Una defensora de la mujer en Etiopía

Mons. Àngel Saiz Meneses     En este segundo domingo de febrero se celebra cada año la jornada central de la Campaña Mundial contra el Hambre, que lleva a cabo Manos Unidas. Esta ONG católica lleva más de medio siglo promoviendo proyectos de desarrollo en los países más pobres de África, América, Asia y Oceanía. El año 2010 fue distinguida con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Manos Unidas nació como la iniciativa de un conjunto de mujeres de Acción Católica que decidieron luchar contra el hambre. Este año la campaña tiene un lema muy relacionado con la mujer: “No hay justicia sin igualdad”. En el cartel de la campaña puede verse a una mujer africana que sostiene una gran balanza en cuyos dos platillos se pueden leer ambas partes del lema.

La igualdad reclamada se refiere en especial a las mujeres del continente africano, con frecuencia marginadas y no tenidas en cuenta en las decisiones sobre la vida de las comunidades. Sin embargo, la experiencia de Manos Unidas –experiencia que tiene más de medio siglo de vida- es que la mujer africana, si puede formarse, es un gran factor de desarrollo comunitario.

Así lo he visto expresado en el testimonio de Maru Solís, una misionera comboniana nacida en México y que desarrolla su actividad, con otras tres  misioneras de la misma congregación, en el vicariato de Nemite, en Etiopía. “Nuestra tarea, desde hace muchos años –escribe en el Boletín de Manos Unidas de enero y febrero- se dirige principalmente hacia las mujeres que son el colectivo más olvidado. Hemos conseguido que, en muchas tribus, sean ellas mismas las que piden actuaciones y programas que les ayuden a su mejoría humana social y espiritual”.

Se trata de cursos de formación básica en tareas domésticas, agrícolas y también  cursos de cultura general. “Es fácil que las mujeres se interesen por estos cursos, pero es más difícil que asistan los hombres”. Las misioneras no se desaniman y, además de los cursos sólo para mujeres, organizan otros en los que piden que cada mujer asista acompañada de su marido o de oro hombre de la familia. “Así conseguimos –añade- que todos sean responsables de su desarrollo”. Con este trabajo han logrado llegar, de manera directa, a 535 familias de seis aldeas diferentes. “En total –explica la misionera- tenemos 21 grupos de formación, a los cuales también asisten las autoridades locales”. Las misioneras se esfuerzan en hacer surgir líderes locales. Muchas veces, son las mujeres quienes toman las riendas de los proyectos de desarrollo.

Y para concluir, una nota negativa respecto de la mujer en aquella zona. Oigamos a la misionera: “Con respecto a las mujeres, aunque sus padres les dan permiso para estudiar, sin embargo la educación secundaria les queda muy lejos, porque no les dan permiso para ir a la escuela, que queda alejada de sus aldeas, porque existe el peligro terrible de ser raptadas y entregadas a las redes de prostitución”. A pesar de esta y otras dificultades, la valerosa misionera confiesa lo que sigue: “Pero no nos damos por vencidas, porque contamos con el apoyo de muchas personas y, sobre todo, con la ayuda de Dios”.A obras como ésta  van las ayudas que Manos Unidas solicita de nosotros estos días. 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 310 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar.Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989).El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”.El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa.En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.