Carta del Obispo de Almería a Su Santidad Benedicto XVI

 Mons. Adolfo  González     A Su Santidad Benedicto XVI 

Ciudad  del Vaticano

Beatísimo Padre: 

Hemos recibido con honda emoción vuestras palabras dirigidas a los Señores Cardenales en el consistorio del día de ayer, anunciando vuestra intención de retiraros del ejercicio del ministerio de Sucesor de Pedro. 

Permitidnos, Santo Padre, haceros llegar el testimonio de nuestra comunión y viva gratitud por cuanto habéis realizado en estos ocho años de servicio a la Iglesia que Cristo os confió como Obispo de Roma y Papa de la Iglesia universal. Hemos seguido vuestro magisterio como faro luminoso al servicio de la verdad, que nos ha ayudado a orientarnos en tiempos de confusión y dificultades. 

Os agradecemos, Santo Padre, vuestra entrega como Pastor de la Iglesia universal que nos ha apacentado con tanto amor durante estos años, dando unidad y cohesión a la Iglesia, e impulsando el testimonio coherente de fe que los cristianos hemos de dar en la sociedad de nuestro tiempo, y alentando la evangelización de nuestra sociedad y cultura. 

Estad seguro, Santo Padre, de que os acompañamos con nuestra oración todos los fieles de esta Iglesia diocesana de Almería, unidos a la oración de toda la Iglesia universal por vuestra persona. No dejéis de orar por nosotros. 

Que Cristo Pastor de la Iglesia os acompañe siempre y que gocéis de la amorosa protección de la Virgen María el tiempo que el Señor os conceda de vida, que todos los fieles de esta Iglesia, con su clero y religiosos y religiosas, os desean conmigo que sea largo y prolongado para gozar de vuestra plegaria por la Iglesia. 

Santo Padre, pedimos vuestra bendición, 

 +Adolfo González Montes 

Obispo de Almería, España

Mons. Adolfo González Montes
Acerca de Mons. Adolfo González Montes 70 Articles
MONSEÑOR ADOLFO GONZALEZ MONTES nació en Salamanca en 1946. Sacerdote desde 1972, ejerció su ministerio en la parroquia de Santo Tomás de Villanueva. Fue Capellán de la Universidad Pontificia de Salamanca, además de Director espiritual y miembro del equipo de formadores durante dos años del Colegio Mayor Santa María de Guadalupe, de dicha Universidad Pontificia. Doctor en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca, fue profesor y desde 1988 catedrático de Teología Fundamental. En 1997 fue nombre obispo de Ávila por Juan Pablo II. El 15 de abril de 2002 es nombrado Obispo de Almería y tomó posesión canónica de la diócesis el 7 de julio. En febrero de 2005 es elegido Presidente de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, formando parte desde entonces de la Comisión Permanente de la misma. En la XCI Asamblea Plenaria celebrada del 3 al 7 de marzo de 2008 es reelegido Presidente de la misma Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española y miembro de su Comisión Permanente. El 2 de noviembre de 2005 fue elegido en la LXXXV Asamblea Plenaria de la CEE representante de la Conferencia Episcopal Española en la Comisión de Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE), con sede en Bruselas.