La renuncia de un humilde trabajador de la viña del Señor.

Mons. Julián Ruiz Martorell      Las primeras palabras que pronunció Su Santidad el Papa Benedicto XVI el martes 19 de abril de 2005, desde el balcón central de la Basílica Vaticana, fueron: “Queridos hermanos y hermanas: después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor”.  

Su proverbial humildad ha quedado patente en tantos gestos de servicio discreto a lo largo de su intenso pontificado. 

También ahora, en esta iniciativa, libre y consciente, de renunciar al ministerio que se le había encomendado, su actitud es admirable.  

El Santo Padre ha meditado delante de Dios y ha tomado una decisión que nos llena de admiración y de gratitud. Admiración por la fortaleza interior que demuestra. Admiración por la delicadeza de su expresión. Admiración por la fecha significativa en que se produjo el anuncio -en la Jornada Mundial de Enfermo- como asociándose al misterio de una vida que también incluye y acepta el debilitamiento físico. Admiración por su deseo de seguir sirviendo a la Iglesia a través de esta determinación.

Y gratitud. Profunda gratitud por sus fecundos años de pontificado. Y también, en perspectiva, por su vida de entrega generosa en su condición de excelente teólogo, magnífico pastor y extraordinaria persona. Su bondad y su sabiduría nos seguirán acompañando siempre.

En estos momentos deseo unirme a la oración de toda la Iglesia, y exhorto a todos los creyentes a elevar fervientes oraciones para que el Señor siga acompañando al Santo Padre, le conceda fuerza física y aliento espiritual.

Que la gracia del Señor inspire, sostenga y acompañe a Benedicto XVI.

+ Julián Ruiz Martorell
Obispo de Huesca y de Jaca

Mons. Julián Ruiz Martorell
Acerca de Mons. Julián Ruiz Martorell 322 Articles
D. Julián RUIZ MARTORELL nació en Cuenca el 19 de enero de 1957. Desde pequeño vive en Zaragoza. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza, siendo alumno del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA). Fue ordenado sacerdote en Zaragoza el 24 de octubre de 1981. Encargos pastorales desempeñados: 1981-1983: Ecónomo de Plasencia de Jalón y Encargado de Bardallur; 1983: Encargado de Bárboles, Pleitas y Oitura; 1983-1988: Durante sus estudios en Roma, Capellán de las Religiosas "Battistine"; 1988-1993: Adscrito a la Parroquia de Santa Rafaela María, en Zaragoza; 1991-2005: Director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar"; 1994-2010: Capellán de la comunidad religiosa del Colegio Teresiano del Pilar; 1998-2005: Director del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón; 1999-2005: Director del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín"; 2007-2010: Delegado de Culto y Pastoral de El Pilar. Fue nombrado obispo de Huesca y de Jaca el 30 de diciembre de 2010. En ese momento desempeñaba los siguientes cargos y tareas: Profesor de Sagrada Escritura del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (1988), del Instituto Superior de Ciencias Religiosas "Nuestra Señora del Pilar" (1988) y del Centro de Zaragoza del Instituto Superior de Ciencias Religiosas a distancia "San Agustín" (1988); Miembro del Consejo Diocesano de Pastoral (1993); Miembro del Consejo Presbiteral (1998); Canónigo de la Catedral Basílica "Nuestra Señora del Pilar" de Zaragoza (2004); Miembro del Colegio de Consultores (2005) y Secretario del Consejo Presbiteral; y Vicario General de la Archidiócesis (2009). Fue ordenado obispo en la S. I. Catedral de Huesca el 5 de marzo de 2011. Tomó posesión de la diócesis de Jaca al día siguiente en la S. I. Catedral de esta diócesis.