Las cifras de desempleados alcanzan valores “insoportables” para el Obispo de Bilbao, monseñor Mario Iceta

La revista mensual que publica La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) se hace eco de una extensa reflexión sobre la crisis, escrita hace algunos meses, que recoge muchas de las preocupaciones expresadas, en más de una ocasión, por monseñor Mario Iceta. El Obispo de Bilbao, además de mostrar su cercanía con los que peor lo están pasando, agradece a los miles de voluntarios que están donando su tiempo y sus bienes “de modo constante”.

En el texto escrito durante el verano y publicado ahora por la HOAC, el Obispo monseñor Iceta solicita “repensar y reflexionar sobre los principios que sostienen nuestra economía” porque, a su entender, se hace necesario verificar si “sirven realmente a la promoción del bien común, a la dignidad de las personas, a la promoción de la justicia y a la promoción social”.

Monseñor Iceta considera que las cifras de desempleados alcanzan valores “insoportables” y califica esta cuestión como “una de las consecuencias más dramáticas de la actual situación”.
En la reflexión que realiza el prelado se apunta, en más de una ocasión, la necesidad de fomentar un trabajo digno sin “crear empleo a cualquier precio”.

Ante esta perspectiva, monseñor Iceta fundamenta su opinión basándose en la Doctrina Social de la Iglesia en la que se afirma que “la empresa debe ser una comunidad solidaria, no cerrada en los intereses corporativos, tender a una ecología social del trabajo, y contribuir al bien común incluida la salvaguardia del ambiente natural”.

Propuestas concretas

El Obispo de Bilbao propone buscar caminos “justos” para que las familias que han perdido el empleo y se “acercan angustiosamente a un duro empobrecimiento” no pierdan su casa. En este sentido, añade que las medidas de austeridad, “si son necesarias”, deben estar justificadas y no ser “generadoras de injusticias o desprotección en los más desfavorecidos”.

Monseñor Iceta solicita que se priorice el ajuste en los “aspectos de menor necesidad y de lo que es más fácil reducir” y que estos recortes vayan acompañados “de medidas enérgicas de estímulo de la economía, de creación y de fomento de empleo”.

En la amplia reflexión el prelado solicita “una protección social justa”, “la persecución del fraude fiscal” y “la gestión honesta y transparente de los recursos públicos”, entre otras peticiones.

Algunas preocupaciones

Monseñor Iceta muestra su “dolorosa preocupación” ante los hogares en riesgo de desahucio. Del mismo modo, conmina a mirar a los inmigrantes “como quienes realmente son, hermanos nuestros” por lo que pide no excluirlos de los servicios básicos porque son uno de los colectivos “que acusan con mayor severidad la falta de empleo”.

El Obispo recuerda que el descanso festivo es un derecho y por lo tanto, “los motivos que justificasen la actividad económica durante el domingo, deberían estar sólidamente fundamentados”.

En la última parte de su reflexión, el Prelado recuerda que aunque nuestro futuro esté estrechamente ligado a la comunidad europea muchos se preguntan, sobre qué fundamentos se está construyendo y si es verdaderamente “la Europa de la comunidad de pueblos, que quieren estrechar lazos en base a una raíz común inspirados por el humanismo cristiano”.

El Obispo de Bilbao, monseñor Mario Iceta, finaliza pidiendo a los creyentes que “seamos sembradores de esperanza, constructores de un futuro en el que merece la pena gastarnos por el bien común de los demás”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39185 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).