Ayunar voluntariamente

Mons. Joan E. Vives      Este viernes pasado hemos podido celebrar una jornada de ayuno voluntario contra el hambre, promovida desde hace más de cincuenta años por «Manos Unidas«. Una jornada que ya tiene una larga tradición, y que espera que las personas y aún mejor las familias que lo puedan hacer, destinen una comida, la cena del viernes (o de otro día), a orar y reflexionar sobre tantos hermanos nuestros de todo el mundo que no tienen lo necesario para comer, y actúen un poco, cambien su suerte, destinando solidariamente lo que puedan ahorrar, para que otros puedan tener la comida y lo imprescindible para vivir. Dice el Señor: «Este es el ayuno que yo quiero: partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, cubrir a quien ves desnudo y no desentenderte de los tuyos. Entonces surgirá tu luz como la aurora, y enseguida se curarán tus heridas» (Is 58,6-8).
 
En la última Asamblea de «Manos Unidas» de Urgell-Andorra del pasado enero revisamos los proyectos iniciados en el año 2012 y el total recogido fue de 67.842 euros. Representa una cierta disminución respecto del 2011 en cuanto a donaciones y colectas, quizá por la crisis económica, pero podemos decir que se mantiene el aprecio de los fieles y de mucha gente de buena voluntad por esta Campaña anual, humilde y llevada a cabo preferentemente por mujeres, que son las que quisieron cambiar las cosas, y no se conformaron con que el hambre fuera inexorable. Ahora esta Asociación católica tiene un gran prestigio y colabora enormemente en todo el mundo en proyectos de desarrollo y de paz.
 
La Campaña de este año se centra en el lema: «No hay justicia sin igualdad«, valorando la promoción de la igualdad y de la autonomía de las mujeres en todo el mundo. Valora la mujer, como base de la justicia y no sólo como alguien que participa. El cartel elegido muestra una mujer africana llevando dos cestas en los hombros, donde se dice que «no hay justicia», «sin igualdad», metáfora de las balanzas con las que normalmente se representa la virtud de la justicia. Y los colores son llamativos, potentes, y aportan un soplo de optimismo y de esperanza.
 
En Urgell para este año Manos Unidas ha escogido dos bellos proyectos donde irán destinadas las ayudas y el producto de nuestros ayunos de 2013: uno en Nigeria, África occidental, para prevenir la violencia y la discriminación contra las mujeres. Y el otro en Guatemala, en la Diócesis de Verapaz, ayudando a fortalecer la cobertura de una Radio comunitaria educativa, que permitirá dar educación, clases, comunicación de lo que pasa, etc. a una población indígena, de casi un millón de personas, que de otro modo no podrían comunicarse. Ellos también colaboran con una parte de los costes.
¡Da tanta alegría cuando los visitantes de zonas deprimidas del Tercer Mundo, lugares alejados de los grandes circuitos del turismo, se encuentran con instituciones que son ayudadas por Manos Unidas! Porque ven que el dinero llega, y la solidaridad se muestra muy real en estos lugares. Recordemos lo que cada tarde predicaba San Juan de Dios, el limosnero de Dios: «haceos bien a vosotros mismos, dando limosna a los pobres«, pues la limosna enriquece al que la da y al que la recibe. «¡Señor, da pan a los que tienen hambre y hambre a los que tienen pan!» (bendición de la mesa citada por Miguel Delibes en un cuento).
 
+ Joan E. Vives
Arzobispo de Urgell
Mons. Joan E. Vives
Acerca de Mons. Joan E. Vives 291 Artículos
Nació el 24 de Julio de 1949 en Barcelona. Tercer hijo de Francesc Vives Pons, i de Cornèlia Sicília Ibáñez, pequeños comerciantes. Fue ordenado presbítero en su parroquia natal de Sta. María del Taulat de Barcelona. Elegido Obispo titular de Nona y auxiliar de Barcelona el 9 de junio de 1993, fue ordenado Obispo en la S.E. Catedral de Barcelona el 5 de septiembre de 1993. Nombrado Obispo Coadjutor de la diócesis de Urgell el 25 de junio del 2001. Tomó Posesión del cargo el 29 de julio, en una celebración presidida por Mons. Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico en España y Andorra. El día 12 de mayo del año 2003, con la renuncia por edad del Arzobispo Joan Martí Alanis, el Obispo Coadjutor Mons. Joan-Enric Vives Sicília pasó a ser Obispo titular de la diócesis de Urgell y copríncipe de Andorra. El 10 de julio del 2003 juró constitucionalmente como nuevo Copríncipe de Andorra, en la Casa de la Vall, de Andorra la Vella. El 19 de marzo del 2010, el Papa Benedicto XVI le otorgó el titulo y dignidad de Arzobispo "ad personam". Estudios: Después del Bachillerato cursado en la Escuela "Pere Vila" y en el Instituto "Jaume Balmes" de Barcelona, entró al Seminario de Barcelona en el año 1965 donde estudio humanidades, filosofía y teología, en el Seminario Conciliar de Barcelona y en la Facultad de Teología de Barcelona (Sección St. Pacià). Licenciado en Teología por la Facultad de Teología de Barcelona, en diciembre de 1976. Profesor de lengua catalana por la JAEC revalidado por el ICE de la Universidad de Barcelona en julio de 1979. Licenciado en Filosofía y ciencias de la educación -sección filosofía- por la Universidad de Barcelona en Julio de 1982. Ha realizado los cursos de Doctorado en Filosofía en la Universidad de Barcelona (1990-1993).