La clase de Religión para vuestros hijos

Mons. Joan Piris     Venga o no al caso, no hay ninguna intervención de personas con responsabilidad pública en la que no se haga mención a la necesidad de los valores para vivir y, por ello, como algo imprescindible en todos los niveles de la acción educativa. Consecuentemente, y dejando aparte ideologías y prejuicios, los padres y las madres, los educadores y la misma sociedad, todo el mundo debería reconocer que la transmisión del hecho religioso en la escuela es un factor de integración, de convivencia y de sentido de la vida. Por ello, en nombre de tantas personas y familias beneficiarias de su labor, empiezo por agradecer el esfuerzo de todos aquellos que hacen este servicio en la escuela dando consistencia al proyecto educativo. El saber religioso y moral es un derecho del alumno y una exigencia de su formación integral.

En este sentido hago una llamada a las familias para que inscriban a sus hijos e hijas en la clase de religión, convencido de que en ella se les darán los fundamentos adecuados para poder hacer frente progresivamente a los retos educativos actuales y a la misma transformación de la sociedad. El hecho religioso y la apertura a la trascendencia es un elemento educativo que favorece ese tipo de reflexión que ayuda a dar respuestas y abrir horizontes ilusionantes y de calidad.

En tiempos de pluralismo acentuado y de increencia, las familias cristianas, o aquellas preocupadas por el auténtico desarrollo de la formación integral de sus hijos, saben que formar conforme al proyecto educativo del humanismo cristiano y los valores universales del Evangelio equipa muy bien y puede ser una garantía para contrarrestar en la vida muchos de los condicionantes que la dificultan.

Permitidme insistir en la necesidad de dar pasos en común, familias, centros educativos y comunidades parroquiales, y ayudarnos unos a otros a motivar a los miembros de la comunidad educativa sobre los principios y valores que conlleva la Persona y el Mensaje de Jesús, cuidando también escrupulosamente el testimonio que tienen que dar los educadores a los que se les encomienda la clase de religión.

Si pedimos justamente los derechos constitucionales a la hora de reivindicar la necesidad de los contenidos adecuados en el currículum educativo, reclamando que el saber religioso ocupe el lugar que le corresponde en la formación integral y convencidos de su especial importancia, también debemos asegurarnos de la selección de profesores de religión con criterios y praxis adecuada a la identidad católica.

Recibid el saludo de vuestro hermano obispo,

+ Joan Piris Frígola, 

Obispo de Lleida

Mons. Joan Piris
Acerca de Mons. Joan Piris 198 Articles
Mons. D. Joan Piris Frígola nació el 28 de septiembre de 1939 en Cullera (Valencia). Fue ordenado sacerdote en Moncada el 21 de octubre de 1963. Desde 1964 a 1968 realizó los estudios de Licenciatura en Pedagogía en Roma y la Diplomatura en Catequética en el Pontificio Ateneo Salesiano de Roma. En 1971 obtuvo la Licenciatura en Pedagogía por la Universidad Civil de Valencia.En 1968 fue nombrado Vicario y de 1969 a 1974 párroco de San Fernando Rey de Valencia. Fue miembro del Grupo Promotor en España del Movimiento por un Mundo Mejor, de 1974 a 1979, fecha en la que ejerció como Director del Secretariado Diocesano y luego Delegado Episcopal de Pastoral Familiar en Valencia, hasta 1984. Este cargo lo compaginó con la dirección del Secretariado de la Subcomisión de Familia de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, en Madrid, de 1981 a 1984.CARGOS PASTORALESHa sido párroco de diferentes parroquias de Valencia y Miembro del Consejo de Presbiterio de Valencia en 1984 y Párroco Consultor un año más tarde. Ha sido Vicario Episcopal de las demarcaciones de La Ribera, Valencia-Nordeste, Lliria-Via Madrid y Valencia-Nordeste.El 1 de marzo de 2001 fue elegido Obispo de Menorca y recibió la Ordenación Episcopal el 28 de abril de ese mismo año.El 16 de julio de 2008 fue nombrado por el Papa Benedicto XVI Obispo de Lleida y tomó posesión de la diócesis el 21 de septiembre de 2008. El 28 de julio de 2015 el Papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la diócesisOTROS DATOS DE INTERÉSEn la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral (2001-2005) y desde 2005 es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, de la que fue Presidente de 2009 a 2014.