Nuestros catecúmenos avanzan

Mons. Joan Piris    Sabemos que en cada sacramento hay un encuentro misterioso entre el amor de Dios y la libertad de la persona. Por eso, como Iglesia, no sólo recordamos a todos la primacía del amor gratuito del Señor, sino que también queremos tener un cuidado particular de la libertad de la persona que pide los sacramentos de la Iniciación Cristiana, comprometiéndonos a acompañarla y alentarla para que dé una respuesta consciente y voluntaria a la iniciativa de Dios. La Iglesia no puede juzgar la «fe» de la persona, pero puede y debe juzgar las «condiciones necesarias» para que la persona responda libremente a Dios y, en consecuencia, puede y ha de tomar aquellasdecisiones operativas que se muestren coherentes, al menos para no exponer los sacramentos a la “invalidez”.

En nuestra Diócesis, durante el curso 2010-2011, trabajamos el objetivo de la Iniciación Cristiana, estudiando y madurando la posibilidad, entre otras acciones, de instaurar el Catecumenado de adultos (a partir de los 18 años) “con la colaboración de las parroquias de los candidatos”, lo que quedó establecido el 21 de noviembre de 2011.

Conviene recordar que el Catecumenado “no es una simple exposición de dogmas y mandamientos, sino una formación y aprendizaje de toda la vida cristiana suficientemente largo, a través de los cuales los discípulos se unen con su maestro” (AG 14).

La celebración del rito de ingreso de los catecúmenos se hizo el primer domingo de Adviento en la Iglesia parroquial de la Magdalena.

Ahora, este primer domingo de Cuaresma a las 19’30h, en la Catedral, en la Eucaristía presidida por el Obispo, primer responsable de la iniciación cristiana de los adultos, celebraremos el rito de la elección entregando a los catecúmenos el Símbolo de la Fe y el Padrenuestro: el tiempo de Cuaresma será para ellos “el tiempo de la purificación y de la iluminación”, tiempo de preparación última antes de la celebración de los sacramentos de la iniciación cristiana; este período es, en la Tradición de la Iglesia, un tiempo de retiro espiritual y de conversión.

La celebración de los tres sacramentos de la iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía) tendrá lugar el 21 de abril, cuarto Domingo de Pascua, en la Catedral. Desde ahora os invito a todos. Es importante hacer visible la acogida de los Catecúmenos y su incorporación a la Comunidad.

Y aprovecho para recordar la importancia del padrino o madrina en los sacramentos del Bautismo, de la Confirmación y de la Eucaristía. Su misión es acompañar al candidato especialmente en la celebración de los sacramentos y apoyarle en sus primeros pasos en la vida cristiana. Por eso, se debe elegir una persona madura en la fe, buen garante de vida cristiana, capaz de ayudar al catecúmeno en las dificultades diarias que le pueda suponer el hecho de creer y vivir cristianamente, y capaz de introducirlo en la vida de la comunidad cristiana propia. Es todo lo contrario de una figura decorativa y por eso todos no pueden serlo.

Recibid el saludo de vuestro hermano obispo,

+ Joan Piris Frígola, 

Obispo de Lleida

Mons. Joan Piris
Acerca de Mons. Joan Piris 198 Articles
Mons. D. Joan Piris Frígola nació el 28 de septiembre de 1939 en Cullera (Valencia). Fue ordenado sacerdote en Moncada el 21 de octubre de 1963. Desde 1964 a 1968 realizó los estudios de Licenciatura en Pedagogía en Roma y la Diplomatura en Catequética en el Pontificio Ateneo Salesiano de Roma. En 1971 obtuvo la Licenciatura en Pedagogía por la Universidad Civil de Valencia.En 1968 fue nombrado Vicario y de 1969 a 1974 párroco de San Fernando Rey de Valencia. Fue miembro del Grupo Promotor en España del Movimiento por un Mundo Mejor, de 1974 a 1979, fecha en la que ejerció como Director del Secretariado Diocesano y luego Delegado Episcopal de Pastoral Familiar en Valencia, hasta 1984. Este cargo lo compaginó con la dirección del Secretariado de la Subcomisión de Familia de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, en Madrid, de 1981 a 1984.CARGOS PASTORALESHa sido párroco de diferentes parroquias de Valencia y Miembro del Consejo de Presbiterio de Valencia en 1984 y Párroco Consultor un año más tarde. Ha sido Vicario Episcopal de las demarcaciones de La Ribera, Valencia-Nordeste, Lliria-Via Madrid y Valencia-Nordeste.El 1 de marzo de 2001 fue elegido Obispo de Menorca y recibió la Ordenación Episcopal el 28 de abril de ese mismo año.El 16 de julio de 2008 fue nombrado por el Papa Benedicto XVI Obispo de Lleida y tomó posesión de la diócesis el 21 de septiembre de 2008. El 28 de julio de 2015 el Papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la diócesisOTROS DATOS DE INTERÉSEn la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral (2001-2005) y desde 2005 es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, de la que fue Presidente de 2009 a 2014.