Mil fieles de la diócesis de Santander peregrinan a la catedral con motivo del Año de la Fe

Alrededor de mil fieles de una extensa porción que se enmarca en la Vicaría Territorial de San Pablo, en la diócesis de Santander, acudían este último sábado de febrero a la catedral para participar en una misa solemne que oficiará el Obispo diocesano, monseñor Vicente Jiménez.

Los peregrinos entraron previamente a la iglesia del Cristo para rezar a los Santos Mártires San Celedonio y San Emeterio, patronos de la diócesis de Santander y cuyos relicarios se hallan en esta iglesia sobre la que se levanta la catedral

Ésta es la primera de las cuatro magnas peregrinaciones que se han organizado en esta diócesis con motivo del Año de la Fe, que el Papa Benedicto XVI convocó con carácter universal, en Roma, el 11 de octubre pasado, para celebrar los 50 años de la apertura del Concilio Vaticano II e instar a los fieles católicos a emprender una nueva Evangelización en sus entornos cotidianos. Además, esta es una de las acciones que recoge la programación pastoral de este curso 2012-13

Los fieles que han acudido a la catedral proceden de los seis arciprestazgos que engloba la Vicaría Territorial de San Pablo que, en líneas generales, abarca las comarcas de Torrelavega, Santillana, Suances, Miengo o Los Corrales, así como Reinosa, Valderredible, Renedo, Ontaneda, Vega de Pas, Villacarriedo o Sarón, entre otras áreas.

El Vicario de San Pablo, Antonio Gutiérrez Herrera, indicó que los fieles venían a la capital por diferentes cauces; así los procedentes de Valderredible (Arciprestazgo de Nuestra Señora de Montesclaros) partieron temprano en cuatro autobuses para visitar Santillana del Mar y después trasladarse a Santander para comer en el Seminario de Corbán.

Gutiérrez explicó que aunque la peregrinación tiene el sentido de “confesar la fe en el Señor Resucitado” y expresar “su comunión” con el Obispo y con la Iglesia universal, es también un tiempo para que los peregrinos convivan con otros fieles de la diócesis y “pasar una jornada agradable”.

Por su parte, el Obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez, con motivo del inicio de este calendario de peregrinaciones a la catedral, ha exhortado a sus diocesanos a “que se sumen al acontecimiento” del Año de la Fe que el Papa Benedicto XVI inauguró en Roma en octubre pasado.

El Año de la Fe exhorta a los fieles a emprender “con entusiasmo” una nueva evangelización en sus entornos y servirá también para conmemorar los 20 años de la promulgación del nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, cuyo texto fue “uno de los frutos del Concilio”.

Descubrir la fuerza de la Fe

Monseñor Jiménez presentó recientemente una amplia Carta pastoral titulada, “El Año de la Fe y la renovación de nuestra Iglesia Diocesana”.

En ella explica que uno de los objetivos de esta “magna convocatoria universal” es la de “descubrir” la “fuerza de la fe” para que, “viviéndola nosotros primero, la podamos transmitir después a los demás”, destaca.

La “Nueva evangelización” a la que insta a emprender el Año de la Fe es también “para aquellos que, siendo bautizados, están en la actualidad alejados de Cristo y de la práctica sacramental de la Iglesia” a la que pertenecen, pues la “Iglesia siempre tiene la puerta abierta”. A ellos queremos también “llegar de nuevo”, apostilla el prelado.

Durante este tiempo en la diócesis de Santander se continuará, igualmente, con la evangelización ordinaria que se viene desarrollando en las parroquias, catequesis, mediante la celebración de los sacramentos o por “el testimonio de la caridad”; pero, todo ello, “con un talante de nueva evangelización”, precisó monseñor Jiménez.

Hasta el 14 de noviembre de 2013, jornada en la que concluye esta convocatoria universal, los fieles de las cuatro Vicarías territoriales en que se divide la Diócesis, peregrinarán a la catedral para expresar su comunión con el Obispo y con la Iglesia universal.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37453 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).