Campaña a favor de Proyecto Hombre en Cope

Mons. Francisco Cerro     La droga, desde hace tiempo, ha conseguido adentrarse en la sociedad de forma sigilosa, pero sus consecuencias no pueden ser más sonoras y desastrosas, hasta el punto de destrozar familias enteras en las que alguno o algunos de sus miembros han caído en sus redes y no han sido capaces de salir de ellas. Las instituciones estatales, que tantos resortes tiene, casi siempre, para luchar contra situaciones adversas, aún no ha sido capaz de solventar este grave problema. Así las cosas, el sacerdote italiano, P. Mario Picchi, concienciado con los estragos que la droga estaba ocasionando en todos los estamentos de la sociedad, inicia el Proyecto hombre, con la intención de procurar una solución que intentara paliar los estragos que tan silencioso enemigo estaba ocasionando en la vida de tantas y tantas personas. El Proyecto hombre, sin duda, fundamentado en el humanismo cristiano, pero también, habida cuenta de la misión para la que fue creado, posee un importante grupo terapéutico profesional cuyos conocimientos nos son necesarios para intentar recuperar para la sociedad a las personas que allá llegan con la confianza de que es un lugar donde se le puede dar solución a su situación límite.

El Proyecto hombre, cuyos resultados estamos comprobando, gracias a Dios, con frecuencia ya que, periódicamente, son muchas las personas allí acogidas que reciben el alta para reincorporarse a la sociedad.

Este Proyecto, con grandes esfuerzos, está siendo apoyado y financiado,
con la ayuda de alguna institución, por la Diócesis de Plasencia y la Dió-
cesis de Coria-Cáceres y todo se realiza con unos costes elevadísimos por
la necesaria contratación de profesionales que son necesarios para tratar
a todas las personas que se acogen al mismo. A las personas, víctimas de la droga, en la mayor parte de las ocasiones les resulta imposible afrontar
los gastos que conlleva la estancia en el lugar donde van a recibir la terapia adecuada para curarse. Teniendo en cuenta que las dos diócesis (Plasencia y Coria-Cáceres) estamos realizando un esfuerzo titánico para sacar
adelante todo esto y para conseguir la concienciación en las parroquias,
asociaciones, movimientos, instituciones, etc. para que con la ayuda de
todos podamos seguir manteniendo algo tan necesario, máxime cuando
para muchos, es su única y última esperanza.

Un año más, llegando estas fechas, os realizo un llamamiento para que
todos participéis en la Campaña del Proyecto hombre. Nuestra Diócesis de Coria-Cáceres realiza la campaña a través de las ondas de la Cadena CoPE, será durante los días 17 al 21 de diciembre próximo, en horario de 13:04 a 13:30 horas y en la frecuencia 91.6 Fm. la cuenta está abierta en Caja de Extremadura (liberbank) 2048 1289 00 3400000792. Sólo es necesario indicar en el concepto que es para Proyecto Hombre.

Ayudemos, entre todos, a través del Proyecto hombre, a que esos
hermanos nuestros que tuvieron la mala suerte de caer en esa esclavitud
que se denomina droga, puedan reincorporarse a la sociedad. Por favor,
no les volvamos la espalda. La droga, con centros como el Proyecto Hombre, puede ser derrotada y los que se encargan de proporcionarla también, siempre y cuando la sociedad se conciencie de que esto es posible.
Necesitamos vuestra aportación para salvar vidas y para hacer felices a
unas familias, que en momentos difíciles han tenido perdidos a sus hijos,
hermanos, maridos o mujeres. Seamos solidarios.

† Francisco Cerro Chaves,
Obispo de Coria-Cáceres

Mons. Francisco Cerro Chaves
Acerca de Mons. Francisco Cerro Chaves 181 Articles
Nació el 18 de octubre de 1957 en Malpartida de Cáceres (Cáceres). Cursó los estudios de bachillerato y de filosofía en el Seminario de Cáceres, completándolos en el Seminario de Toledo. Fue ordenado sacerdote el 12 de julio de 1981 en Toledo, desempeñó diversos ministerios: Vicario Parroquial de "San Nicolás", Consiliario de Pastoral Juvenil, Colaborador de la Parroquia de "Santa Teresa" y Director de la Casa Diocesana de Ejercicios Espirituales. En la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma se licenció y doctoró en Teología Espiritual (1997), con la tesis: "La experiencia de Dios en el Beato Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938). Estudio teológico espiritual de su vida y escritos". Es doctorado en Teología de la Vida Consagrada en la Universidad Pontificia de Salamanca. Autor de más de ochenta publicaciones, escritas con simplicidad y dirigidas, sobre todo, a la formación espiritual de los jóvenes. Miembro fundador de la "Fraternidad Sacerdotal del Corazón de Cristo". Desde 1989 trabajó pastoralmente en Valladolid. Allí fue capellán del Santuario Nacional de la Gran Promesa y Director del Centro de Formación y Espiritualidad del "Sagrado Corazón de Jesús", Director diocesano del "Apostolado de la Oración", miembro del Consejo Presbiteral Diocesano; delegado Diocesano de Pastoral Juvenil y Profesor de Teología Espiritual del Estudio Teológico Agustiniano. El 2 de septiembre de 2007 fue ordenado Obispo de Coria-Cáceres en la ciudad de Coria. En la Conferencia Episcopal Española es miembro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, departamento de Pastoral de Juventud, y de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada.