Monseñor Matteo Zuppi, Obispo auxiliar de Roma: «La Iglesia necesita un Papa con vigor de cuerpo y de espíritu para guiar la Iglesia»

Monseñor Matteo Zuppi, Obispo Auxiliar de Roma, dirigió el lunes día 18 de febrero el receso de Cuaresma los sacerdotes de la archidiócesis. La primera parte del receso, en la capilla mayor del Seminario de Tarragona, hubo una meditación que puso de relieve la invitación que el Señor nos hace a todos a convertirnos subrayando especialmente la necesidad de vencer la actitud de vivir una fe rutinaria y sin esperanza. Mons. Zuppi también insistió en la alegría como el fruto de una verdadera conversión al Señor.

La segunda parte de la meditación, en la sala de actos, giró en torno a los pobres. «No debemos ver a los pobres como clientes nuestros o usuarios sino como hermanos de la familia de la Iglesia. Cada cristiano debería tener una relación de amistad con algún pobre», destacó.

«Cristo se ha identificado con los pobres y tener un contacto personal con los pobres es acercarse a Cristo. Los pobres nos enseñan que nosotros también somos frágiles y débiles. En la pastoral y, sobre todo en la pastoral de la juventud del amor a los pobres debe ocupar un primer lugar. La amistad con los pobres nos transforma y nos hace vivir una fe más concreta y real», destacó.

A continuación, monseñor Matteo dijo que la renuncia del Papa Benedicto XVI es para el bien de la Iglesia. «No hay más interpretación posible en las palabras del Papa. La Iglesia necesita un Papa con vigor de cuerpo y de espíritu para guiar la Iglesia en estos momentos cruciales».

Al terminar la jornada de retiro, el mismo lunes día 18, por la tarde, comenzó la semana de ejercicios espirituales de Cuaresma para sacerdotes en el Seminario Menor de Tarragona conducidos por el Arzobispo de Urgell, monseñor Joan Enric Vives.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39235 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).