Cuaresma 2013: Conversión y solidaridad

Mons. Raúl Berzoza     Casi sin darnos cuenta, estamos ya en la Cuaresma. Antes, la Campaña anual de Manos Unidas. Deseo unir estas dos realidades como dos caras de una misma moneda.

En relación al tiempo litúrgico cuaresmal, el Papa Benedicto XVI desea que, dentro del Año de la Fe, constituya una ocasión favorable y propicia para encontrarnos con Dios y con los demás. En otras palabras, que, junto a un redescubrir la alegría de creer y la belleza de nuestra fe, estemos dispuestos a una renovada conversión al Señor Jesús y a una entrega sincera y generosa a los demás, especialmente a quienes más lo necesitan. 

Os invito, muy especialmente, durante esta Cuaresma a acercaros al Sacramento de la Penitencia y de la Reconciliación. Y que lo hagamos bien; no solo con una esmerada preparación y un sincero dolor de los pecados sino como lo manda la madre Iglesia: con confesión y absolución personales y con firme propósito de la enmienda. Pido a las parroquias, y a los ministros sacerdotes, que cuiden en este año dicho sacramento; y que la preparación y celebración comunitaria no solo orienten sino que faciliten siempre a los fieles a la posibilidad de una confesión personalizada con absolución individual. Es el camino para una auténtica y continuada conversión. De lo contrario, se perderá aún más el sentido de pecado y no se apreciará el valor de dicho sacramento en su dimensión profunda. ¡Gracias por atender esta llamada!

Y, si importante será en esta Cuaresma la conversión, hago también una llamada a la solidaridad, colaborando con Manos Unidas. Este año con el sugerente lema “No hay justicia sin igualdad”. Ya es la campaña número 54 y se centra en el llamado tercer Objetivo de Desarrollo del Milenio. Manos Unidas promueve especialmente a la mujer para que pueda desarrollar sus propias capacidades intelectuales, profesionales, morales y espirituales. Desea que las mujeres, sobre todo las de países menos desarrollados, puedan ser cada vez más libres para elegir su forma de existencia. Para ello, se impulsan proyectos educativos, de desarrollo profesional y de participación social. Al mismo tiempo, es una denuncia contra todo aquello que impide a las mujeres serlo de verdad. Nuestra Diócesis siempre ha sido generosa con Manos Unidas. Que en este año, a pesar de la crisis, no bajemos el listón de nuestra colaboración. Gracias a todos los voluntarios de esta gran obra, especialmente a su Presidenta, Conchita, veterana creyente y alentadora incansable. Gracias, de verdad, a todos por vuestra colaboración y que Dios os bendiga y os los pague.

+Raúl Berzoza

Obsipo de Ciudad Rodrigo

Mons. Raúl Berzosa
Acerca de Mons. Raúl Berzosa 24 Artículos
Nació en Aranda de Duero (Burgos) el 22 de noviembre de 1957.Ha realizado los estudios eclesiásticos en el Seminario Menor de Burgos (1968-1974) y en la sede de Burgos de la Facultad Teológica del Norte de España (1974-1982), donde obtuvo el Doctorado en Teología Dogmática en 1984. Fue ordenado sacerdote el 8 de noviembre de 1982, en Valencia, por Su Santidad Juan Pablo II. De 1984 a 1987 realizó los cursos de Licenciatura en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino en Roma y los cursos diplomáticos en la Pontificia Academia Eclesiástica. Durante este período estudió Antropología Teológica en la Pontificia Facultad Teológica “Teresianum” y siguió un curso de periodismo en el Instituto Profesional “Lazio”, en Roma. CARGOS PASTORALES De 1982 a 1983 fue Vicario parroquial de Medina de Pomar (Burgos) y de 1983 a 1984 Párroco de Pampliega, Villazopeque, Palazuelos de Muñó, Barriode Muñó y Belbimbre (Burgos). Además, entre 1987-1993 ejerció como Delegado Diocesano de Medios de Comunicación; Director de la revista diocesana “Sembrar” y Director de los programas diocesanos de Radio COPE. También fue Director del Instituto de Teología para Laicos y del Instituto de Teología a Distancia. Entre 1987-2005 ha sido profesor de Teología Dogmática en la Facultad Teológica del Norte de España y Director del Instituto de Ciencias Religiosas “San Jerónimo”. Y de 1997 a 1998 Párroco de Arcos de la Llana y anejos y de Sotresgudo. De 1994 a 2005 fue Secretario de los Obispos de las diócesis de Castilla-León. y de 1993 a 2004 Pro-Vicario General y Vicario de Pastoral de la archidiócesis de Burgos. Fue nombrado Obispo auxiliar de Oviedo el 22 de marzo de 2005, recibiendo la ordenación episcopal el 14 de mayo del mismo año en la Catedral de Oviedo. El 20 de abril de 2009 fue elegido Administrador Diocesano de Oviedo. El 2 de febrero de 2011 Benedicto XVI le nombró Obispo de Ciudad Rodrigo tomando posesión de la diócesis el 9 de abril. En la CEE pertenece a la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social desde 2005 y a la Junta de Asuntos Jurídicos desde el año 2008.