pero hay que reflexionar sobre este contexto de las nuevas tecnologías.

El uso de estos nuevos medios ayuda mucho a nuestros esfuerzos por comunicar. No es suficiente preguntarnos cómo podemos utilizar estos nuevos medios para evangelizar. Y esto lo muestra la evolución en el magisterio pontificio sobre este tema. Inter mirifica se escribió cuando no existía Internet. Poco a poco el magisterio percibe que hay un cambio en la comunicación. Juan Pablo II empieza a hablar de una cultura digital. Hasta él se habló de “instrumentos de comunicación”, pero entonces se cambia, por la percepción de que las nuevas tecnologías dan lugar a un nuevo ambiente de vida.

La cultura digital

Esto cambia mi manera de ser y de vivir, mi forma de pensar. La Iglesia hoy día tiene el desafío de dialogar con la cultura digital, con un hombre que se sitúa en un contexto comunicativo distinto. La pregunta no es cómo voy a utilizar Internet para evangelizar, sino cómo evangelizo en Internet. Si es verdad que en Facebook hay más de mil millones de personas… es el país más habitado del mundo. Empleo el término “habitado” porque es un ambiente en el que uno vive.

Benedicto XVI ha dicho que es todo un desafío para quienes desean hablar de verdad y de valores. La Iglesia debe responder a este desafío, hacerlo suyo. Estamos viviendo un cambio de paradigma en la cultura de la comunicación. Las nuevas tecnologías no modifican sólo la forma de comunicar, sino la comunicación en sí misma. Los medios tienen que redefinir el enfoque. No podemos hacer sólo lo que siempre hemos hecho, sino que además ahora con nuevas tecnologías.

Benedicto XVI ha ejemplificado esto diciendo cómo la fe se difundió entre los primeros interlocutores de la Iglesia naciente. Hoy también hay que comprender la cultura nueva ligada a las nuevas tecnologías para saber después cómo emplearlas. Hoy los jóvenes leen menos. No todas las diócesis tienen web; estamos un poco más de la mitad. Lo problemático es que los que la tienen, todavía tienen una tecnología vieja. ¿Quién va a leer el texto de las homilías y de las cartas de los obispos colgadas en las webs de las diócesis? El joven de hoy no va a leer un texto de quince páginas.

Realidad de los espacios virtuales

En la actualidad, el espacio digital es una realidad en la que viven muchas personas. No es un espacio menos importante que el mundo físico. Si hablo por Skype con un familiar, no puedo decir que es una relación. Si la Iglesia no está en este espacio, no podrá evangelizar a la gente que está y vive en este espacio digitalmente.
El ambiente digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que forma parte de la vida de muchas personas, y crea relaciones. Una comprensión adecuada de este ambiente es el requisito para una presencia acertada en el mismo. Riesgo también de una mayor superficialidad.

Los medios católicos han respondido adecuadamente a este desafío, desarrollando una presencia consistente en el ámbito digital, para tener sus contenidos en la red. Dentro de la Iglesia, en algunos sectores, se siente la necesidad de conjugar lo que está imprimido con la realidad digital. La Iglesia debe hacer experiencias, tentativas… pero no quedarnos sentados para ver lo que pasa. Pablo VI dijo en Evangelii nuntiandi que los pastores deben tener sabiduría y valor para los cambios. Hay que mirar para adelante, para ver cómo dialogo con las realidades en las que vivo.

El desafío del lenguaje

Hay que buscar formas de expresión que lleguen a los corazones de todos. Benedicto XVI ha puesto el ejemplo de las parábolas de Jesús como comunicación eficaz. ¿Cuál es nuestra capacidad para alcanzar la imaginación y la sensibilidad de aquellos a los que queremos que alcance el encuentro con Jesucristo? La Iglesia tiene que favorecer el crecimiento de la esperanza en el corazón de la gente, en unos momentos en los que no hay esperanza.

Siguiente desafío: una presencia digital eficaz, modificando nuestro estilo de comunicación. Encontrar un lenguaje apropiado para las nuevas tecnologías. Así seremos fieles al mandamiento de dialogar con aquellas personas que no son miembros de nuestra comunidad. Nuestra comunicación muchas veces está dirigida a los peces que están dentro del acuario. ¿Quién piensa en la mayoría de peces que están fuera del acuario?

Es necesario pensar en la terminología que usamos. Estilo conversacional, interactivo, participativo… en el mundo 2.0. Nosotros estamos acostumbrados a predicar, enseñar, emitir declaraciones… y ahora tenemos que responder a las preguntas de la gente. Hay que pensar en cómo entenderán nuestras audiencias el contenido que emitimos. ¿Quién habla hoy con los jóvenes en la Iglesia? No tenemos nada pensado para estas edades. ¿Qué capacidad tenemos de hablar con quien está caminando en el mundo de hoy?

Interactividad

Estilos de comunicación dialogales, blogs, comentarios de artículos, explicar nuestras posturas en las redes sociales. Esto llega a audiencias más amplias. La resonancia en Facebook de News.va, por ejemplo, es amplísima. Los visitantes pueden dejar comentarios, y se permiten los negativos (sólo se borran los ofensivos, que no tienen derecho a estar). Si quiero establecer un diálogo, tengo que abrir la puerta también a un comentario negativo. Experiencia más negativa en Twitter, por las respuestas vulgares al Papa. Nosotros éramos conscientes de lo que iba a pasar. Pero era más importante estar presentes que eliminar las críticas. El Papa quiere estar donde los hombres y las mujeres de hoy viven, y eso es lo que quiere la Iglesia. Hay muchos de ellos que no pueden escuchar la Palabra de Dios sino ahí.

La Iglesia no es la torre de marfil que sale y da juicios, sino que ha de aprender a dialogar respetuosamente con la verdad de los otros. No significa reducir el contenido del evangelio que ofrezco, ni aguar el mensaje, porque así no habría diálogo verdadero. Pero yo estoy llamando a tener un diálogo respetuoso con la verdad de los otros, sabiendo que ésta me enriquece. No es sólo una tolerancia la que yo voy a tener, sino que me puedo enriquecer con la verdad de los otros. A veces sitios católicos son agresivos.

La autoridad

Problemas aquí. La autoridad en el contexto comunicativo se conquista, no se tiene desde el principio. Delicadeza en nuestra presencia, un aspecto en el que tenemos que caminar mucho. El Papa nos ha enseñado una vez más lo que significa servir a la Iglesia, con el anuncio de su renuncia. Nos dice qué sentido tiene nuestra vida en el servicio de la Iglesia, de una Iglesia con problemas no solamente estructurales. Pero es esta Iglesia la que amamos.

En las redes sociales, estamos llamados a dar testimonio. No solamente de persona a persona, sino también ahí. Tengo que dar testimonio de los valores evangélicos, aunque no cite expresamente un texto del evangelio. Trabajamos en esta contextualidad comunicativa, no sólo informativa, hablando al corazón de los hombres de hoy.

Turno de preguntas

– La comunicación no es un sector en la Iglesia. La Iglesia comunica con todo. Los cristianos deben estar presentes de forma evangélica en las redes sociales. Transmisión de persona a persona. Ayudar a los jóvenes a encontrar un sentido de vida. Hay un montón de respuestas, y mucha gente no se ha planteado la pregunta. Las redes sociales piden una presencia distinta.

– El riesgo de no asumir esto seriamente existe para todos nosotros. Los obispos de hoy pertenecemos a otra cultura, anterior. En las visitas “ad limina” intentamos hacer comprender a los obispos los desafíos de la comunicación hoy. Estamos haciendo ya cursos de comunicación para obispos, sacerdotes y laicos que trabajan juntos. La Iglesia, si no comunica, no es Iglesia. No es autorreferencial; tiene que anunciar a Jesucristo. Una canción acertada vale más que mil homilías de las nuestras. La proposición nº 18 del Sínodo es vieja, porque todavía la visión de buena parte de los obispos es que los medios son instrumentos. El magisterio pontificio es mucho más moderno que las proposiciones del Sínodo. Hoy no hablamos de gente contraria a la Iglesia, sino indiferente. Otra cosa es el corazón, donde hay más sensibilidad. Hay que ver cómo nosotros sabemos hablar al corazón de los hombres, que tienen nostalgia de algo. Mostrar una Iglesia que camina al lado del hombre y, antes de juzgarlo, lo ama. Es madre además de maestra, y quiere establecer un diálogo sincero y respetuoso con los hombres.

– Debemos continuar con los periódicos impresos. Pero, al mismo tiempo, conexiones: profundizar en contenidos web, etc. ¿Quién contesta a la gente de hoy que no es mayor ni está enferma (para los que, por ejemplo, existe Radio María)? Posibilidades: radio y TV en la web. Tienen que ser fórmulas nuevas, según las características de la población local. Hay que crear comunión dentro de la Iglesia, y tiene que expresarse en iniciativas comunes.

– Un desafío para los sacerdotes: si estoy enamorado, ya se me ocurrirá algo. Internet no soluciona el problema de la evangelización. Yo puedo incluso conocer a Jesucristo en Internet, pero luego necesito una comunidad real y viva, un cura que esté enamorado de Jesús y que así yo vea que he encontrado la perla preciosa por la que vale la pena dejarlo todo. Es esto lo que tiene que ofrecer la Iglesia. Jesús dice algo al hombre de hoy, dice algo a mi vida, y vale la pena estar con él.

– En este desierto espiritual y humano, hay que mostrar lo bello de la fe, unas verdades que alientan el corazón… también haciendo reír. No seas un cura aburrido. Si en un tuit logras comunicar algo al corazón, bienvenido seas.

 

Arturo Gómez Quijano, Profesor de Comunicación en la Universidad Complutense

Ponencia: Cómo comunicar desde la Iglesia

Martes, 19 de febrero. 10:00 horas

Hay que comunicar desde la Iglesia como comunican los demás, ni más ni menos; usando las herramientas que usan los demás.

Un encargo claro: “id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”. Complejidad de la Iglesia, que es una triple realidad: el mensaje, la jerarquía que lo transmite y el pueblo. La misión de la Iglesia es de comunicación. Tenemos poco que decir en el mensaje, que está ahí y no lo podemos cambiar. Somos depositarios de ese mensaje, nuestra misión es comunicarlo a todos.

Esta misión tiene sus condicionantes. Los tiempos cambian: “antes la gente iba a las parroquias. Ahora es el párroco el que tiene que ir a visitar a la gente” (Juan Pablo II). Ahora tenemos que ir a por la gente, y eso cambia la naturaleza de las cosas.

Aparecen nuevas tecnologías, que no son nada más que herramientas al servicio del mensaje. Y tenemos que estar ahí también. “Lo que os digo de noche, decidlo en pleno día; y lo que escucháis al oído, pregonadlo desde la azotea” (Mt 10, 27). Nuestro mensaje es abierto. Una azotea es una plataforma, un lugar desde el que gritar las cosas para que todo el mundo se entere.

Queremos llevar al mundo el mensaje de Cristo. Nos interesan todas las personas, y no somos sólo para los convencidos. Necesitamos relacionarnos con las personas en una época de cambio en el que no sirven para conectar los medios tradicionales, porque aparecen nuevos medios. Está cambiando todo, estamos ante una revolución, ante una transformación radical.

Hay que entender nuestra triple dimensión de la Iglesia a la hora de comunicar: mensaje, estructura y pueblo. Y hay que entender la innovación y el bagaje histórico de la Iglesia en sus 2000 años. No hay nada más social que la Iglesia.

Iglesia 1.0, ¿qué ha utilizado en todos estos siglos? Arte, liturgia, literatura, protocolo, predicación, procesiones, etc. Todas las artes al servicio del mensaje, esta potencia la hemos utilizado y es nuestra, podemos utilizarla.

Iglesia 2.0, en el mundo de la comunicación de masas. Aquí nos hemos perdido, aquí la Iglesia quizás ha dado un paso atrás: televisión, etc.

Iglesia 3.0, que ya es social. Verbos con: compartir, conversar, conectar, cocrear, cooperar, recomendar, comparar… es volverse a relacionar con la gente, multiplicando en el “uno a uno” la capacidad de llegar a la gente. Nos vamos a sentir mejor aquí que en la comunicación de masas, porque nos interesa más cada persona. Esto es otra guerra mucho más interesante, una tecnología más humana, más cercana a la gente, a lo común. COMUNicar, lo común.

¿Qué es la comunicación? Teresa de Calcuta: “comunicarse es la primera necesidad humana”. Pirámide de las necesidades humanas de A. Maslow: fisiológicas, de seguridad, de pertenencia, de autoestima y de autorrealización. Pero Teresa dice que lo primero es la comunicación. Y nosotros decimos que la comunicación son percepciones. Tenemos que construir y trabajar en las percepciones de la gente.

Y la comunicación son también expectativas: ¿qué espera la gente de nosotros? Porque lo que espera la gente de nosotros cambia el mensaje, la expectativa modifica el mensaje. Lo que yo espero que digas cambia lo que estás diciendo. “La comunicación es el otro”. La comunicación no es lo que yo digo, sino lo que el otro entiende. Esto hay que tenerlo en cuenta para poder comunicarnos con eficacia. Da igual lo que yo digo; hay que saber cómo percibe el otro, su contexto vital, su formación cultural, sus expectativas sobre mí.

Experimento de la participación en la comunicación: lo verbal es el 7 % de lo que percibe la gente. El 38 % es lo paraverbal: cómo lo digo. Tiene cinco veces más información esto que el contenido del mensaje. Y el 55 % es lo no verbal. En un mensaje escrito sólo tenemos contenido verbal; por teléfono se suma también lo paraverbal; y en la comunicación cara a cara se añade lo no verbal, y es una comunicación más completa.

Barreras a la comunicación:

– Físicas (percepción sensorial): vista, oído… “No te oigo”.

– Intelectuales (códigos orales): léxico, sintaxis… “No te endiendo”. Tenemos que entender qué barreras estamos enfrentando. Tenemos que hablar el lenguaje que habla la gente, con sus 600 palabras.

– Psicológicas (aceptación/rechazo): al otro y lo que representa… “No me gustas”. Para superar estas barreras hay que buscar la reputación, la credibilidad, la aceptación.

Barreras que actúan como filtros, que cambian el mensaje cuando estamos hablando de nosotros: cultura, ruido, foco en nosotros, percepción con prejuicios, el foco en el mensaje, la superficialidad y la falta de interés…

Hay que manejar las distancias: corta (con individuos, personal), media (ante grupos, pública) y larga (para público, audiencias, sin intermediarios).

1. La escalera. Es la base de cualquier comunicación. Por orden: lo primero, quién soy, qué tengo, qué recursos; después, qué quiero, la estrategia, dónde quiero llegar en un tiempo cercano; y en tercer lugar la comunicación, al servicio de la estrategia. Por eso tenemos que preguntarnos: ¿Cuál es nuestro “negocio”? ¿Cuál es nuestra “solución”? ¿Qué nos están “comprando”? La gente no busca neveras, sino la solución a sus problemas; si una nevera se los soluciona, la compra. Si la gente no encuentra la solución en la Iglesia, se marcha a otro sitio. ¿Qué soy para la gente, qué problemas le soluciono? Hay tres tipos de objetivos de comunicación: notoriedad (qué quiero que conozca la gente), posicionamiento (cómo quiero que me vean) y comportamiento (qué quiero que hagan). La comunicación, además, tiene que triangular: objetivos, plazos y recursos.
2. El paraguas. Una estrategia es una varilla del paraguas, que sirve a un objetivo, que es el paraguas. Si no tengo estrategias, no tengo un plan. Siempre vamos a lo táctico, cuando tenemos que pensar el para qué. Estrategias (varillas): informar, formar, captar recursos, relación con prescriptores, recomendar. Entre varilla y varilla cuelgo mis acciones. La estrategia, el plan, tengo que tenerlo claro. Técnicas: relaciones públicas, prensa, institucionales, eventos, promoción, etc.

3. La percha. ¿De dónde cuelgo mis mensajes? Solidaridad, crisis, renuncia del Papa, pederastia… cosas que están en el momento y todo el mundo cuelga sus mensajes. En nuestro mundo mediatizado, lo que no se conoce, no existe.

El mensaje no es lo que digo, el mensaje es lo que hago. Yo no puedo no comunicar. Otra de las normas de la comunicación efectiva: humildad, naturalidad, corazón. Hoy no se admite la prepotencia.

El mapa no es el territorio, cada uno lo vemos de una manera diferente. Se acabó la verticalidad: hoy el mundo es horizontal, tenemos que acompañar la gente como uno más. Si estamos en Twitter es para conversar con la gente, y si no nos gusta la gente no vayamos a Twitter. Cristo, ejemplo de horizontalidad, se hizo uno más de nosotros.

Tenemos el mejor mensaje, y el encargo de comunicarlo. Decía César González Ruano que un artículo es como una morcilla, tienes que atarlo bien al principio y al final, y dentro puede estar lo que sea. Nuestra única ocupación es comunicar el mensaje de Jesús, ése es nuestro encargo.

 

Xiskya Valladares, Religiosa de la Pureza de María, fundadora de iMisión

El ámbito de las nuevas tecnologías: el proyecto iMision.org

Martes, 19 de febrero. 12:00 horas

Ser misioneros en las redes sociales, y concretamente en Twitter. Presencia en el continente digital. Varios blogger vieron necesario comunicar la fe de forma coordinada. Pero la finalidad trasciende mucho Twitter.

Objetivos:

1. Tejer una red de iMisioneros comprometidos en Internet.

2. Formación continua, tanto técnica como espiritual.

3. Organizar un congreso de iMisioneros. Todavía es un sueño.

Organización en forma de círculos concéntricos:

1. iMisioneros en varios países. Con el hashtag #iMision

2. Colaboradores, más de 400 personas.

3. Staff, el núcleo principal: Susana Hortigosa, Juan Ruiz, Julián Lozano, Ana Medina, Daniel Pajuelo, Xiskya Valladares y Santi Casanova. Representantes de la universalidad de la Iglesia.

4. Equipo 0, de coordinación y liderazgo (esto no es público): Daniel, Xiskya y Santi.

Decálogo, en iMision.org. Centralidad de Cristo, Internet como lugar y no como medio, clave del testimonio, la fuerza está en la gracia, somos pueblo y comunidad, la caridad en todo, abiertos a todos, dar frutos más que dar éxito, de lo virtual a lo presencial, siempre discípulos.

Reuniones por Google Hangouts. Todo lo cuelgan en Google Drive (nube). Reuniones programadas por Doodle. Organización por equipos. Dossier de prensa con las apariciones de iMisión en los medios. Trabajo desde los medios gratuitos y sencillos de Internet. Botize: herramienta para que el perfil responda automáticamente a los FF. Ifttt: para dar los buenos días automáticamente y para los RSS, y para grabar los tuits con cierto hashtag en Dropbox.Hoosuite: permite programar tuits y ver estadísticas, y así se pueden mandar automáticamente los tuits a las horas de más audiencia. Socialbro: se puede usar gratis hasta los 10.000 seguidores. Birdbrain: dice quién sigue y quién deja de seguir.

Iniciativas: iEvangelizar, iEncuentros, iAlforjass, iCuaresma… Vídeo promocional de la Fundación Kolbe: “Cómo evangelizar en Internet”.

Claves del mensaje que mons. Celli les dio a los fundadores de iMisión: lo esencial, el Evangelio; ser rostro tierno y misericordioso de la Iglesia en diálogo con el mundo actual; comunión y sinergias dentro de la Iglesia.

Ariel Beramendi, sacerdote boliviano, oficial del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales

El portal Intermirifica.net

Martes, 19 de febrero. 13:00 horas

Puede ser incluida cualquier entidad de comunicación que pertenezca a la Iglesia católica. Como unas páginas amarillas, pero no sólo para medios diocesanos, sino que pertenezcan a una institución eclesial y tengan una adecuada doctrina católica.

Estructura de wiki, con base de datos abierta, y con unos editores que no pueden publicar si no lo aceptan los moderadores. Se puede poner el buscador en las webs propias. Hay presencia en Facebook. Y hacen la publicidad en el Twitter del PCCS: @PCCS_VA, en banners publicitarios, etc.

Está en siete idiomas. Para participar hay que registrarse, pero no es necesario para buscar información. De los canales de TV aparece también su streaming correspondiente, y sus actualizaciones de Twitter y de Facebook.

Invita a los delegados de MCS a introducir sus datos en el portal, y a insertar el buscador del portal en las webs diocesanas. Hay un manual de instrucciones en forma de blog.

Javi Nieves, Periodista de Cadena 100 y COPE

Evangelizar desde los medios. El caso de la radio

Martes, 19 de febrero. 16:00 horas

En primer lugar, la cercanía. En la radio y en los medios, si no gustas, desapareces. No hay una segunda oportunidad. Por eso es necesario darse a conocer, para que el oyente esté más tiempo contigo. Para comunicar, lo primero que tenemos que hacer es abrirnos, contar cosas de nosotros, mostrar nuestras debilidades, que es lo que nos hará fuertes. Nos pondrá en el mismo plano que el oyente, ni por encima ni por debajo.

Antes había muchas noticias que no llegaban a la sociedad porque podían pararse, ya que el periodista tenía un estatus especial en la jerarquía de la comunicación. Hoy la sociedad se ha vuelto más horizontal, y el oyente reclama estar en el mismo plano que el informador. Porque tiene acceso a la información de muchas maneras. Ejemplo del Huffington Post, que se nutre de blogs.

Hoy se hace necesario dar testimonio de uno mismo, y esto es lo que más valor tiene. Nos implicamos con todo nuestro ser, no sólo con una faceta de nuestra vida. Cualquier cosa puede salir a la luz, por tantos canales que hay.

Segundo factor: la rapidez. Hoy me puedo comunicar con cualquier persona mandando un correo electrónico, o comunicarme con miles de personas desde un teléfono móvil enviando un tuit. Miedo en los medios de comunicación, que no pueden contrastar con rapidez unas noticias que llegan vertiginosamente, lo que puede llevar a errores. Afán de correr más que el tuit y los móviles, un riesgo para los medios.

Por eso hay que transmitir a la sociedad calma. Y pueden darse noticias sin pararse a pensarlas, dando lugar a una mayor superficialidad y a que se repitan cosas que no deberían. El rumor se convierte en noticia, y eso se convierte en un gran peligro. Esto lo vivimos con muchísimas noticias: juicios paralelos, falsos testimonios, etc. Ante esto, tenemos que invitar a los oyentes a una reflexión crítica y contrastada.

Tercer punto: la calidad. A día de hoy, en las eras de las consultoras y de la comunicación global, hay que mantener la exigencia de la calidad. Esto es algo positivo si es bien enfocado. No se puede buscar oyentes o lectores a cualquier precio. La calidad debe ser para un cristiano una exigencia primordial. No podemos ser mediocres, tenemos que aspirar, tenemos que ser los mejores. Nuestro mensaje tiene que llegar a cuanta más gente mejor. Nuestro mensaje no ha cambiado, sigue siendo el mismo, Jesucristo. Pero sí han cambiado los medios de comunicación.

¿Cómo evangelizar correctamente a través de la comunicación? Todos estamos llamados a evangelizar, por estar bautizados. En primer lugar hay que plantearse quién es el destinatario del mensaje: no sólo el no creyente, sino también el creyente. Tenemos que llegar a todos, manteniendo la balanza.

No podemos calcular a quién llega nuestro mensaje; nosotros tenemos que lanzarlo. Dios lleva el mensaje, sin saberlo, a sitios insospechados. Juan Pablo II en Redemptoris missio 33 hablaba de reavivar la fe en la gente y culturas en las que se ha apagado. Dolan habla de mantener viva la búsqueda: plantear a la gente la necesidad de buscar a Jesucristo, con la importancia del testimonio, y de ejemplos que les lleven a preguntarse por lo que nos mueve. No tener miedo, estar convencidos, confiados y valientes, siendo astutos y buscando nuevas formas de comunicar sin miedo. En tercer lugar, hacer que crezca nuestra amistad de Jesús; no podemos contar algo que no vivimos, y por eso tenemos que rezar. Yo le rezo mucho al Espíritu Santo, porque sé que es el único que me puede ayudar en muchos momentos. Jesús es el contenido final de nuestro mensaje.

Y no se puede evangelizar sin alegría. Eso no quiere decir que no seamos críticos. Pero tenemos que ser conscientes de que la Iglesia es un “sí” y no un “no”, y por eso el anuncio ha de hacerse con una sonrisa. Y, por último, evangelizar es un acto de amor, y a través del amor deberíamos demostrarle a la gente que detrás de todo hay un Dios que nos ama.

Turno de preguntas

– Es importante el periodismo social hoy, a la gente ya no le interesa el periodismo político.

– Los católicos escuchan hoy canciones de artistas sin buscar nada especial. Nosotros en la radiofórmula de titularidad católica procuramos escoger las canciones. Cadena Cien no supone un gasto, sino beneficios.

– En los medios buscamos historias que le afecten directamente al oyente, humanamente cercanas, personalizando las cosas.

– Programa “Ponte a prueba”: lo hacen muy bien a nivel técnico, pero el contenido es horroroso, salen cosas que uno no podría imaginarse. Suena bien, es fresco, dinámico… Lo que hay que hacer es contraprogramar, hacerlo igual de bien o mejor. Quizás hay que preguntar a la gente qué quiere escuchar a esas horas. Tenemos que intentar ser una alternativa, ofrecer lo nuestro bien hecho.

– Desde las diócesis hay que hacer propuestas, para que puedan estar entre los temas que tienen que elegir para los programas. A nosotros nos gustaría fabricar las noticias, y no tener que tirar de los periódicos para buscar ideas.

Panel de experiencias

Martes 20 de febrero, 18:00 horas

Barcelona: nuevas mejoras en la Hoja Dominical
(Ramón Ollé y Jordi Albert Garrofé, delegados MCS)

200.000 lectores fijos y proyecto de renovación, buscando un efecto de multiplicar la comunicación de la Iglesia.

Además de cambiar la cabecera, se situó el texto del obispo a la derecha, en posición principal, con ilustración. Y empezar a utilizar los códigos QR. Incorporación de comentario exegético y litúrgico a las lecturas dominicales, y unificación del santoral y las lecturas diarias, con código QR para poder bajar cada día al propio dispositivo la Liturgia de las Horas. Reorganización de la agenda, muy compleja, y sustitución por un código que remite a la agenda completa en la web. E incorporación de publicidad a través de códigos para la esponsorización.

Incorporación, en cada tiempo fuerte, una hoja dominical extra para todo el ciclo litúrgico. Para una mejor comprensión del tiempo litúrgico.

Incorporación de nuevas tecnologías: código QR, para permitir el acceso a Internet, a las webs, directamente. Y códigos AR. Al poner el teléfono sobre una foto, el dispositivo móvil accede a un vídeo explicativo (“realidad aumentada”). Posibilidad de los vídeos en catalán y castellano. Funcionamiento del código AR: la foto de la hoja dominical se envía a un servidor de EE.UU., y se asocia a un vídeo que sale en streaming. Primera diócesis del mundo que ha utilizado esto.

Twitter del cardenal. Lo gestiona él directamente: por las mañanas piensa su contenido, cuenta sus letras, reflexiona su contenido, lo habla con el equipo de MCS y lo tuitea después.

Promedio de una noticia o dos al día, antes del cambio. Ahora, aumento del tráfico. La hoja dominical hace que las visitas a la web suban mucho, entre el 30 y el 60 %. Otro efecto derivado: aglutinar la prensa alrededor de la web del Obispado, por el interés en torno al cardenal tras el anuncio de la renuncia del Papa.

El impacto de la tecnología AR ha sido muy grande, a nivel mediático. Se ha cuantificado, por la presencia en prime time, en un impacto de un millón de euros.

Hay que tener en cuenta que el 75 % de los usuarios de Internet utilizan los medios sociales, sobre todo Facebook (263 minutos al mes), menos en el caso de Twitter (57 minutos al mes). Objetivo: que el tráfico en las webs aumente.

Ahora: darle más importancia a los vídeos en streaming, y ofrecer algo a los no creyentes, a los alejados, a los que no buscan la web del Obispado, sino un camino espiritual de vuelta.

Es una herramienta barata, fácil de realizar y muy efectiva. Da una visibilidad moderna a la Iglesia. Es algo barato, pero hace falta un experto que haga la preparación previa. El coste adicional es el contenido audiovisual: la gente no quiere letra, hacen falta vídeos. Han contratado a dos periodistas nuevos, que no saben mucho de la Iglesia, pero entienden bien este nuevo sistema. Y han hablado con las universidades católicas para emplear los recursos y alumnos de las Facultades de Comunicación.

Teruel-Albarracín: El ámbito diocesano, de la comunicación a la evangelización
(Agustín Fernández Buj, delegado MCS)

Experiencia cuando hubo opción de entrar en la programación de COPE. Tras la reflexión, una mirada al mundo juvenil, que ha de entrar en la programación religiosa. Y así que sea un lugar de encuentro entre los jóvenes y la Iglesia. Era “El Espejo” de una hora, con adolescentes.

Se hicieron miniespacios que suscitaban el interés de los jóvenes: música, cine, anécdota, entrevista, oración… Con la reducción del tiempo a la mitad, se han suprimido algunas secciones. Siempre se tiene el criterio de que lo que se diga transmita a Dios, sea desde lo social o desde lo explícitamente religioso. Se hace grabado de los jueves.

En “Iglesia Noticia” se lee el evangelio con varias voces, hay comentario del obispo (si no lo hay, del delegado). Santoral con la vida de cada uno, y destaca la chica uno. Noticias diocesanas. La postal: una pequeña reflexión sobre algo de la semana, del delegado.

Posibilidad de trabajo pastoral con los chavales y sus familias, de evangelización con ellos, de seguimiento de sus vidas… Ha valido la pena por la emisora y sus profesionales, y por los chicos que han entrado en la dinámica de la comunicación más allá de su teléfono.

Ciudad Rodrigo: cine, proyecto Evangelion
(Juan Carlos Sánchez y Pablo Moreno, Productora Contracorriente)

El origen de Contracorriente Producciones, en la Pasión viviente que surgió en 1993 en los pueblos de la diócesis de Ciudad Rodrigo con un grupo de jóvenes. Por el grupo “El Manantial” han pasado cerca de 500 jóvenes en estos 15 años. De esta experiencia nació este proyecto evangelizador en el mundo audiovisual. Apoyo del Festival de Cine Educativo y Espiritual: FICEE. Colaboración en la película Un Dios prohibido.

Proyecto Euangelion, dentro del departamento de evangelización y nuevas tecnologías en la Delegación de MCS. Experiencia de primer anuncio en el trabajo de grabación y producción, en primer lugar con los propios actores. Y lo que cuelgas en la red no sabes cuántas personas lo van a ver. Se calcula que el de “El sacerdote, regalo de Dios” lo han visto 2 millones de personas.

Pase de imágenes del proyecto Euangelion (falso tráiler). La idea surge del descubrimiento de una necesidad: una película que hable del hecho cristiano, que lo contextualice de forma adecuada. Jesucristo es el personaje más representado en la historia del cine. Se planteó un proyecto grande donde se vean las historias que se entrecruzan en el evangelio: el ciego Bartimeo, la pecadora pública, el centurión cuyo criado se muere… y que se encuentran con Jesús.

Experiencia de Anno Domini, en los años 80, pero centrada esta serie en los Hechos de los Apóstoles. Novedad del macroproyecto Euangelion: involucrar a la gente y hablarles de Cristo. Relación muy interesante con los actores: el cuerpo es la película, el producto final; el alma es lo que está detrás, la realización de la cinta. Todos los que participan son iguales, creyentes y no creyentes. Cuando un no creyente se mete en la piel de un personaje diametralmente opuesto, el choque entre el actor y el personaje plantea ciertas dudas. Así surgen cuestiones profundas y espirituales que no salen en la vida cotidiana. Con el presupuesto bajo, el equipo tiene que funcionar como una familia.

La idea son seis películas, para representar gran parte del Evangelio en imágenes. Desde el lenguaje cinematográfico, cómo hablar del evangelio para que sea comprensible por cualquier persona de cualquier cultura o lugar. En la primera historia: contextualización y el personaje de Cristo, qué ocurriría si Él no hubiera estado… Euangelion apostolos: qué ocurre cuando Cristo muere. Euangelion boanerges: Santiago llega a España. Euangelion Petros, Euangelion Paulos, Euangelion apocalipsis.
Web: www.euangelion.es. Financiación también a través del crowd-founding.

Un Dios prohibido va a ser una película polémica, porque suscita muchos recelos. Se ha procurado hacer una historia respetuosa con todos. Tráiler: www.undiosprohibido.com

Santiago Requejo
Comunicación de ideas ysentido publicitario May Feelings

Miércoles 20 de febrero, 10 horas

Tras la proyección del vídeo de la red social de oración, explicación de su origen. Se vio que era el medio apropiado para que cualquier persona, aunque no crea en Dios, pueda expresar una intención de oración. Se está abriendo un vínculo vertical directo para que una persona pueda pedir a Dios por otra persona, aunque no sea la oración algo habitual en su vida. Si esto se repite varias veces, las posibilidades de conversión se incrementan.

Ahora, 50.000 personas en más de 130 países, más de mil peticiones diarias… Es lo mejor que hemos hecho en nuestra vida: acercar a Dios a los demás a través de la oración por los demás. Estamos acercando a mucha gente que no se conoce de nada, y que están rezando los unos por los otros, una especie de comunión de los santos a lo bestia. Es muy impactante. Historias de vida y de oración impresionantes.

No es el “Facebook católico”, sino una plataforma para cualquier tipo de persona, creyente de cualquier religión o no creyente. No hay nada más humano que rezar. Después de los vídeos del Rosario, no nos imaginábamos que resultaría esto… eran vídeos dedicados a la Virgen, nada más. María, al final, ha vuelto a ser la gran intercesora, la que acerca a los hombres a su Hijo.

Las redes sociales están centradas en el yo. May feelings revoluciona esto: yo me pongo para pensar en ti. Vamos a hacer un certamen internacional: May Feelings Awards, para hacer algo en torno a la oración (Madrid, diciembre).

Miriam Díez e Inma Álvarez

Un proyecto de comunicación alternativa: Aleteia.org

Una red católica mundial para compartir recursos sobre la fe con quienes buscan la verdad.

aleteia.org es una importante iniciativa de evangelización en el mundo digital, lanzada en otoño 2011 en Roma.

aleteia.org no depende de ningún movimiento en particular, pero está promovida por la Fundación para la Evangelización a través de los Medios (FEM) – creada en Roma en 2010 – para movilizar a todas las grandes instituciones comprometidas en la evangelización y los medios de comunicación

Aleteia constituye una red abierta a la contribución de todas las personas que buscan la verdad y vive de su interacción (comentarios, críticas, propuestas…) El objetivo es crear una verdadera red, donde cada participante tenga un papel protagonista al seleccionar, compartir y votar los contenidos.

Las fuentes de ingresos de Aleteia son:

1. donaciones a través de la Fundación para la Evangelización a través de los Medios.

2. venta de espacios publicitarios, gracias a AdEthic.

3. en el futuro, está prevista la venta de productos de interés para el usuario de la red.

Aleteia es un proyecto promovido por la Fundación para la Evangelización a través de los Medios (fem-roma.org)

¿Por qué aleteia.org?

Fiabilidad
Las enseñanzas y respuestas católicas son buscadas cuidadosamente, documentadas y puestas a disposición de todos, sobre las cuestiones más actuales relacionadas con la fe, la moral y/o la sociedad.

Impacto
Las informaciones son presentadas de modo que tenga un impacto real en el debate público, ayudando así a modelar la cultura actual.

Facilidad de uso
El universo cristiano es inmenso, con miles y miles de sitios web, blogs e informaciones. A través de alianzas con proveedores de contenidos, aleteia.org es una plataforma única para aquellos que buscan la verdad.

La vocación de ALETEIA.org es la de ser una red social cristiana en la web, una plataforma de colaboración interactiva, en un formato que permita acceder y compartir fácilmente los temas propuestos. El contenido estará disponible inicialmente en seis idiomas (árabe, inglés, francés, italiano, español y portugués), para permitir la participación del mayor número posible de internautas.

La revolución digital ha cambiado la forma de comunicar en nuestro mundo. La Iglesia debe adaptarse con nuevos métodos para proclamar y compartir el Evangelio. Dado que el número de usuarios de internet este año ha sobrepasado los dos mil millones, poblaciones enteras que de otra forma estarían cerradas a la acción misionera y evangelizadora, pueden ahora ser contactadas on line. Esto proporciona una ocasión extraordinaria para llegar a millones – especialmente a los jóvenes, tan activos en la red.

Este proyecto constituye un desafío enorme que no puede ser afrontado sólo por una institución. Por ello, aleteia.org es ante todo una red. Es una red católica con una apertura ecuménica, destinada a reunir partners (miembros, contribytentes y expertos) que juntos proporcionen contenidos de referencia, constituidos por las más bellas “perlas” y las mejores respuestas que los cristianos pueden ofrecer, a todos aquellos que buscan la verdad. La ayuda dinámica de la red permitirá una amplia evangelización en Internet, pero también en el mundo.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).