Todo el mundo es hoy tierra de misión

Mons. Àngel Saiz Meneses      El reciente Sínodo de los Obispos sobre la nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana que se ha celebrado en Roma el pasado mes de octubre, señalaba tres líneas pastorales para la Iglesia. La primera se refiere a una adecuada preparación y pedagogía de los sacramentos de la iniciación cristiana.

En este comentario deseo referirme a la segunda línea señalada por el Papa. “La Iglesia–dijo textualmente- tiene la tarea de evangelizar, de anunciar el Mensaje de salvación a los hombres que aún no conocen a Jesucristo”. Y explicó que en el transcurso de las reflexiones sinodales –que el Papa siguió cada día con mucha atención, pues era para él como una oportunidad para auscultar la salud dela Iglesiaen todos los continentes- se subrayó también que existen muchos lugares en África, Asia y Oceanía donde los habitantes, muchas veces sin ser plenamente conscientes de ello, esperan con gran expectativa el primer anuncio del Evangelio. “Por tanto –subrayó el Papa-, es necesario rezar al Espíritu Santo para que suscite enla Iglesiaun renovado dinamismo misionero, cuyos protagonistas son de modo especial los agentes pastorales y los fieles laicos”.

Obviamente, la llamada misión ad gentes, es la actividad que corresponde a la predicación del Evangelio y la implantación dela Iglesia en tierras de misión. He escogido para este comentario la fiesta dela Epifanía o la manifestación del Señor porque esta es una fiesta muy misional. Los tres Reyes llegados desde lejanas tierras para ver al Señor pueden muy bien personificar todos cuantos esperan el anuncio de Jesús, presintiendo que el Salvador es el sí de Dios Padre en el Espíritu a todas las esperanzas y expectativas de la humanidad. Resulta también muy significativo quela Iglesia, en este día de Reyes, celebre una de las jornadas misionales del año cristiano: el Día del Catequista Nativo. Es decir, de aquellos laicos que, en tierras de misión son unos valiosos colaboradores de los sacerdotes y de los diáconos en la predicación y en la educación de la fe.

Pero se ha dicho asaímismo con toda razón que todo el mundo es hoy tierra de misión. También nuestros países de antigua evangelización y de secular tradición católica. Benedicto XVI, en la homilía de la misa de clausura hizo esta afirmación: “la globalización ha causado un notable desplazamiento de poblaciones; por tanto, el primer anuncio se impone también en los países de antigua evangelización. Todos los hombres tienen el derecho de conocer a Jesucristo y su Evangelio; y a esto corresponde el deber de los cristianos, de todos los cristianos –sacerdotes, religiosos y laicos- de anunciarla Buena Noticia”.

He mencionado antes la petición del Papa que nos invita a rezar al Espíritu Santo para que suscite en la Iglesia un renovado dinamismo misionero. Creo que este es uno de los puntos cruciales del Año de la Fe que estamos celebrando. Nada es más necesario ni más urgente que pedir al Espíritu Santo que abra los corazones de muchos hombres y mujeres de hoy a la Palabra del Evangelio y a la vivencia de la fe. Nos va en ello la fecundidad de este Año que nos ha propuesto el Santo Padre. 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 310 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar.Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989).El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”.El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa.En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.