Jornada de la Infancia Misionera: El abrazo de los niños misoneros

Mons. Vicente Jiménez Zamora      El cuarto domingo de enero se celebra en toda la Iglesia en España la Jornada dela Infancia Misionera.Sonlos niños quienes, en la estela de la Epifanía del Señor, vuelven a tener el protagonismo enla Iglesia. Nosrecuerdan el significado de la misión y abrazan, comolo hizo Jesús, a quienes son destinatarios del amor de Dios. Los niños son misioneros de la esperanza y, en Europa, con su abrazo, hacen que el amor sea digno de fe. 

Los objetivos de la Jornada son: ayudar a los educadores  -padres, catequistas y profesores-  a desarrollar en la formación cristiana de los niños la dimensión misionera universal; suscitar en los niños y en los mayores el deseo de compartir con otros niños, con la oración y la ayuda económica, la alegría de ser “misioneros” de Jesús; colaborar con otros niños de Infancia Misionera para que entre todos ayuden a aquellos que más lo necesiten en cualquier parte del mundo. 

Cuando hablamos de la misión, inmediatamente pensamos en los misioneros, hombres y mujeres adultos que han dejado su casa, la tierra que les vio nacer, sus familias y sus comunidades, y se han lanzado a la aventura de llevar el reino de Dios a los lugares más recónditos, a las geografías más extremas. Sin embargo, la misión no es solo cosa de los misioneros. Los niños también son protagonistas y promotores de la misión, y acreditados valedores del espíritu que anima el envío mismo. 

¿Cómo pueden  los niños ser  misioneros? La respuesta nos la da el Papa Benedicto XVI, cuando dijo en un encuentro con niños dela Obra Pontificiadela Infancia Misionera, en mayo de 2009: “Tenéis un hermoso programa, indicado por vuestra portavoz: escuchar, rezar, conocer, compartir, ser solidarios. Estos son los elementos esenciales que constituyen realmente una forma de ser misionero, de hacer que crezca la Iglesia y la presencia del evangelio en el mundo”. 

En los últimos cinco años, el Secretario Nacional de España de la Obra dela Infancia Misioneraha invitado a los niños españoles a una aventura: recorrer con la Iglesia los cinco continentes. Este año, los niños de Infancia Misionera invitan a los de Europa a formar una nueva humanidad y, para ello, se les ha ofrecido el lema: “Con los niños de Europa… acogemos a todos como Jesús”.

 

+Vicente JiménezZamora

Obispo de Santander

 

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 231 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma.CARGOS PASTORALESSu ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria.El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017.Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014.El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.