Epifanía de Jesús

Mons. José Manuel Lorca      Hoy, María y José presentan a Dios al mundo, al universo, ¿por qué no te acercas? Una familia humilde y sencilla manifiesta el mayor de los tesoros, ante el cual los ángeles han cantado himnos de gloria y alabanzas:  Nuestro Señor Jesucristo. ¡Qué admirable es Dios! ¿Os habéis fijado que toda la sabiduría de Dios y su poder está en este frágil bebé?, pero advertid que los hombres que se han fiado de las señales de Dios se han beneficiado del privilegio de adorarlo, los incrédulos no. Los Magos han recorrido medio mundo hasta que han llegado a la presencia de Dios, han soportado toda clase de aventuras; han podido pasar por locos, pero han permanecido fieles a la señal de Dios, a pesar de los momentos de oscuridad. Estos personajes han peregrinado, porque estaban convencidos de que Dios existía, y que era un Dios justo y bondadoso, por eso se pusieron en camino, en lo más hondo de su ser buscaban el derecho, la justicia que debía venir de Dios, y querían servir a ese Rey, postrarse a sus pies, y así servir también ellos a la renovación del mundo. 

Siguieron una estrella, pero esta no era lo importante, la importancia estaba en que se fiaron de la voz de Dios que les guiaba desde el corazón, a la estrella la verían muchas personas más, que no se acercaron a Belén. Fue Dios quien les llamó y les invitó y fue a Dios al que encontraron, no en el palacio de Herodes, sino que se postraron ante una criatura de gente pobre. El nuevo Rey era muy diferente de lo que se esperaban. Entonces comenzaron un camino a caer en la cuenta que el poder de Dios es diferente al poder de los grandes del mundo. En este mundo, Dios no le hace competencia a las formas terrenales del poder. Dios es diferente; ahora se dan cuenta de ello. Y eso significa que ahora ellos mismos tienen que ser diferentes, han de aprender el estilo de Dios. 

En esta fiesta de la Epifanía lo que sobresale es la fe, la fe es la que nos acerca a Dios para adorarle y María nos ofrece en sus brazos al que nos salva 

+José Manuel Lorca

Obispo de Cartagena

Mons. José Manuel Lorca
Acerca de Mons. José Manuel Lorca 293 Articles
Mons. D. José Manuel Lorca Planes nació en la localidad murciana de Espinardo, diócesis de Cartagena, el 18 de octubre de 1949. Curso los estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor "San Fulgencio“ de Murcia. Es licenciado en Teología Bíblica por la Facultad de Teología de Granada. Recibió la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1975. Recibió la ordenación episcopal en Teruel el 6 de marzo de 2004. Nombrado Obispo de Cartagena el 18 de julio de 2009, tomó posesión el 1 de agosto de ese mismo año. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades.