265 adolescentes se reúnen en Úbeda para celebrar la Vigilia de la Inmaculada

En pleno adviento se ha celebrado en la diócesis de Jaén la Vigilia para adolescentes organizado por la Delegación Episcopal para la Infancia y la Adolescencia con el lema “María, llévanos a Jesús”.

En la víspera de la fiesta de la Inmaculada, este encuentro diocesano tuvo sede en este “Año de la fe” en la renacentista ciudad de Úbeda, donde también en 1991 se celebró este acontecimiento mariano con motivo del IV Centenario de la muerte de San Juan de la Cruz. La Delegación ha querido de esta manera ir haciéndose presente por la geografía diocesana de Jaén para facilitar así la participación.

En torno a María, modelo de fe y de colaboración con los planes del Señor, fueron llegando al Colegio Santo Domingo Savio de los padres salesianos los 265 adolescentes que participaron en este evento procedentes de cofradías, movimientos y parroquias de diversos puntos de la geografía jienense.

Acompañados por sus catequistas o párrocos los chicos y chicas fueron integrándose en esta movida cristiana que comenzó a las seis de la tarde. Tras la inscripción y correspondiente fotografía los grupos tuvieron que realizar inicialmente una pequeña y alegre actividad en el salón de actos como presentación y ambientación.

El Obispo de Jaén, monseñor Ramón del Hoyo López, tras saludar y dar la bienvenida a los asistentes, se dirigió a ellos recordando dos pasajes evangélicos. El de Zaqueo que recibió a Jesús en su casa y les explicó que hoy como entonces también quiere Jesús conocer a otros chicos y desea intimar con ellos. El segundo texto fue el de los jóvenes pescadores (Andrés y Juan) amigos de Juan el Bautista, que lo dejaron todo y siguieron al Maestro, pero además también llamaron a otros, a sus hermanos, para que emprendieran este nuevo camino junto al Señor. Seguía el Obispo diocesano diciéndoles como Cristo se vale de personas para que otros puedan conocer su proyecto de felicidad y de plenitud para los hombres. Así mismo les animaba a invocar a María, como Madre para que nos lleve siempre a su Hijo. Finalizaron sus palabras felicitando y exhortando a los adolescentes a que en este año de la fe descubran qué es ser cristiano y cuál es el sentido de sus vidas.

La Vigilia continuó con un genial happening. Usando los nuevos lenguajes a los que nos sugiere la Nueva Evangelización, se presentó una dramatización con un profundo mensaje. La presencia del pecado en el mundo hace que la injusticia, el egoísmo, la pereza, el odio, la indiferencia estén presentes, pero hay otra alternativa que libera del pecado, del mal que hay en el mundo y es que Dios desde su infinito amor quiso ayudarnos a quitar esta lacra que nos empequeñece y nos llena de tristeza y así a través de María, nos envió a su Hijo para que como ella acogiéramos su palabra e iniciáramos en nosotros una vida nueva, un sí a Dios, una vida de fe, de generosidad, de entrega, de amor. Con bellas imágenes, con una interpretación estupenda y una música extraordinaria nos llegaba el mensaje de la confianza en el Señor, de que María nos enseña a que si contamos con Dios todo lo podemos y que merece la pena ser cristiano hoy.

Siguiendo la programación establecida se realizaron los talleres. Con el objetivo de adaptarse mejor a los intereses de los chicos se subdividieron en un taller para 1º y 2º de la ESO y otro para 3º y 4º. El primero de ellos, denominado “Confianza en Dios” tuvo como objetivo que los participantes descubrieran a partir de un divertido juego, como María, mediadora, nos conduce a Jesús ayudándonos a sortear todos los obstáculos que encontramos en nuestro camino, así como a poner como la Virgen nuestra confianza en Jesús. Los destinatarios del segundo taller, “Cuento contigo”, partiendo de la necesidad que tiene el mundo de humanizarse, de confiar en los demás, de ver como entregarse a los demás es posible, fueron descubriendo que Dios quiere contar con nosotros como contó con María, para que seamos sus testigos amando como Cristo nos enseñó para lo que es necesario contar también con Él.

Tras la cena y la convivencia concluyó la Vigilia con la celebración de la Eucaristía en la capilla del colegio salesiano presidida por Juan Ignacio Damas, arcipreste de Úbeda, en la que concelebraron una decena de sacerdotes. El Delegado Episcopal, Javier Valsera, despidió el encuentro agradeciendo a todos la participación, deseando un feliz regreso y animando a que si el lema de la Vigilia era “María, llévanos a Cristo”, igualmente nosotros llevemos a Cristo a nuestra familia, a nuestros amigos, a todos. Así concluyó la Vigilia de la Inmaculada que con gran entusiasmo lleva elaborando desde hace tiempo el equipo de la Delegación Episcopal de Infancia y Adolescencia, que desde bien temprano se hallaban en Úbeda preparando la jornada junto a un numeroso grupo de voluntarios de Jódar.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41087 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).